Archive | acompañamientos RSS feed for this section

Tabbouleh de Quínoa

24 Sep

Me encanta la comida árabe…  y desde que visité Israel hace 15 años atrás, soy la fanática #1 de los falafels, hummus, pan pita, arroz pilaf, dolmades, y otro montón de cosas más.

El tabbouleh no forma parte de esta lista desgraciadamente porque la mayoría de las veces, esta ensalada la hacen con tanto y tanto perejil que no es de mi total agrado…  Y encima de eso, ahora que estoy tratando de evitar el gluten lo más posible, pues tampoco la pido por ahí ya que el otro ingrediente principal del tabbouleh es el trigo cocido.

Para nuestro más reciente menú del Centro Yoga, se me metió en la cabeza que quería hacer un menú inspirado en lo que me encanta comer cuando voy a un restaurante árabe.  Estos menús tienen que ser gluten-free y veganos, sin nada de quesos, así que se me antojó de hacer esta receta como algo diferente que no muchos allí hayan comido.  Hicimos también hummus, una ensalada verde con hierbas mixtas integradas, arroz con espinacas, setas y pecanas, que no es igual que los arroces pilaf que me como en el Jerusalem, pero es apto para los grandes apetitos yoguis.

Esta receta también aprovecha la abundancia de aguacates que tenemos en Puerto Rico ahora mismo…  y  dime, ¿qué plato no se mejora al instante cuando le añades una rajita de aguacate?

Receta de KarmaFree Cooking

TABBOULEH DE QUÍNOA

2 tazas de quínoa

1 cubito de caldo de vegetales

El jugo y la cáscara de 6 limones amarillos

2 racimitos de cebollines, picaditos

1 cebolla roja grande, picadito chiquita

1 racimo de perejil italiano de hoja plana, picadito

1 taza de hojas de yerbabuena, picaditas en tiritas

4 tazas de tomatitos grape, picados a la mitad

2 pepinillos sin semillas, sin pelar y picaditos

1 aguacate maduro, picadito

½ taza de aceite de oliva

Sal y Pimienta

 

  1. Cocina la quínoa primero…  añadiendo 4 tazas de agua en una cacerola mediana con el cubito de caldo de vegetales.  Ponlo a fuego medio alto y cuando el agua comience a hervir, añades la quínoa.  Échale un chorrito de aceite de oliva, igualito que cuando haces arroz.  Tápalo y baja el fuego para que se quede cocine suavecito como por 15-20 minutos.
  2. Cuando la quínoa esté hecha, separa los granitos con un tenedor y añádele ¼ taza de aceite de oliva y la ralladura y jugo de 3 de los limones.  Ponlo a un lado.  Si vas a hacer algo el día antes de servir esta ensalada, llega hasta aquí.  Puedes guardarla en la nevera cuando se haya enfriado un poco.
  3. En un bowl grande, mezcla los cebollines, cebolla roja, perejil, yerbabuena, tomates y pepinillos.  Añade la quínoa cocida y mézclalo todo bien.  Sazónalo todo con ¼ taza adicional de aceite de oliva, la ralladura y jugo del los 3 limones restantes, sal y pimienta.  Mézclalo todo nuevamente para que todo esté bien sazonadito.  Deja que los sabores se mezclen bien como por 1 hora antes de servirlo.

Cuando lo vayas a servir, decora con pedacitos de aguacate.  Sírvelo a temperatura ambiente o fríito de la nevera, como prefieras.

Verde Espinaca…

2 Mar

Yo no me crié comiendo  lo que en Estados Unidos le llaman “greens” o vegetales de hoja verde oscura.    Eso no es algo que sea típico en la cocina puertorriqueña o cubana.  La espinaca era algo medio “yucky” que comía Popeye de una lata para ponerse fuerte y poderoso.

Y no recuerdo cuando es que mi opinión de la espinaca comenzó a cambiar positivamente, pero estoy muy agradecida de ese cambio.  La espinaca hoy día es mi hoja de ensalada preferida, especialmente la espinaca bebe que tan fácilmente está disponible ahora en cualquier supermercado.

Así que para celebrar el Día de San Patricio, quiero celebrar mi amor por la espinaca.  Cocida, cruda, congelada y descongelada… todas estas recetas celebran las ventajas y la versatilidad de la espinaca.  Espero que si alguno de ustedes todavía piensa comer yo en el pasado y no es muy amante de la espinaca que traten alguna de estas recetas a ver si cambian su perspectiva también.

Spinach Recipes Collage 2015 - SPA

Ensalada de Espinacas con Fresas

Ensalada de Espinacas con Higos, Queso Blue Cheese y Vinagreta Balsámica

Quesadillas Fritas de Espinacas con Queso de Cabra

Rollitos de Espinacas

Setas rellenas de espinacas

Croquetas de Espinacas

Risotto de Queso Gouda, Setas y Espinacas

Bucatini con Queso de Cabra, Espinaca y Tomate

Lasaña Blanca con Espinacas y Almendras

Lasaña de Setas y Espinaca que le vuela la Cabeza a cualquier otra lasaña

Pasta de Quínoa con Espinaca Bebé Fresca con Vinagreta de Limón Amarillo

Canoas de Plátano Maduro rellenas de Espinacas con Queso y Piñones

Si tuviera un enamorado, ¿qué le cocinaría hoy?

15 Feb

A mí me encanta cenar fuera en un restaurante, especialmente si alguien especial invita.  Pero la experiencia me ha enseñado que salir a cenar fuera, a un restaurante, es la peor idea para celebrar el Día del Amor y la Amistad.  Por mejores las intenciones, todos los restaurantes en estos días está repletos – y desgraciadamente – el servicio nunca es el mejor por todo el volumen extra que tienen de comensales.

Personalmente, creo que es mejor, y mucho más romántico, planificar una cena íntima en casa.   Preparar una velada con algunos platillos que sabes que te quedan espectacular y que le dejará saber a esa persona especial cuanto lo quieres – tanto por lo rico de los sabores como por el cuidado y atencion que pusiste al hacerlo.  Además, en las cenas íntimas caseras, la vestimenta puede ser opcional…;)

Desafortunadamente, este fin de semana de San Valentín me la estoy pasando de lo más chévere con un equipo de construcción quienes están remodelando mi pequñísima cocina para tornarla una bella, chic y moderna pequeñísima cocina.  Y, sin un amiguito espcial tampoco…

Pero me gusta jugar a soñar…  y si tuviera un enamorado al que quisiera decirle con mi comida lo mucho que lo quiero, ésto es lo que yo le cocinaría…

 

Cena Vegetariana de Enamorados

 

Comenzaría por una ensalada de arúgula, espinacas, higos y queso blue cheese, con una vinagreta balsámica.

El plato principal sería una deliciosa pasta al horno con 4 quesos, que siempre es el éxito de la noche para los que la prueban por primera vez.

Y como estamos en Puerto Rico, hay que acompañar esa pasta con unos platanitos maduros hechos con canela y vainilla.

Para terminar en una nota dulce, un sirop de carob para comer con fresas frescas.  Y para sorprenderlo, maybe le echo una pizquita de pimienta cayenne también.

 

¿Les gusta mi menú para mi novio imaginario?  ¿Cuál sería tu menú para dejarle saber a tu pareja que lo quieres mucho?

 

Salsita de Mayonesa Vegana y Mostaza

12 Dic

A la verdad, que para mí, las frituritas de malanga son perfectas así solitas…

Pero si quieres que sepan aún mejor, puedes mojarlas en una salsita – como una Salsita de Mayonesa y Mostaza.  Yo uso siempre la mayonesa vegana Vegenaise y para mí, que hace un montón de tiempo que no compro mayonesa tradicional, me sabe igualita y cremosita tal y como lo recuerdo.

Puedes hacer la cantidad que desees…  pero aquí unas proporciones para que te dejes llevar.

Vegan Mayo Mustard Dipping Sauce

SALSITA DE MAYONESA VEGANA Y MOSTAZA

¼ taza de mayonesa vegana, Vegenaise
1 cda de mostaza con horseradish, pero puedes usar tu mostaza favorita
Pizca de Sal Kosher
Pizca de Pimentón Dulce
  1. Mezcla todos los ingredientes en un bowl y sirve la salsita por el lado de tus frituritas.

Y si no eres fanático de la mostaza, siempre puedes recurrir a nuestra querida salsita MayoKetchup que la usamos para ¡TODO!   ¿Verdad?

Tomates Asados con Romero y Maní

22 Sep

Sé que posiblemente esta receta suena medio peculiar…  pero posiblemente es porque quien se la inventó en uno de los chefs más peculiares que conozco, Yanelis.    Cuando estuvimos de viaje en Paraguay recientemente, nuestro Maestro nos encargó que cada uno  se responsabilizara del almuerzo durante los días que estuviéramos en el Centro de Coronel Oviedo, Paraguay.

Este fue uno de los platos que hizo Yanelis en su día… y fue tan popular que lo hizo 3 veces!!!!  La tercera vez los hice yo ya que quería aprender a hacerlos y al no haber más maní, los hicimos con nueces de macadamia y saben diferente, pero igualmente espectaculares.

Esta receta es fácil y súper gustosa e impresiona con lo lindos que se ven los tomates todos juntos en su bandeja de asar.  Casi siempre presupuesto como 2-3 mitades de tomate por persona, pero si quieres irte a la segura, prepara 2 tomates completos por persona.  Así te aseguras que da para todos los que les gusta repetir, como a mí…  que siempre repetía unas cuantas veces cuando los hicimos.  Yo me los comía con arroz integral y una ensalada…

Tomates Asados con Romero, Miel y Maní

TOMATES ASADOS CON ROMERO Y MANÍ

8-10 tomates Roma – asegúrate que son orgánicos o que por lo menos no tienen cera en la cáscara
¼ taza de miel
¼ taza de agua
2 cdas de aceite de oliva
2 cdas de romero seco
½ taza de maní sin tostar
Sal y Pimienta a gusto

 

  1. Pre-calienta el horno a 400F.
  2. Pica los tomates a la mitad y pícale un pedacito finitito en la parte de abajo para que te asegures que los tomates se mantienen paraditos derechos en el molde de hornear con la parte que rebanaste hacia arriba.  Puedes pegarlos unos de los otros.
  3. Sazona los tomates con sal y pimienta y espárcele  el romero seco por encima de los tomates, asegurándote que cada tomate tiene algo de romero encima.
  4. En una taza de medir grande, mide el aceite, la miel y el agua.  Menéalo bien para que combine y viérteselo por encima a los tomates.
  5. Asa los tomates por 45-60 minutos en el horno.  Los tomates se cocinarán, pero mantendrán su forma.

 

Sírvelo como un acompañarte sencillo, pero con mucho sabor.  Me gustaba comerlos con arroz integral y una ensalada por el lado.

 

Tomates Aados con Romero, Miel y Nueces Macadamias

Versión de Tomates Asados con Romero, Miel y Macadamias