Tag Archives: crema de coco

Coquito Vegano

1 Dic

Ay sí… me tiré la maroma. Mi hermana lleva ya un tiempo que no consume lácteos y en estas Navidades estaba antojá de tomar Coquito.

Esta es la versión que me inventé omitiendo las leches evaporadas y condensadas. Y les tengo que ser sincera, este invento me quedó de lo más nice. Aun puedes disfrutar los sabores y el espíritu de la Navidad – sin ron y sin lácteos.

Y si no lo dices, ¡la gente ni se entera! Espero que les guste tanto como a mi hermana y a mí.

Vegan Coquito

COQUITO VEGANO

1 pinta de coconut creamer
2 containers de coconut cream
2 containers de leche de coco
30oz del té de especias – usando una bolsita de cada una de las siguientes especias: canela en raja, anis regular, anis estrellado, clavos de especias y un pedazo como de 5” de jengibre.
2 cdas de polvo de vainilla o de extracto
2 cdas de canela en polvo
2 cdas de nuez moscada acabada de moler a mano

 

  1. Primero, hacemos el té de especias como en mi receta tradicional de Coquito – En una cacerola mediana añadimos 3 tazas de agua, las rajitas de canela, las semillitas de anís, el anís estrellado, los clavos y el pedazo de jengibre picadito. Deja que hierva tapado a fuego medio alto de 15-20 minutos para crear un té bastante cargado. Deja que ese té repose un rato para que se enfríe y se concentren los sabores. Esto le dará al coquito la mayoría de su picante.
  2. Aprendí que si tienes una jarra plástica grande con boca grande es la mejor manera de preparar esta receta. En esa misma jarra añade el creamer de coco, las leches de coco, las cremas de coco y 30 onzas del té de especias que preparaste. Añádele también la vainilla, en extracto o en polvo, la canela en polvo y la nuez moscada en polvo.
  3. Usando una licuadora manual de esas que sumerges en los líquidos, bátelo todo bien. Enfríalo en la nevera.

Sírvelo frío en vasitos pequeños. Polvoréale un poco de canela en polvo por encima si deseas…

Helado de Coquito

25 Dic

He tenido en mi mente la idea de hacer helado de coquito por un montón de tiempo… pero recientemente le confisqué a mi mamá su máquina de hacer helados y no se la he querido devolver de todas las ideas que me siguen surgiendo…

Me eduqué en el arte de hacer helados… proporciones, sabores, texturas. Y los mejores helados por ahí, siempre incluyen algo de huevo. Y como ustedes saben, los huevos son un no-no en KarmaFree Cooking. Estaba dispuesta a tratar esta receta unas cuantas veces, pero ustedes saben que hacer coquito no es difícil, pero tiene sus pasos y lista de ingredientes y no quería desperdiciar mucho, ni el esfuerzo ni los ingredientes.

Me pegué en la lotería cuando llevé mis inquietudes a Facebook… dónde tenemos un grupo de gente que nos encanta la cocina que se llama el Serious Eats Water Cooler. Allí discutimos diferentes posibilidades y técnicas y las dos que me ayudaron más fueron las recomendaciones de mi amiga Jerzee Tomato y las de Mex Falkowitz, quien es un gurú de los helados y editor en Serious Eats.

¿La clave? Crear una natilla… hacer una natilla utilizando maicena en vez de huevos y utilizar eso como la base de mi helado. Le daría cuerpo y textura… y grasa. El coquito ya tiene grasa en las leches de coco, evaporada y condensada… pero la natilla le daría ese empujoncito adicional que un helado necesita.

Todo el que ha probado el helado ha quedado fascinado… espero que a ustedes les guste de igual manera.

Coquito Ice Cream

HELADO DE COQUITO

2 tazas de mi receta de Coquito
1 ¼ tazas de half and half, dividido
2 cditas de maicena
½ taza de azúcar negra

Primero creamos los componentes del helado… haces el coquito y haces la natilla por separado. Luego las combinamos…

  1. En una cacerola mediana a fuego mediano, añade 1 taza del half and half y el azúcar. Añade la maicena al ¼ de taza restante de half and half. Menea bien para que se mezclen y no haya grumos. Mientras lo meneas se lo echas a la olla con el resto del half and half.
  2. Menea constantemente con una batidora de mano o con una cuchara de madera hasta que la natilla espese. Tomará como de 5-6 minutos. La natilla está lista cuando cubre la cuchara de madera y pasas un dedo por la natilla, como si fueras a probarla, y la natilla se mantiene separada.
  3. Casi siempre al menearla, la natilla comienza a hacer un ruidito como si se estuviera pegando en la parte de abajo. Tumba el calor en ese momento y termina de cocinar la natilla con el calorcito que le quede a la estufa y a la olla.
  4. Aunque se vea un poco suelta, no importa… la natilla cuaja cuando se enfríe en la nevera.
  5.  Pásala a un bowl que aguante caliente. Yo uso una taza de medir de cristal. Colócala en la nevera por algunas horas hasta que se enfríe completamente. Ponle un papel plástico por encima para que no te cree una capa durita por encima. Puedes hacer este paso unos cuantos días antes de que vayas a hacer tu helado.
  6. Cuando vayas a hacer el helado, junta el coquito y la natilla en una jarra que tenga una boquilla, para que se te haga fácil vertirlo. Junta 2 tazas de coquito y la receta de la natilla que debe ser un poquito mas de 1 taza. Mézclalo para que forme una mezcla homogénea y vierte en la máquina de hacer helado. Procésalo en la maquina por unos 25-30 minutos hasta que espese según las instrucciones de tu maquina en particular.
  7. Transfiere el helado a un recipiente que puedas colocar en el congelador por algunas horas. Sabe delicioso directo de la máquina de hacer helados, pero es mejor cuando le dejas en el congelador unas cuantas horas.
  8. Cuando lo vayas a servir, déjalo fuera unos minutos para que suavice y sea más fácil hacer bolitas.

??????????

El resultado final es un helado cremoso, con sabor a especias y suave en textura y al paladar. Tan cremoso como cualquier helado Premium en la calle.

Felicidades en esta Navidad… Que las fiestas y el 2014 estén llenos de muchas bendiciones para ti y tu familia.

Piña Colada – La bebida nacional de Puerto Rico

24 Sep

Este fue un artículo escrito originalmente para Flanboyant Eats…  aquí puedes leer su versión original.  Gracias Bren por la oportunidad.

 

Este es un post especial que nos solicitó mi amiga Bren Herrera de FlanboyantEats.

Bren me pidió que les presentara una receta que representara mis raíces hispanas para celebrar el Hispanic Heritage Month, que se celebra en los Estados Unidos para conmemorar y poner presente las contribuciones de los hispanos en este país. No pude pensar de una bebida más icónica que representara mis raíces que la Piña Colada. La Piña Colada se ha convertido en la bebida símbolo del Caribe, de las vacaciones y la playa.

De acuerdo con la placa, la Piña Colada nació en la calle Fortaleza del Viejo San Juan, aunque hay historias que dicen que nació realmente en la barra del Hotel Caribe Hilton. Para decirles verdad… lo que me encanta de estas historias es que ambas coinciden que la Piña Colada nació en PUERTO RICO. De eso no hay dudas… una de nuestras muchas, muchas contribuciones al mundo.

He leído y visto muchas versiones de esta bebida local, pero una Piña Colada autentica tiene solamente 3 ingredientes – crema de coco, jugo de piña y hielo. Le puedes añadir ron si lo deseas, pero el alcohol no hace la bebida. Una versión karma-free y sin alcohol es mucho, mucho mejor que una con alcohol, en mi humilde opinión.

Esta es una Piña Colada que los adultos y los niños pueden disfrutar por igual y que los hará sentir como si estuvieran disfrutando en una playa hermosa, aunque sea de sorbito en sorbito.

PIÑA COLADA VIRGEN

1 taza de crema de coco – me gusta Coco Lopez
1 taza de jugo de piña – me gusta usar Lotus
6-8 cubitos de hielo
Pedazos de piña y cherry para decorar

 

  1. Licua todos los ingredientes en una licuadora. La crema de coco hará que la mezcla sea espumante y cremosa. Y además le provee todo el azúcar que necesita.

 

Esta receta hace 4 bebidas… o 2 grandes.

 

Coquito 2

10 Dic

¡Soy una fanática del Coquito!!! Todos los años hago unas cuantas recetas de Coquito – para fiestas de Navidad, para regalar, para mí por las noches… Las Navidades no serían lo mismo sin Coquito.

Tengo que admitir que mi receta de Coquito ha evolucionado… Siempre está hecho sin alcohol, algo que mis amigas con niños pequeños aprecian. Pero quería que me quedara más dulzón y más cremosito, así que comencé a añadirle una latita de Coco López a la receta original.

Crema de Coco es lo que tradicionalmente usamos para hacer Piña Coladas. Y en mi opinión, la mejor marca es la tradicional, Coco López. Aunque otras marcas estén en especial, yo siempre prefiero comprar Coco López. De vez en cuando leo la lista de ingredientes para saber que no le añaden algún ingrediente raro. Prefiero las listas de ingredientes lo mas cortas y naturales posibles.

Esta nueva versión es más dulzona y más cremosita que la anterior… SALUD!!

COQUITO 2

3 tazas de agua
5 rajas de canela
Clavos
Anís en grano
Anís estrellado
1 lata de leche condensada
1 lata de leche evaporada
1 lata de leche de coco
1 lata de crema de coco
2cdas de jengibre en polvo
1 cda de canela en polvo
2 cdas de extracto de vainilla o vainilla en polvo
1 cdita de nuez moscada rallada
  1. En una cacerola mediana hacemos un té de especias – añadimos las 3 tazas de agua, las rajitas de canela, las semillitas de anís, el anís estrellado y  los clavos . Deja que hierva de 15-20 minutos para crear un te bastante cargado. Esto le dará al coquito la mayoría de su picante. Déjalo tapado y que se enfríe lentamente.
  2. En una licuadora mezcla la leche evaporada, leche condensada, leche de coco, crema de coco y 2 latas del té de especias que preparaste. Añádele también la nuez moscada, el jengibre en polvo y  la vainilla, en extracto o en polvo. Dependiendo de la capacidad de tu licuadora, a veces es necesario hacer esto de dos veces… yo echo la mitad de cada lata con un poco de té y mezclo.
  3. Transfiérelo a una botella grande y limpia. Repite con los ingredientes que te queden. Enfríalo en la nevera.
  4. Sírvelo frío en vasitos pequeños. Polvoréale un poco de canela en polvo por encima si deseas…

Tembleque de Turrón

9 Dic

La cultura puertorriqueña es una mezcla de 3 culturas madres desde los tiempos de Cristóbal Colón – la Taína, la Africana y la Española.  Así que con el paso del tiempo, muchas de las costumbres que tenemos en Puerto Rico se derivan de alguna de estas tres culturas básicas.

El turrón es un dulce típico español que se come aquí en Puerto Rico especialmente en la Navidad.  Es un dulce de almendras súper dulce y súper delicioso.  No se consigue en las tiendas en ninguna otra época del año.  Sabes que la Navidad llegó cuando vas a los supermercados, y tienen puesta música de parranda navideña y las estibas de turrón, panetone y nueces están alienadas en todos los pasillos.

Yo dejé de comer turrón en las Navidades porque la mayoría de las marcas principales contienen huevo o clara de huevo en sus ingredientes.  Me encantaba comer turrón alicante (que es la versión dura) o de Jijona (que es le de almendras molidas) con pedazos de queso de bola… yum.  Pero hay un montón de variedades adicionales, hasta de chocolate que a mi papá le encanta… pero, casi todos tienen huevos.

Pero este año, mi amigo Daniel me dijo que había hecho un tembleque de turrón con la receta de tembleque de mi mamá.  Y que encontró un turrón que no tenía huevos… QUE, QUE!!?!?! Un turrón sin huevo, ¡eso lo tengo que ver yo!!

Encontré el susodicho turrón en un supermercado local y tal y como me lo dijo Daniel, nada de huevos en la lista de ingredientes – es Nata Nueces y es súper rico.  Es como una masa de almendras molidas, como un mazapán, con pedacitos de nueces. 

     

Esta receta es súper chévere porque la idea me la trajo Daniel… un fanático de Karma-Free Cooking.  Este es el poder del internet en acción, no??  GRACIAS DANIEL!!!

 Espero que les guste a ustedes también.

 

TEMBLEQUE de TURRÓN

1 lata de crema de coco – Coco Lopez la marca que prefieras, esto es lo que se usa para hacer las Piña Coladas
1 lata de leche de coco
Agua
2 rajas de canela
Una pizca de sal
1/3 taza de maicena
1 paquete de turrón Nata de Nuez – me gusta porque no contiene huevo
Canela en Polvo a gusto
 
  1. Toma las dos latas de coco y añádeles suficiente agua para hacer 5 tazas de líquido.  Resérvate 1 taza de este líquido y vierte el restante en una olla para cocinarlo a fuego medio-alto.  Añádele la sal y las rajas de canela a la olla.
  2. Pica el turrón en pedacitos y apriétalo entre tus dedos para desmenuzarlo un poco.  Añádeselo a la olla caliente con las leches de coco.
  3. Mezcla la maicena con la taza de líquido que reservaste.  Mézclalo bien y añádeselo a la olla cuando haya empezado a borbotear un poquito por las orillitas. El líquido comenzará a cuajarse un poco. 
  4. Sácalo del fuego y viértelo en el envase donde piensas servirlo.  Puede ser en un pyrex cuadrado, unas tasitas o hasta unos ramekins.  Colócalo en la nevera para que se termine de cuajar.  Se cuajará como hace la gelatina en la nevera.
  5. Polvoréale canela en polvo por encima antes de servirlo.

 

A mi amiga Ana y a mí nos encantó esta receta.  La consistencia del tembleque típico cambia un oco al añadirle el turrón, pero el sabor es súper rico.  El coco y las nueces con almendras van de lo más bien juntos.  Y si lo tienes guardado en la nevera por unos días, el sabor de las nueces se intensifica y sabe como a licor…  de lo más festivo.