Tag Archives: espinaca

Spanakopita Vegana

8 Oct

Me encanta la comida griega…  y cada vez que visito a mi hermana siempre visitamos este restaurancito griego que hacen los mejores sándwiches en pan pita rellenos con una ensalada griega con berenjenas cocidas.  Es tan rico que me dan antojos cada vez que mi avión aterriza en la Florida.

Y por el primer año de mi sobrina, mientras mi hermana la lactó, mi hermana tuvo que mantener una dieta libre de lácteos porque por alguna razón a la bebé le causaba salpullido.  Y a mi hermana le encantan los spanakopitas tanto o más que a mí.  Así que como soy la hermana mayor alcahueta, quise hacerle una versión de los spanakopitas para que ella no tuviera que velarnos a nosotros comerlas y ella salivando sin poder probar.

Según mi hermana… fueron todo un éxito.  Así que quiero compartir la receta con ustedes:

 

Receta de KarmaFree Cooking

SPANAKOPITAS VEGANAS

16 hojas de phyllo integral

1½ bolsa de espinacas congeladas, que las hayas descongelado y exprimido bien

1 empaque de Tofutti Better than Cream Cheese

½ empaque de Tofutti Better than Sour Cream

½ empaque de Tofutti Better than Ricotta

2 limones amarillos – la ralladura de la cascara y el jugo

1 cebolla, picadita pequeña

2 dientes de ajo, picaditos chiquitos

½ taza de perejil italiano, picadito

½ taza de albahaca fresca, picadita

½ taza aproximadamente de Aceite de Oliva, para usarse en varias ocasiones

1 cda Sal Kosher

1 cdita Pimienta a gusto

  1. Para preparar el relleno, calienta un sartén mediano a fuego mediano también.  Añádele un chorrito de aceite de oliva, la cebolla y el ajo picadito.  Cocínalos por unos minutos para que se ablanden y se cocinen, pero sin que se doren.
  2. En un bowl grande mezcla la espinaca que exprimiste bien, las cebollas y ajo cocidos, los quesos de tofutti, el sour cream, la ralladura de cáscara de limón y el jugo, tratando de evita que le caigan semillitas a la mezcla y un chorrito de aceite de oliva.  Sazónalo con sal y pimienta.  Mézclalo todo bien y ponlo a un lado también.
  3. Para preparar el terreno para trabajar con el phyllo, primero consíguete 2 toallas de cocina limpias que las vas a humedecer y exprimirlas bien.  Una la vas a usar para tapar las hojas de phyllo que no hayas usado aún.  La otra la usarás para tapar los patelillitos que ya hayas doblado.
  4. Ahora que ya tienes tus toallitas humedecidas, crea un área de trabajo con las hojas de phyllo, el aceite de oliva y una cucharadita – de esas con las que comes.  Me gusta trabajar en un picador grande… y coloca una hoja de phyllo en el picador.  Asegúrate de siempre tapar las hojas de phyllo que no has usado con la toallita húmeda.  Si no, se te secan y se rompen cuando las vayas a usar.
  5. Con la cucharadita, vierte un poquito aceite de oliva sobre la hoja de phyllo.  Usando la parte de atrás de la misma cucharita, riega en lo que puedas ese chorrito de aceite que echaste.  Cuidadosamente, coloca otra hoja de phyllo encima de la que ya tienes con aceite de oliva.  Ahora, échale más aceite de oliva y trata de echarla en lugares diferentes de conde habías echado antes, en la dirección opuesta.  Por ejemplo, si con la primera hoja echaste el chorrito de derecha a izquierda, ahora echa el chorrito de arriba hacia abajo,  hacia ti.
  6. Usando un cuchillo afilado o una rueda para picar pizza, corta esas hojas de phyllo con mantequilla en 4 secciones larguitas.  Las pico a la mitad de arriba hacia abajo y después pico esas dos mitades a la mitad nuevamente.  No tiene que ser exacto, pero si tienes una regla para que te salgan lo más parejito posible, es mejor. Así terminarás con paquetitos de más o menos el mismo tamaño.
  7. Ahora, usando una cucharada de medir, mide una cucharada del relleno y colócala en la parte de debajo de una de las tiras de phyllo que creamos, dejando aproximadamente 1 pulgada en la parte de abajo.  Dobla esa pulgada que dejaste sobre el relleno de espinaca y dobla los bordes a lo largo hacia adentro, similar a como envuelves un burrito.
  8. Ahora, dobla el paquetito que acabas de doblar alejándolo de ti hasta que hayas creado un paquetito de espinaca rectangular envuelto completamente en phyllo.  Al terminar cada paquetito, colócalo en una bandeja y los cubres con la otra toallita o pañito húmedo, en la medida que los vas preparando uno a uno.
  9. Debes terminar con 32 paquetitos  en total.  Puedes apilar 3 hojas de phyllo, en vez de 2 solamente, y terminarás con unos paquetitos con más pastelillito alrededor.  Sólo que necesitarás 20 hojas de phyllo en vez de solamente 16.  Lo he hecho de las dos maneras, y pienso que con 2 hojitas de phyllo es suficiente para la cantidad de relleno.
  10. Ahora… puedes hornearlos inmediatamente después de prepararlos o puedes congelarlos en bolsitas plásticas de freezer para que los puedas hornear cuando deseas.  Yo los mantengo separados con unas hojitas de papel encerado entremedio.  Así son igual de convenientes que los que se consiguen en Costco.
  11. Para hornearlos…  pon el horno a 375F y coloca los triangulitos de spanokopita en una bandeja para hornear que hayas engrasado.  Colócalos unos al lado del otro por aproximadamente 12-15 minutos hasta que se doren.  Algunas veces, lo que hago es que apago el horno a los 12 minutos y dejo en el horno tostadora calientito por unos minutos mas para que se terminen de cocinar por dentro bien con el calorcito del horno sin que se doren mas por fuera.
  12. Y espera un ratito en lo que le metes el diente…  porque salen del horno ¡CA-LIEN-TE!

Estos paquetitos salen un poco más grandes que los triangulitos que usualmente hago.  Estos son perfectos para almorzar o una cena liviana.  Me preparo 2-3  en el horno tostadora con una ensalada y ya.

Mi hermana me dijo que le encantaron, especialmente el toquecito de limón que tienen.  Y no podía creer que fueran hechos sin lácteos por completo.  El relleno es cremosito, muy similar a los originales hechos con queso tradicional que les compartí anteriormente.  Espero que los disfruten… y que vean que se pueden disfrutar las mismas delicias internacionales haciéndolas en casa con los ingredientes que podemos comer…

Anuncios

Lau Lau

18 Sep

Un Lau Lau es un envuelto de batata al vapor.  Este es un plato bien típico hawaiano.  He hecho en muchas ocasiones envueltos en hojas de repollo (notita mental de incluir algunas de esas recetas en el blog…), pero nunca he hecho envueltos con lo que le llaman en inglés “collard greens”, que es lo que decían todas las recetas de lau lau que vi en el internet.    Estaba preparada para hacer la receta con hojas de repollo rizado o hasta repollo verde regular, pero me alegré cuando encontré los famosos collard greens en el súper.  YAY!!

Esta receta no es difícil para nada…  pero tiene varios pasos que debes seguir para que el resultado sea el mejor posible.  Es una receta que se hace mejor en grupo…  con alguien más para que dividas las tareas.

Yo no sé cuan grandes hacen los lau lau en Hawái, pero nosotros estábamos haciendo esta receta para 40 personas, y en el menú habían 10+ platos en el bufet, así que los hicimos pequeños.  Use la mitad de la hoja de collad green por cada paquetito de lau lau.  Si la hoja era pequeña, pues usaba una hojita completa.  Pero es tu decisión de cuan grandes o pequeños quieres hacerlos.

La técnica de envolverlos y que queden lindos toma  un poco de práctica, pero en realidad lo importante es hacer el paquetito que cubra todo el relleno que le eches dentro para que se pueda hacer al vapor y que no se salga nada de la hoja verde brillante.

 

Receta de KarmaFree Cooking

LAU LAU

10-12 hojas de collard greens

2 batatas blancas medianas, peladas y picadas en trozos de 1-2 pulgadas

10 setas cremini o blancas, picaditas

2 tazas de espinaca congelada, descongelada y exprimida lo mas posible

1 cebolla amarilla grande, picadita

1 pimiento rojo, picadito

2 dientes de ajo, picaditos chiquititos

1 cubito de caldo de vegetales

½ taza de leche de coco

Aceite de Oliva

Sal y Pimienta a gusto

 

  1. En una cacerola mediana, pon las batatas picadas en agua de sal a hervir.  Cocínalas hasta que estén blanditas.  Ponlas a un lado y déjalas en el agua caliente para que se te haga mas fácil majarlas luego..
  2. En una olla grande, pero llana, coloca como 2 pulgadas de agua a hervir.  Échale bastante sal al agua… como si estuvieras cocinando pasta.  Coloca algunas de las hojas de collard greens en el agua caliente por 1-2 minutos cada una hasta que las hojas se ablanden un poco y se vuelvan de un color verde brillante.  Pasa las hojas cocidas a un recipiente con agua de hielo con sal para que paren de cocinarse y se mantenga el color verde de las hojas.  Cuando las hojas se enfríen, muévelas a una bandeja de hornear con hojas de papel toalla para escurrirles el agua lo más posible.
  3. En un sartén grande a fuego mediano, echa un chorrito de aceite de oliva y saltea las cebollas, pimientos, ajo y el cubito de vegetales.  Añade las setas y cocínalas hasta que se doren un poco.  Añade la espinaca que exprimiste bien y Menelao para que los ingredientes y los sabores se combinen.  Sazónalo todo con sal y pimienta y ponlo a un lado.
  4. En un bowl grande, echa las batatas hervidas y májalas con un poquito de aceite de oliva.  Añádele a las batatas majadas  las setas y espinacas cocidas con el resto de los vegetales.  Échale un poquito de leche de coco para ablandar el majado.  Ve poco a poco  para que no se te vuelva demasiado blandita.
  5. Seca las hojas de collard greens que escurriste.  Pícale el tallo duro a cada hoja.  Pica cada hoja en la mitad por la misma línea donde estaba el tallo.
  6. Coloca aproximadamente ¼ taza de majado de batata en la parte de abajo de la hoja, dejando un bordecito como de 1 pulgada y la enrollas como enrollas un burrito…  dobla la parte de abajo sobre el majado, dobla hacia adentro cada lado y enrollas haciendo un paquetito lo mas apretadito posible.  Continúa haciendo rollitos hasta que se te acabe el relleno o las hojas.

En este punto… puedes guardar los paquetitos o puedes ponerlos al vapor inmediatamente.  Para el Festival de Platos Hawaianos hicimos todos los paquetitos la noche antes y los pusimos al vapor la mañana del Festival, ya que íbamos a comer a la hora de almuerzo.

  1. Pon una olla para cocinar al vapor con agua hirviendo.  Yo siempre le echo un poquito de sal al agua…  Coloca los rollitos en la canasta para cocinar al vapor, tápalo y cocina al vapor por 2-3 minutos.  Como nuestros paquetitos pasaron al noche en la nevera, los cocinamos al vapor por 5-6 minutos para asegurarnos que el relleno se calentara bien y no estuviera frio de nevera.  Con cuidado, sácalos del vapor con unas pinzas de cocinar.

Las hojas de collard greens son gruesas, pero se vuelven tiernas suficiente que se pueden cortar fácilmente con un cuchillo.  El relleno es dulce y saladito a la misma vez.  Esta es una nueva manera de disfrutar vegetales de hoja verde oscura, que tan saludables son.

Las 10 recetas favoritas de mi Mami

7 May

Adoro a mi mamá…  no estamos de acuerdo en muchas cosas, peleamos bastante, pero también tenemos mucho en común – nos encanta viajar, nos gusta la decoración, nos gusta irnos de shopping, nos gusta hacer yoga y meditar, entre otras cosas.

¿Y qué haces cuando quieres celebrar a la persona que te lo ha dado todo pero que ya tiene todo lo que quiere o necesita?  ¡Le cocinas!  Porque a todo el mundo le da hambre en algún momento y mucho más cuando te piden algo en especifico.

A veces, cuando estamos caminando las góndolas de The Boys Farmers Market, mami me dice “Oye Madelyn, ¿por qué no haces esto o lo otro esta noche?”

Así que para hacerle honor a la mamá más antojaíta del mundo, quiero compartir las recetas de KarmaFree Cooking que ella me pide una y otra y otra vez.  Maybe a tu mami también le gusten tanto como a la mía.

las recetas favoritas de mi mamá en KarmaFree Cooking

Rollitos de Espinaca

Dip de Cottage Cheese

Tofu con Vainitas y Habichuelitas Chinas

Pasta de Quínoa con Espinaca Fresca y Limón

Lasaña Blanca de Espinacas y Almendras

Setas rellenas de Espinacas

Bruschetta de Tomate

Tarta de Espárragos

Budín de Pan Integral

Cuatro Leches de Calabaza

Postre de Manzanas

 

 

Lo sé que hay 11 links en esta lista… pero no creo que le podamos llamar al dip de cottage cheese un receta como tal.  Pero les puedo asegurar sin que me quede nada de dudas, que si estoy comiendo cottage Cheese con tortillas de maíz y mi mamá me ve comiendo, ella monta guardia al frente mío a comer de mi plato hasta que le pida que pare.

Verde Espinaca…

2 Mar

Yo no me crié comiendo  lo que en Estados Unidos le llaman “greens” o vegetales de hoja verde oscura.    Eso no es algo que sea típico en la cocina puertorriqueña o cubana.  La espinaca era algo medio “yucky” que comía Popeye de una lata para ponerse fuerte y poderoso.

Y no recuerdo cuando es que mi opinión de la espinaca comenzó a cambiar positivamente, pero estoy muy agradecida de ese cambio.  La espinaca hoy día es mi hoja de ensalada preferida, especialmente la espinaca bebe que tan fácilmente está disponible ahora en cualquier supermercado.

Así que para celebrar el Día de San Patricio, quiero celebrar mi amor por la espinaca.  Cocida, cruda, congelada y descongelada… todas estas recetas celebran las ventajas y la versatilidad de la espinaca.  Espero que si alguno de ustedes todavía piensa comer yo en el pasado y no es muy amante de la espinaca que traten alguna de estas recetas a ver si cambian su perspectiva también.

Spinach Recipes Collage 2015 - SPA

Ensalada de Espinacas con Fresas

Ensalada de Espinacas con Higos, Queso Blue Cheese y Vinagreta Balsámica

Quesadillas Fritas de Espinacas con Queso de Cabra

Rollitos de Espinacas

Setas rellenas de espinacas

Croquetas de Espinacas

Risotto de Queso Gouda, Setas y Espinacas

Bucatini con Queso de Cabra, Espinaca y Tomate

Lasaña Blanca con Espinacas y Almendras

Lasaña de Setas y Espinaca que le vuela la Cabeza a cualquier otra lasaña

Pasta de Quínoa con Espinaca Bebé Fresca con Vinagreta de Limón Amarillo

Canoas de Plátano Maduro rellenas de Espinacas con Queso y Piñones

Si tuviera un enamorado, ¿qué le cocinaría hoy?

15 Feb

A mí me encanta cenar fuera en un restaurante, especialmente si alguien especial invita.  Pero la experiencia me ha enseñado que salir a cenar fuera, a un restaurante, es la peor idea para celebrar el Día del Amor y la Amistad.  Por mejores las intenciones, todos los restaurantes en estos días está repletos – y desgraciadamente – el servicio nunca es el mejor por todo el volumen extra que tienen de comensales.

Personalmente, creo que es mejor, y mucho más romántico, planificar una cena íntima en casa.   Preparar una velada con algunos platillos que sabes que te quedan espectacular y que le dejará saber a esa persona especial cuanto lo quieres – tanto por lo rico de los sabores como por el cuidado y atencion que pusiste al hacerlo.  Además, en las cenas íntimas caseras, la vestimenta puede ser opcional…;)

Desafortunadamente, este fin de semana de San Valentín me la estoy pasando de lo más chévere con un equipo de construcción quienes están remodelando mi pequñísima cocina para tornarla una bella, chic y moderna pequeñísima cocina.  Y, sin un amiguito espcial tampoco…

Pero me gusta jugar a soñar…  y si tuviera un enamorado al que quisiera decirle con mi comida lo mucho que lo quiero, ésto es lo que yo le cocinaría…

 

Cena Vegetariana de Enamorados

 

Comenzaría por una ensalada de arúgula, espinacas, higos y queso blue cheese, con una vinagreta balsámica.

El plato principal sería una deliciosa pasta al horno con 4 quesos, que siempre es el éxito de la noche para los que la prueban por primera vez.

Y como estamos en Puerto Rico, hay que acompañar esa pasta con unos platanitos maduros hechos con canela y vainilla.

Para terminar en una nota dulce, un sirop de carob para comer con fresas frescas.  Y para sorprenderlo, maybe le echo una pizquita de pimienta cayenne también.

 

¿Les gusta mi menú para mi novio imaginario?  ¿Cuál sería tu menú para dejarle saber a tu pareja que lo quieres mucho?