Tag Archives: pepinillo

Tabbouleh de Quínoa

24 Sep

Me encanta la comida árabe…  y desde que visité Israel hace 15 años atrás, soy la fanática #1 de los falafels, hummus, pan pita, arroz pilaf, dolmades, y otro montón de cosas más.

El tabbouleh no forma parte de esta lista desgraciadamente porque la mayoría de las veces, esta ensalada la hacen con tanto y tanto perejil que no es de mi total agrado…  Y encima de eso, ahora que estoy tratando de evitar el gluten lo más posible, pues tampoco la pido por ahí ya que el otro ingrediente principal del tabbouleh es el trigo cocido.

Para nuestro más reciente menú del Centro Yoga, se me metió en la cabeza que quería hacer un menú inspirado en lo que me encanta comer cuando voy a un restaurante árabe.  Estos menús tienen que ser gluten-free y veganos, sin nada de quesos, así que se me antojó de hacer esta receta como algo diferente que no muchos allí hayan comido.  Hicimos también hummus, una ensalada verde con hierbas mixtas integradas, arroz con espinacas, setas y pecanas, que no es igual que los arroces pilaf que me como en el Jerusalem, pero es apto para los grandes apetitos yoguis.

Esta receta también aprovecha la abundancia de aguacates que tenemos en Puerto Rico ahora mismo…  y  dime, ¿qué plato no se mejora al instante cuando le añades una rajita de aguacate?

Receta de KarmaFree Cooking

TABBOULEH DE QUÍNOA

2 tazas de quínoa

1 cubito de caldo de vegetales

El jugo y la cáscara de 6 limones amarillos

2 racimitos de cebollines, picaditos

1 cebolla roja grande, picadito chiquita

1 racimo de perejil italiano de hoja plana, picadito

1 taza de hojas de yerbabuena, picaditas en tiritas

4 tazas de tomatitos grape, picados a la mitad

2 pepinillos sin semillas, sin pelar y picaditos

1 aguacate maduro, picadito

½ taza de aceite de oliva

Sal y Pimienta

 

  1. Cocina la quínoa primero…  añadiendo 4 tazas de agua en una cacerola mediana con el cubito de caldo de vegetales.  Ponlo a fuego medio alto y cuando el agua comience a hervir, añades la quínoa.  Échale un chorrito de aceite de oliva, igualito que cuando haces arroz.  Tápalo y baja el fuego para que se quede cocine suavecito como por 15-20 minutos.
  2. Cuando la quínoa esté hecha, separa los granitos con un tenedor y añádele ¼ taza de aceite de oliva y la ralladura y jugo de 3 de los limones.  Ponlo a un lado.  Si vas a hacer algo el día antes de servir esta ensalada, llega hasta aquí.  Puedes guardarla en la nevera cuando se haya enfriado un poco.
  3. En un bowl grande, mezcla los cebollines, cebolla roja, perejil, yerbabuena, tomates y pepinillos.  Añade la quínoa cocida y mézclalo todo bien.  Sazónalo todo con ¼ taza adicional de aceite de oliva, la ralladura y jugo del los 3 limones restantes, sal y pimienta.  Mézclalo todo nuevamente para que todo esté bien sazonadito.  Deja que los sabores se mezclen bien como por 1 hora antes de servirlo.

Cuando lo vayas a servir, decora con pedacitos de aguacate.  Sírvelo a temperatura ambiente o fríito de la nevera, como prefieras.

Anuncios

Mi primer Báhn Mì en NYC

18 Nov

He estado leyendo de los Báhn Mì desde hace como 1 año atrás… o quizás hasta más tiempo que eso. Estos sándwiches vietnamitas son toda la sensación en los Estados Unidos.

Había escuchado de ellos en la primera temporada de The Great Food Truck Race en el Food Network a través de uno de sus concursantes más exitosos, el Nom Nom Truck de Los Angeles en California. Estas nenas vendían sándwiches báhn mì como si se fuera a acabar el mundo. Y hasta en el site Serious Eats, unos de sus editores, Kenji, hizo toda una disertación de lo que es y lo que no es un báhn mì propiamente… habiendo el vivido en Vietnam y saber de su propio paladar lo que es un sándwich de éstos. Hasta se dio a la tarea de hacer un listado de los mejores báhn mì en Manhattan, NYC.

Por si nunca habías escuchado de ellos, los báhn mi son unos sándwiches vietnamitas producto de la fusión de culturas cuando Vietnam era colonia francesa. Y según nuestro experto residente en la materia, Kenji, los aspectos más importantes de un báhn mi son:

  • Pan – que es muy parecido a un baguette francés pero hecho con harina de arroz para darle una textura más crujiente y liviana.
  • Ingrediente Principal – nos concentraremos en los ingredientes vegetarianos basados en tofu para propósitos de este artículo vegetariano.
  • Salsas – un báhn mì tradicional casi siempre incluye mayonesa o una mezcla de mayonesa y mantequilla en el pan. Como estos sándwiches son veganos en su mayoría, no incluyen mayonesa. Pero creo que debemos presentarle a estos vietnamitas lo que es el Vegenaise, porque creo que estos sándwiches se beneficiarían mucho de este delicioso producto…
  • Vegetales – usualmente incluyen daikon radish y zanahorias escabechadas con pepinillos frescos picaditos en palitos. Además, ramitas de cilantro y algún chile fresco picante. Alguna gente le pone salsa picante sriracha, pero según el experto Kenji, ésto no es ni tradicional ni respetable en el mundo de los báhn mìs.

Para ayudarme a identificar cual sería el primer báhn mi de mi vida, recurrí a las recomendaciones que Kenji hace en su listado de restaurantes en Manhattan. Según su recomendación, Saigon Vietnamese Sandwich obtuvo el tercer lugar y sabía que sería una buena representación. Ellos están localizados en 369 Broome Street, New York NY; 212-219-8341. Se llega muy fácilmente en subway y me gustó que tuvieran 4 opciones vegetarianas en el menú, así que tendríamos de donde escoger.

Mami y yo estábamos hambrientas y decidimos tratar 2 de sus sándwiches de tofu – el Bánh mì chay đạc biêt – el House Special Vegetarian con tofu, setas y pickled carrots y radish. También pedimos el Bánh Mì Chay Đậu Hũ, Xả Ớt Rau con tofu sazonado con limoncillo o lemongrass.

Probamos las dos versiones…. Y mi favorito fue el House Special Vegetarian. Mucho más delicioso e interesante que el otro, y eso que era el que le tenía más antojo. El House Special Vegetarian tenía una salsita de maní dulce y saladita que estaba tremenda y en mi opinión hacía el sándwich. En cuanto al cilantro, podemos vivir sin los tallos. Unas cuantas hojitas son suficientes para mí. Para tratar de ir con los sabores tradicionales, le eche unas gotitas… literalmente 2-3 gotitas de sriracha y wow, demasiado picante para mí. A la verdad que sigo siendo una spicy-wimp… sorry!!!

¿El veredicto?Que me encantó en Báhn Mì. Y si regreso a Saigon Vietnamese Sandwich el único que voy a pedir es el House Special Vegetarian. Y si puedo, traigo conmigo Vegenaise para añadírselo al mío. Creo que sabrá aun mejor con un poquito de mi mayonesa vegana. Y también voy a tratar de probar los sándwiches de otros sitios para aprender lo que a mi me gusta y no me gusta de los báhn mì y formar mi propia opinión más completa.

Pero por ahora… ya me lo comí y ¡saciamos la intriga!!!

¿Has comido un báhn mì anteriormente?? ¿Te gustan? ¿Donde son los mejores??

Ensalada Asiática

25 May

¿Qué es lo que hace que esta ensalada sea asiática? Pues el vinagre…

El vinagre de Ume Plum (ume plum vinegar) es algo que aprendí a usar en un curso de cocina que tome hace unos años atrás con Diane Carlson de Concsious Gourmet. Este vinagre está hecho de una frutita fermentada parecida a una ciruela o un albaricoque. Y al ser fermentada es salada y agria a la misma vez. El vinagre hecho de la misma fruta fermentada por ende es también salado y agrio.

Cuando tengo prisa, muchas veces aliño mis ensaladas con este vinagre. Al hacerlo sólo tengo que añadir un poco de aceite de oliva y ya para tener un exótico aderezo.

ENSALADA ASIATICA

Tu mezcla de lechugas y hojas favoritas – lechuga romana, espinaca bebe, lechuguita bib, germinados
Tomates picaditos
Pepinillos frescos en rebanadas
Un chorrito de vinagre ume plum
Un chorrito de aceite de oliva
  1. En una ensaladera, o hasta en tu mismo plato de comida, combina las lechugas, y el resto de los componentes de la ensalada.
  2. Échale el chorrito de vinagre y de aceite por encima. Mezclalo bien para aliñar completamente.

 

Ya… eso es todo. Que la disfrutes…

Ensalada de Habichuelas Tiernas

13 May

La semana pasada el site Serious Eats sometió un reto a sus lectores – preparar una cena durante el fin de semana usando solamente ingredientes que tengamos en nuestras casas, sin necesidad de ir al colmado a comprar NADA.  Pues me gusto tanto el proyectito que hice dos platos, bueno, en realidad fue un plato principal, Empanada de Espinaca, y una ensalada por del lado usando las habichuelitas tiernas y lechuga que había recibido en mi caja de Siembra 3 Vidas.

  Salade Haricots Verts

ENSALADA DE HABICHUELAS TIERNAS

Un puñado de habichuelas tiernas frescas, con las puntitas del tallo cortadas
5-6 hojas de lechuga, yo use una lechuguita del país, pero cualquier lechuga de hoja tierna funciona
 ½ tomate, picadito
½ pepinillo, picadito                
El jugo de ½ limón
Aceite de Oliva Extra-virgen
Sal y Pimienta a gusto

 

  1. En una cacerolita pequeña o mediana con tapa,  pon a hervir como ½ pulgada de agua.  Cuando hierva, échale como 1/2 cdita de sal y coloca las habichuelitas tiernas y vuélvelo a tapar.  Espera como 1 minuto y apaga la estufa.  Deja que las habichuelitas se cocinen un poco como por 4-5 minutos en el vapor que creaste en la cacerola.
  2. En una ensaladera, mezcla la lechuga, tomates, pepinillo y las habichuelitas tiernas cocidas.  Échale por encima el jugo de limón, aceite sal y pimienta y mézclalo todo bien con tus manos limpias.

 

Disfrútatela sola o acompañado una Empanada Espinaca o el plato principal de tu preferencia…

 Spinach Empanada 5 

Dressing Thousand Island

30 Abr

Esta es otra de las recetas del evento Foodbuzz 24,24,24 – donde le cociné a mi amiga Mariví y a sus nenes tratando de exponerlos a sabores y comidas nuevas para ellos…

Yo sabía que darle ensalada a este grupo iba a ser un reto…  Ellos simplemente no están acostumbrados a comer ensalada… pero yo tenía que intentarlo.  En el libro Deceptively Delicious leí una vez que aunque le estemos “escondiendo” los vegetales a los niños en la manera que le preparamos las comidas, aún así debemos enseñarles que es importante y necesario comer ensaladas verdes con la comida.  Así que en mi menú TENIAMOS que incluir una ensalada.

c2ad6ae1c305402c1             1007288_cherry_tomatoes

Usé lechuga romana y pepinillos orgánicos.  Hasta compré tomatitos cherry para decirles que eran tomatitos de niños… especialmente para ellos.  Les hice un dressing Thousand Island porque ese era el dressing que me gustaba a mí desde chiquita… si no era con Thousand Island no quería la ensalada.  Comencé con una base de MayoKetchup y le añadí un relish dulce para hacerlo diferente.

                      thousand-island-dressing

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DRESSING THOUSAND ISLAND

½ taza de mayonesa Vegenaise
¼ taza de ketchup
4-5 pickles o 1 cda de relish dulce
Como ¼ cdita de sal de ajo

 

  1. En un bowl mezcla la mayonesa, ketchup y la sal de ajo.  Añádele los pickles picaditos chiquititos o el relish, según prefieras. 
  2. Sírvelo sobre tu ensalada favorita… la lechuga iceberg sabe muy rica con este dressing cremosito…

 

Algunos de ellos trataron los tomates, pero no se impresionaron en lo más mínimo.  No podía creerlo porque en mi casa, un tomate picado era considerado una ensalada cuando estaba creciendo.  Y fue triste ver como las ensaladas se quedaban intactas en los platos.  En realidad fui yo la única que se comió la ensalada que me serví.  Los demás las dejaron todas en sus platos, incluyendo a la madre.

Pero, yo lo sabía, que esto iba a ser lo más difícil de “venderle” a este crowd.  Pero no me daré por vencida.  Voy a enseñarle a este bonche a comer ensalada aunque sea la último que haga por esa familia… ya verán!!!