Tag Archives: ajo

Poke de Setas y Tofú

15 May

Poke es una ensalada de mariscos crudos que se sirve típicamente en Hawái.  Nunca la he comido, pero por lo que he podido apreciar es como el ceviche de Hawái.  Se pronuncia así mismo cómo de escribe en español – Po-Ke.

Cuando viajé a Perú probé ceviches veganos hechos de tofú y de setas blancas. A mi me supieron a los ceviches tradicionales que recordaba en mi mente. Así que decidí hacer nuestro “ceviche hawaiano”, poke, con setas y tofu. Para darle más color y hacer esta ensalada más interesante y más crujiente, incluimos el brócoli.

Este es un plato sencillo de hacer, pero con muchos pasos y componentes.  Siéntete en la libertad de hacer una parte la noche anterior a que deseas servirlo y haces los brócolis el mismo día en que lo comerán.  Así tienes lo mejor de dos mundos – tofu marinado bien chévere y con mucho sabor y brócolis verdecitos, crujientes y fresquecitos.

Poke - Ensalada Hawaiana - receta de KarmaFree Cooking

POKE DE SETAS Y TOFU

2 bloques de tofu extra firme

1 pinta de setas cremini, picadas en 4

Un maso de brócoli, los florets solamente y picados en 2 ó 3 cada uno

2 zanahorias medianas, peladas y ralladas

2 chalotes (shallots) grandes, picaditas chiquititas

4-5 cebollines, picaditos finitos

Como ¼ taza de sazon Garlic and Herbs

3 dientes de ajo, rallados

Un pedazo de jengibre como de 2 pulgadas de largo, pelado y rallado

½ taza de aceite de oliva

¼ taza de tamari o salsa soya

2 tazas de aceite de ajonjolí tostado

El jugo de 2 limones o limas verdes

Sal a gusto

  1. Pica cada bloque de tofu en 4 rebanadas.  Coloca las rebanadas en una bandeja para hornear con 2-3 hojas de papel toalla en el fondo.  Cubre las rebanadas de tofu con 2-3 hojas adicionales de papel toalla por encima y cúbrelo todo con una segunda bandeja de hornear.   Ponle peso con algunos potes pesados o libros de cocina que tengas a la mano.  Con esto escurriremos mucha del agua del tofu, creando espacio para que absorba otros sabores.  Déjalos escurriendo por unos 30 a 60 minutos.
  2. Cuando hayas escurrido las rebanadas de tofu, sazónalos libremente con el Garlic and Herbs.  Dóralos en un sartén antiaherente (non-stick).  Cuando los coloques en el sartén, no los toques por un ratito.  Al dorarse bien, será mucho más fácil virarlos con una espátula y dorarlos por el otro lado.  Dóralos por ambos lados y los dejas a un lado para que se enfríen.
  3. Pica cada rebanada de tofu en 12 pedazos – primero, pica tres rajas del lado largo del tofu.  Ahora esas 3 rajas las picamos al medio, y después cada mitad al medio nuevamente.  Al final tendrás 12 cubitos de tofu.  Ponlos a un lado.
  4. Mezcla el aderezo en un recipiente con tapa para que podamos marinar los tofu en la nevera y que estén tapados sin miedo a tener algún accidente.  Mezcla entonces el tamari, aceite de oliva, aceite de ajonjolí, chalotes, cebollines, ajo y jengibre rallado y el jugo de limón.  Añade los pedazos de tofu y las zanahorias a marinar.  Deja marinar por lo menos por 4 horas, pero toda la noche preferiblemente, en la nevera.
  5. Entretanto, en una olla grande llena de agua salada puesta a hervir vamos a cocinar rápidamente los brócoli.  Coloca los brócoli crudos en el agua salada hirviendo y cocínalos aproximadamente 1 minuto solamente.  Veras que los brócoli se pondrán verde brillante.  Ese es el momento de sacarlos del agua hirviendo y colocarlos inmediatamente en un bowl con agua de hielo salada.    El agua de hielo los mantendrá el color verde brillante y la sal no hará que se pongan sosos. Cuando los brócoli estén fríos ya, sácalos del agua y escúrrelos en un colador o en una bandeja cubierta con papel toalla.  La idea es que estén secos cuando los juntemos con el tofu y las setas.
  6. Aproximadamente 2 horas antes de servirlo, junta en un recipiente grande los tofús marinados con zanahorias, los pedazos de setas, los brócoli cocidos y cebollines adicionales.  Mézclalo todo bien y déjalo que todo se termine de marinar junto.  Dale vueltas cada 20 minutos aproximadamente para que todo se marine parejo.

Sírvelo a temperatura ambiente.

Si te gustó esta receta, puedes encontrar otras recetas que servimos en el Festival de Platos Hawaianos Vegetarianos en este link.

Receta de KarmaFree Cooking

Anuncios

Salsita de Mayonesa Vegana y Mostaza

12 Dic

A la verdad, que para mí, las frituritas de malanga son perfectas así solitas…

Pero si quieres que sepan aún mejor, puedes mojarlas en una salsita – como una Salsita de Mayonesa y Mostaza.  Yo uso siempre la mayonesa vegana Vegenaise y para mí, que hace un montón de tiempo que no compro mayonesa tradicional, me sabe igualita y cremosita tal y como lo recuerdo.

Puedes hacer la cantidad que desees…  pero aquí unas proporciones para que te dejes llevar.

Vegan Mayo Mustard Dipping Sauce

SALSITA DE MAYONESA VEGANA Y MOSTAZA

¼ taza de mayonesa vegana, Vegenaise
1 cda de mostaza con horseradish, pero puedes usar tu mostaza favorita
Pizca de Sal Kosher
Pizca de Pimentón Dulce
  1. Mezcla todos los ingredientes en un bowl y sirve la salsita por el lado de tus frituritas.

Y si no eres fanático de la mostaza, siempre puedes recurrir a nuestra querida salsita MayoKetchup que la usamos para ¡TODO!   ¿Verdad?

Tomates Asados con Ajo y Albahaca

19 May

¿Les ha pasado?  Que tienen planificadas unas vacaciones y te das cuenta que tienes demasiadas cosas frescas – frutas, vegetales, etc. – en la casa que no te va a dar tiempo a comértelas antes de que montes en el avión…  Pues a mí me pasa ¡TODO EL TIEMPO!

He tratado de portarme mejor últimamente…  de no ir al colmado cuando se está acercando un viaje.  De comerme lo que hay en la casa, en la nevera especialmente, para que nada se desperdicie.  Pero con todo lo que trato, muchas veces siempre se me queda algo por aquí o por allá y termino encontrando unos “science projects” en la nevera cuando regreso.

Esta última vez me pasó con unos tomates Campari que compré en Costco.  No me gusta guardarlos en la nevera porque pienso que el sabor les cambia mucho… pero no había manera que yo sola  me los pudiera comer antes de mi viaje.  Así que tenía que hacer algo con estos tomates para que no se echaran a perder, que todavía estuvieran ricos y apetitosos y listos para utilizarse en mis comidas cuando regresara de mi viaje…

Roasted Tomatoes w Garlic Basil KFC

TOMATES ASADOS CON AJO Y ALBAHACA

Tomates Roma o Campari, picados a la mitad y sin sus semillas
Dientes de ajo, rebanados
Albahaca, yo uso la freeze-dried
Sal y Pimienta
Azúcar Turbinado
Aceite de Oliva

 

  1. Coloca los tomates en una bandeja para hornear sobre un papel parchment.  Échale un chorrito de aceite de oliva y sazónalos con sal y pimienta.  Masajéalos un poco para asegurarte que los tomates están cubiertos con el aceite y sazonados por todos lados.
  2. Asegúrate que los tomates los colocas con la parte cortada hacia arriba, uno al lado del otro.  Coloca uno o dos rebanadas de ajo en cada pedazo de tomate.  Espárceles liberalmente la albahaca y un poquito de azúcar.
  3. Ásalos en el horno a 375F – 400F por 45min a una hora.  Usualmente, los coloco en el horno y los dejo hasta que huelen, se ven cocidos y se han encogido u poco y un poquito caramelizados en las orillas.  Apaga el horno y déjalos ahí reposando y enfriándose junto con el horno.

Colócalos en un bowl donde no les entre el aire y los guardas en la nevera para futuras recetas.  Le puedes echar un chorrito adicional de aceite de oliva si deseas.  Úsalos en cualquier receta que usarías sun-dried tomatoes… como en mi receta de tomates marinados con pasta donde uso tomates frescos y otros asados.  También los usé en una receta de pimientos rellenos o para darle un alguito adicional a la pasta con espinaca bebé fresca.

 

Pasta de Quínoa con Espinaca Fresca

14 Ene

Me encanta comer pasta… y cuando tengo que hacer dieta libre de harinas por unas cuantas semanas, se me antoja cada día mas. Es ese síndrome de que quieres lo que no puedes tener…

Recientemente encontramos esta pasta nueva en Costco… Pasta de Quínoa!! Estábamos un poco escépticas de si sería buena o no, pero en realidad está fuera de liga! Se cocina de la mima manera que cocina una pasta de semolina regular y hasta mejor que las pastas Tinkayada, que hasta el momento eran mis pastas libres de gluten favoritas. Siento que esta pasta de quínoa es mejor cuando la mantienes un ratito en el agua caliente esperando a que termines de hacer tu salsa de acompañamiento.

Esta es una recetita sencilla y fácil que combina pasta y una ensalada en el mismo plato. Facl de hacer, rica al paladar y se tarda lo que se tarda en hervir y cocinar la pasta, realmente. Funciona para un almuerzo para uno solo o para hacer cuando tienes visita. Y shhhhhhhh! No se lo digan a nadie, pero estoy planificando hacérsela a un nuevo interés amoroso que hay rondando por ahí… pero que se quede entre nosotros nada más, ok???

WP_20131211_002

PASTA DE QUINOA CON ESPINACAS FRESCAS

2 tazas colmadas de pasta de quínoa
4-5 puñados grandes de espinaca bebé
2 dientes de ajo grandes, pelados y aplastados
2-3 cdas de aceite de oliva
La ralladura de un limón amarillo
El jugo de ese mismo limón
¼ taza de queso parmesano (opcional)
Sal y Pimienta acabada de moler a gusto
  1. Pon una olla grande con agua a hervir, añádele sal al agua y hierve la pasta de acuerdo con las instrucciones del paquete. Usualmente yo hiervo la pasta como de 7-8 minutos, apago la hornilla y dejo que la pasta se cocine con la olla tapada por unos minutos mas, básicamente en lo que termino la salsa.
  2. En un sartén mediano a fuego medio bajo, añade 2 cdas de aceite de oliva y los dientes de ajo. Cocínalos suavemente en el aceite para que su sabor permee en el aceite. Cuando el ajo comience a cambiar de color y verse como que se está cocinando, sácalos del aceite y apaga la hornilla. Añade al aceite la ralladura de limón, el jugo y sazona con sal y pimienta. Imagínate que estás haciendo un aderezo caliente. Mézclalo todo bien y déjalo a un lado hasta que la pasta esté hecha.
  3. Escurre la pasta y devuélvela a la misma olla. Añade a la olla la espinaca fresca y el aceite calientito. Mézclalo todo para que se combinen los sabores y la espinaca se amortigüe un poco. Échale un chorrito adicional de aceite de oliva si deseas. Añádele el queso parmesano si lo vas a usar. Me gusta que parte de la espinaca se amortigua más que otras…
  4. Sírvelo inmediatamente…

Cebollas salteadas a la Mojo Cubano

13 Nov

Nací y me crié en Puerto Rico… pero mi corazón es también cubano.

Para mis amigos en Puerto Rico, soy cubanita. Para mi familia en Miami, soy toda una puertorra. Vivo en ambos mundos simultáneamente y para mí eso es completamente normal. Hija de mamá puertorriqueña y papá cubano. Es como decimos muchas veces… soy una café con leche.

Muchos de los sabores que tanto me gustan y me atraen, los conocí a través de mi papá. Él me enseñó a comer pasta de guayaba con queso crema, croquetas con limón, Medianoches y sándwiches cubanos, arroz con frijoles negros, tamales en hoja y en cazuela, pastelillitos de guayaba, pastelillitos de carne, batidos de frutabomba y de mamey, y yuca con mojo cubano, entre muchas otras cosas más.

Y cada vez que hiervo unas viandas,, me encanta comérmelas con unas cebollitas salteadas como si fuera un mojo cubano. No hago un mojo tradicional para mí sola porque lleva mucho aceite de oliva y me gusta poder preparar esto y que se acabe de una vez. Así que me salió esta versión con todo el gusto de un mojo cubano pero perfecto para una sola persona.

Cuban Mojo Onions

Cebollas salteadas a la Mojo Cubano

1 cebolla mediana, puede ser blanca o amarilla, rebanada
Como 2 cdas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
El jugo de una lima verde
Sal y Pimienta a gusto
  1. En un sartén pequeño a fuego medio alto, añade el aceite de olive y las cebollas. Me gusta rebanarlas anchitas, como si fuera hacer onion rings. Saltéalas por unos minutos hasta que se ablanden, no tanto para que se doren. Lo que hago es que cuando el sartén comienza a sonar y a hacer sizzle, lo bajo a fuego medio para que las cebollas se cocinen sin que se doren o quemen. Añade sal y pimienta para sazonar y ayudar a que se ablanden las cebollas.
  2. Pela los dientes de ajo y aplástalos con el lado de la hoja de tu cuchillo. Añádeselos así al sartén. La idea es que las cebollas se impregnen del sabor del ajo, sin pasar mucho trabajo. Muévelo todo para que las cebollas se continúen ablandando.
  3. Cuando las cebollas se hayan ablandado, añade el jugo de la lima directamente al sartén. Va a saltar un poquito pero apagas el fuego y se tranquiliza. Las puedes dejar ahí un rato con el calor que le queda al sartén y no te preocupes, que ya con el limón, las cebollas no se dorarán más.

Sírvelas sobre viandas hervidas para que tengan un toquecito cubano. Súper fácil de hacer y te dejará con deseos de comer más y más…