Tag Archives: azúcar negra

Avena de Carob con Cranberries

30 Dic

Cuando uno trata de llevar por algún tiempo el estilo de vida libre de gluten… me tengo que poner creativa.

Me encanta desayunarme cereal frío por las mañanas, pero muchas de mis opciones favoritas tienen uno que otro componente con trigo. Y después de algunos días de comer avena regular, como que me aburro, ¿no?

Así que se me ocurrió darle un poco de novedad a mis desayunos con un poquito de carob y de cranberries secos. Es tan fácil de hacer como una avena convencional, pero tan fancy como para impresionar a cualquiera… VOILA!

Carob Oatmeal with Cranberries

AVENA DE CAROB CON CRANBERRIES

1 ½ tazas de leche de almendras
4 cdas de avena quick-cooking
½ cda de polvo de carob
¼ cdita sal
2 cdas colmadas de azúcar negra
½ cdita de polvo de vainilla
1/3 taza de cranberries secos
  1. En una cacerola mediana a fuego mediano, añade la leche de almendra y sazónala con azúcar negra, la vainilla, el polvo de carob y la sal. Mézclalo todo bien. Añade también la avena. Mézclalo todo nuevamente y cobre la cacerola parcialmente para que ayude a que la leche comience a hervir rápidamente y aun puedas velarla.
  2. Cuando la leche comience a hervir, baja el fuego a lento, mézclalo todo nuevamente para que la temperatura baje un poco y no se vaya a salir la leche de la cacerola. Mantén la cacerola cubierta parcialmente pero cocinando a fuego lento.
  3. Después de 5-6 minutitos, veras que la avena comienza a espesar, pero no está hecha del todo. Tapo la cacerola completamente, cuanto hasta 10 y apago la hornilla. Déjalo ahí sin tocar, sin mover, sin destapar para que la avena espese u cuaje con el calorcito que queda de la cacerola y la estufa.
  4. Después de cómo 15 minutos de estar la avena tapadita, ya está hecha. Añade los cranberries justo antes de servírtela. Le añaden un dulzón especial a la avena.
Anuncios

Helado de Coquito

25 Dic

He tenido en mi mente la idea de hacer helado de coquito por un montón de tiempo… pero recientemente le confisqué a mi mamá su máquina de hacer helados y no se la he querido devolver de todas las ideas que me siguen surgiendo…

Me eduqué en el arte de hacer helados… proporciones, sabores, texturas. Y los mejores helados por ahí, siempre incluyen algo de huevo. Y como ustedes saben, los huevos son un no-no en KarmaFree Cooking. Estaba dispuesta a tratar esta receta unas cuantas veces, pero ustedes saben que hacer coquito no es difícil, pero tiene sus pasos y lista de ingredientes y no quería desperdiciar mucho, ni el esfuerzo ni los ingredientes.

Me pegué en la lotería cuando llevé mis inquietudes a Facebook… dónde tenemos un grupo de gente que nos encanta la cocina que se llama el Serious Eats Water Cooler. Allí discutimos diferentes posibilidades y técnicas y las dos que me ayudaron más fueron las recomendaciones de mi amiga Jerzee Tomato y las de Mex Falkowitz, quien es un gurú de los helados y editor en Serious Eats.

¿La clave? Crear una natilla… hacer una natilla utilizando maicena en vez de huevos y utilizar eso como la base de mi helado. Le daría cuerpo y textura… y grasa. El coquito ya tiene grasa en las leches de coco, evaporada y condensada… pero la natilla le daría ese empujoncito adicional que un helado necesita.

Todo el que ha probado el helado ha quedado fascinado… espero que a ustedes les guste de igual manera.

Coquito Ice Cream

HELADO DE COQUITO

2 tazas de mi receta de Coquito
1 ¼ tazas de half and half, dividido
2 cditas de maicena
½ taza de azúcar negra

Primero creamos los componentes del helado… haces el coquito y haces la natilla por separado. Luego las combinamos…

  1. En una cacerola mediana a fuego mediano, añade 1 taza del half and half y el azúcar. Añade la maicena al ¼ de taza restante de half and half. Menea bien para que se mezclen y no haya grumos. Mientras lo meneas se lo echas a la olla con el resto del half and half.
  2. Menea constantemente con una batidora de mano o con una cuchara de madera hasta que la natilla espese. Tomará como de 5-6 minutos. La natilla está lista cuando cubre la cuchara de madera y pasas un dedo por la natilla, como si fueras a probarla, y la natilla se mantiene separada.
  3. Casi siempre al menearla, la natilla comienza a hacer un ruidito como si se estuviera pegando en la parte de abajo. Tumba el calor en ese momento y termina de cocinar la natilla con el calorcito que le quede a la estufa y a la olla.
  4. Aunque se vea un poco suelta, no importa… la natilla cuaja cuando se enfríe en la nevera.
  5.  Pásala a un bowl que aguante caliente. Yo uso una taza de medir de cristal. Colócala en la nevera por algunas horas hasta que se enfríe completamente. Ponle un papel plástico por encima para que no te cree una capa durita por encima. Puedes hacer este paso unos cuantos días antes de que vayas a hacer tu helado.
  6. Cuando vayas a hacer el helado, junta el coquito y la natilla en una jarra que tenga una boquilla, para que se te haga fácil vertirlo. Junta 2 tazas de coquito y la receta de la natilla que debe ser un poquito mas de 1 taza. Mézclalo para que forme una mezcla homogénea y vierte en la máquina de hacer helado. Procésalo en la maquina por unos 25-30 minutos hasta que espese según las instrucciones de tu maquina en particular.
  7. Transfiere el helado a un recipiente que puedas colocar en el congelador por algunas horas. Sabe delicioso directo de la máquina de hacer helados, pero es mejor cuando le dejas en el congelador unas cuantas horas.
  8. Cuando lo vayas a servir, déjalo fuera unos minutos para que suavice y sea más fácil hacer bolitas.

??????????

El resultado final es un helado cremoso, con sabor a especias y suave en textura y al paladar. Tan cremoso como cualquier helado Premium en la calle.

Felicidades en esta Navidad… Que las fiestas y el 2014 estén llenos de muchas bendiciones para ti y tu familia.

Tembleque, a mi manera

23 Dic

Tengo varias recetas de tembleque aquí en KarmaFree Cooking… todas las he hecho, todas me las he disfrutado y comido… pero ninguna la he desarrollado yo misma.

MI amiguita Aniette me dijo que ella hace una receta que encontró en youtube y que todos sus amigos americanos de Houston que nunca habían comido tembleque les fascina. Aniette nunca ha probado la receta como tal ya que ella, bendito, es alérgica al coco. Me llamó la atención la receta porque son poquitos ingredientes, pero con todo el respeto que le tengo a Aniette y a sus amigas houstonianas, esa receta es como un mousse de coco, no un tembleque.

Tembleque es un postre sencillo de hacer… y por eso lo escogí para enseñarlo en la primera clase de cocina de KarmaFree Cooking. Pero necesitaba una receta mía y que pudiera hacerla una y otra vez y que quedara perfecta.

Así que en la pasadas semanas hice como 4-5 recetas de tembleque… tantas hasta que me sentí cómoda con las proporciones, los sabores y que siempre quedara delicioso. Los resultados fueron exitosos – un tembleque con mucho sabor a coco, que temblequea cuando lo mueves y suave al paladar.

Tembleque My Way

TEMBLEQUE, a mi manera

2 latas de leche de coco (o una lata grande de 25oz)
1 taza de agua
6 cdas de maicena o fécula de maíz
2/3 tazas de azúcar negra
¼ cdita de sal
1 rajita de canela
Canela en Polvo a gusto, para adornar al final
  1. En una cacerola grande u olla pequeña a fuego mediano alto, vierte las latas de leche de coco en una cacerola grande… Usa una ollita más grande de lo que piensas que vas a necesitar para que tengas espacio para menearlo.
  2. Añade el azúcar y la sal y disuélvelo bien con una batidora de mano (whisk).
  3. Agrega el agua a las latas de leche de coco para “lavarlas” y disuelve la maicena bien en esa agua. Esto ayudará a que no se empelote en la cacerola.
  4. Tan pronto agregues la mezcla de maicena/agua a la olla, comienza a menear constantemente para que no se formen grumos y que espese el tembleque.
  5. Cuando comience a hervir, baja el fuego a lento y continua meneando hasta que espese. Vierte la mezcla en un recipiente de cristal o en vasitos plásticos para servicios individuales.
  6. Espera a que se enfríe por aproximadamente 20 mins antes de colocarlo en la nevera a que se cuaje completamente por 2 horas por lo menos.

??????????

Jamón con Piña

27 Mar

Cuando estaba creciendo y no era vegetariana, la manera en que tradicionalmente celebrábamos el Día de Pascua Florida era almorzando en familia Jamón con Piña y Ensalada de Papas. My mamá compraba esos jamones Virginia enlatados y lo asaba en el horno con azúcar negra, piñas, clavos de especias y cherries. Luego, cuando ya era mas grandecita, aprendí a preparar chuletas de cerdo ahumadas que sabían exactamente a esos jamones con piña horneados.

Ahora que soy vegetariana, puedo disfrutar de esos mismos sabores sin la necesidad de sacrificar ninguna vida en el proceso… Compro un jamón vegetariano muy rico en el Chinatown de NYC. Viene congelado, pero después que lo descongelas en la nevera, su sabor y textura es muy, muy similar a la del jamón tradicional de verdad. O por lo menos lo que me acuerdo del mismo…

HAM

Lo descongelo en porciones pequeñas en una bolsita plástica de zipper. Y si no me creen sobre lo similares que son el sabor al jamón original, chequéense a mis sobrinas comiéndolo con crepas y queso. Ellas no son vegetarianas y comen con frecuencia el jamón regular. Y aun así, me pidieron repetir comer del jamón solamente. Es así de bueno…

 Jamon con Piña  KFC

JAMON CON PIÑA

6 rebanadas de jamón vegetariano
1 envase individual de piñas picaditas en su jugo
1 ½ cdas de azúcar negra
4-5 clavos de especias

 

  1. En un molde de hornear de cristal, coloca las rebanadas de jamón.
  2. Espárceles el azúcar negra lo mas parejo posible. Añade también las pinas con su jugo para que disuelva un poco el azúcar. Trata de acomodar los pedazos de pina lo mas parejos posibles para que a todos los jamones les toque pedazos de pina encima. Añade los clavos de especia.
  3. Cubre el molde con un papel parchment y un papel de aluminio por encima. Hornéalo de 15-20 minutos a 350F. Si prefieres, puedes destaparlo por lo últimos 5 minutos para que el azúcar se pueda caramelizar un poco.

 

Sírvelo caliente con una ensalada de papa de acompañamiento.

Granita de Mango con Jengibre

4 Jul

Una alternativa adicional de postre que intentamos servir en el menú italiano del Centro Yoga fue una granita…

Y la palabra granita suena muy italianísima, pero en realidad es un embeleco híbrido de dos conceptos muy queridos aquí en Puerto Rico – los limbers y las piraguas. Los limbers son jugos endulzados que se congelan en vasitos plásticos y te los comes directamente en ese vasito. Las piraguas están hechas de hielo raspado al que se le echa algún sirope de saber por encima. Así que si lo miramos detenidamente, una granita es como una mezcla de estos donde conceptos.

Y como soy una desesperada uso la tecnología a mi favor… para qué raspar el hielo a mano con un tenedor si tenemos un procesador de alimentos, ¿no??

 

GRANITA DE MANGO CON JENGIBRE

3 tazas de néctar de mango
1 taza de agua
½ taza de azúcar negra o turbinado
Un pedazo de 3 pulgadas de jengibre, picadito
  1. Primero hacemos el sirope simple… en una cacerola coloca el agua, el azúcar y el jengibre. Pónlo a hervir un poquito hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Deja los pedazos de jengibre sazonen el sirope con su sabor picante. Déjalos ahí hasta que el sirope se enfríe a temperatura ambiente.
  2. Cuela el sirope simple para eliminarle los pedazos de jengibre Mezcla el sirope de jengibre con el néctar de mango en un recipiente de cristal 9 x 11.
  3. Congélalo en el freezer como por 6-8 horas, hasta que se solidifique.
  4. Cuando lo vayas a servir, sácalo del freezer y con algún instrumento punzante trata de ir despegando pedazos de este “limber” que quepan en el procesador de alimentos. Pulsa unas cuantas veces y procésalo hasta que tengas un granizado.

Sírvelo individualmente…

Si deseas un sabor más pronunciado a jengibre, te sugiero que peles el jengibre antes de picarlo y hervirlo con el agua de azúcar. Así, podrás mezclarlo con el néctar de mango y congelarlo todo junto. No tan solo tendrá más tiempo de contacto el jengibre con el jugo, sino que podrás triturar los pedacitos de jengibre en el procesador y sentirás sin duda el interesante y prominente sabor a jengibre que tendrá.