Archivo | snacks RSS feed for this section

Quesadilla Frita de Espinacas y Queso de Cabra

29 Jul

El otro día fui a un restaurante mexicano bastante conocido que abrió sus puertas en Puerto Rico por primera vez. Aunque este conocido restaurante ya tiene sucursales en varias ciudades de los Estados Unidos, para algunos de sus fanáticos más fervorosos, esto no es un restaurante de cadena… Bueno, Según mi experiencia en mi primera y única visita, no estuve muy impresionada que digamos. Después de todos los chijí-chijá de la apertura en Puerto Rico y de las maravillas que escuché del mismo, mi opinión final fue –¡yo puedo hacer mejor comida mexicana en mi casa!!

Así que nacieron estas quesadillas… Mis quesadillas son súper ricas, y por qué hacer quesadillas con un solo queso si podemos usar dos, ¿verdad? Y un telegrama importante para estos restaurantes mexicanos fancy… las quesadillas, si les van a echar otros ingredientes, pollo no es lo único que le interesa a la gente además del queso.

Así que inspirada en las quesadillas fritas de Guadalajara y la experiencia no tan deliciosa del restaurancito mexicanito famoso, les comparto mis quesadillas de espinacas que pueden ser tremenda opción de almuerzo o hasta de una cena liviana…

10438914_10154304275155174_872798684706925807_n

 

QUESADILLAS FRITAS DE ESPINACAS Y QUESO DE CABRA

3 tortillas de maíz germinado orgánico
1 taza de espinaca bebé fresca – lo que puedas medir en una taza de medir
1 taza de queso mozzarella rallado
2 onzas de queso de cabra – o de queso crema si prefieres
Sal kosher
Pimienta Negra acabada de moler
Aceite de Oliva

Podrás hacer 2 quesadillas a la vez si usas un sartén grande, pero debes hacerlas en cierto orden. Yo entiendo que 3 quesadillas es suficiente como para una porción adulta, pero si eso no es suficiente para ti, sólo ajusta los ingredientes y añade más de todo. Esto en realidad es el método que yo uso, y es flexible en cuanto a la cantidad de los ingredientes.

  1. En un sartén grande non-stick a fuego medio, añade un chorrito de aceite de oliva y coloca una tortilla… pásala por el aceitito por ambos lados. La tortilla de ablandará con el calor del sartén.
  2. Coloca el queso rallado primero sobre la tortilla. Ahora coloca un puñadito de espinaca bebé sobre el queso. Puedes picarla en pedazos mas pequenos con tus manos si quieres. Sazona la espinaca con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Coloca unos pedacitos de queso de cabra sobre la espinaca.
  3. Cuidadosamente, dobla la tortilla al medio para que termines con unas medias lunas rellenas de queso y espinacas. Primero parece que es mucho relleno para la tortilla, pero con el calor del sartén la espinaca se amortigua y reduce en tamaño considerablemente.
  4. Vira la tortilla por ambos lados para que se dore parejito por los dos lados.

Mientras una quesadilla se dora en un lado del sartén, tienes espacio suficiente para calentar la próxima tortilla. Y comienzas en proceso nuevamente.

 

Anuncios

Nueva Versión del Smoothie de Desayuno Tropical Cream Supreme

23 Ene

Una de mis resoluciones de Año Nuevo es comer mucho más saludable… y asegurarme de consumir mis raciones de frutas frescas al día es ciertamente gran parte de esa resolución.

Me encantan los sabores de la batida de Orange Julius, el Tropical Cream Supreme. Para serles sincera, ni sé si este fast food todavía existe por ahí. Maybe debería googlearlo… pero de lo que estoy segura es que el sabor de esta batida me hace recordar mis días de adolescente. Pero la gente y las cosas cambian… y muchas veces para mejorar.

Así que les presento mi nueva versión mejorada del Tropical Creme Supreme edición 2013… la cual se está convirtiendo en mi batida de desayuno favorita.

Updated Tropical Cream Supreme

NUEVA VERSIÓN DEL SMOOTHIE DE DESAYUNO TROPICAL CREAM SUPREME

1 guineo
4 fresas
¼ taza de mangó congelado
½ taza de yogurt plain
1 taza de jugo de parcha o mburucuyá
Un chorrito de néctar de agave o miel
1 cda de semillas de linaza molidas

 

  1. Licua todos los ingredientes en tu batidora eléctrica o tu Magic Bullet.
  2. Sírvela fría.

 

Quesadillas Fritas

20 Sep

Es increíble los antojos que me dan a veces… y me dan antojos de cualquier cosa, pero últimamente es de comida mexicana. Y no siempre puedo darme la vuelta por Los Pioneros a comerme unos Tacos de Nopales, así que me las tengo que inventar en casa…

Lo mas fácil que podemos hacer que captura los sabores mexicanos son unas quesadillas. Una tortilla y queso elevados a su más sublime expresión. Y cuando visité Guadalajara y cuando viajé con mi amigo Guillén a NYC aprendí que las mejores quesadillas son fritas.

Pero, como estoy tratando de velar lo que me como… porque aunque uno sea vegetariano también es posible acumular unas libritas indeseadas, me las invente para obtener el sabor y la textura de una quesadilla frita, pero sin usar mucho aceite y grasa.

Así es como las preparo…

QUESADILLAS FRITAS

4 tortillas de maíz blanco, orgánicas si es posible
6 rebanadas finitas de queso pepper jack (queso monterrey con pimienta)
Aceite de Oliva

1.  Úntale un poco de aceite de oliva a las tortillas, lo menos que sea posible. Yo estibo las tortillas y le pongo el aceite a la primera tortilla. La viro y esto hace que la segunda tortilla se aceite un poco con el que le puse a la primera… Y así voy virando las tortillas una a una para que se engrasen la una con la otra y trato de usar el menor aceite posible hasta que todas tienen algo por ambos lados.

2.  Calienta un sartén grande non-stick a fuego mediano. Puedes hacer esto en un sartén pequeño, pero se te hará más fácil hacer las quesadillas de 2 en 2 con un sartén grande. Coloca 2 tortillas en el sartén una la lado de la otra. Es posible que queden una arribita de la otra en un pedazo, pero eso no importa. Caliéntalas por ambos lados hasta que se doren por ambos lados y se vuelvan plegables. Veras que se encojen un poco…

3.  Cuando las tortillas estén calientes por ambos lados, coloca 2-3 rebanadas de queso en una mitad de cada tortilla y dóblala por la mitad creando una media luna o semicírculo. Aplasta la tortilla por encima para asegurarte que ese lado se pega al queso de adentro. Vírala unas cuantas veces para que te asegures que se dora por ambos lados y el queso se derrite completamente.

4.  Ponlas a un lado y espera unos minutos antes de comerlas. Repite con las tortillas y queso restantes.

Estas quesadillas se comen con las manos… no con cuchillo y tenedor. Las tortillas de maíz son más gorditas y son medio dificilitas de picar, así que es preferible meterles un mordisco.

Sírvelas con una ensalada de tomates y aguacates por el lado… o un guacamole o una salsa de tomates frescos.

Lassi de Mangó y Parcha

4 Sep

Aunque no me lo crean, estoy en los preparativos para mi 4to viaje a la India… Esta vez iremos tempranito en el año para que no tengamos que soportar el calor infernal que plaga toda la India de abril en adelante. Uno pensaría que criarse en el Caribe lo prepararía a uno para los calores de la India – ¡NOOOOOO! Para nada. Nosotros en el Caribe tenemos brisas y mar por todos lados… el calor de la India se siente 200 veces mucho más caluroso que cualquier verano en Puerto Rico.

Y me encanta visitar la India, especialmente para viajes espirituales como el que haremos próximamente. Nuestra pasión por los mangó es algo en que nuestras culturas coinciden. Los lassis fueron una de las primeras cosas que aprendí de la cocina india y me encanta tomarlos (especialmente los dulces) cuando viajo por allá. Lassis es una tremenda manera de combatir el calor del clima y lo picante de la comida típica de la India. Y aunque me encanta comerme un mango como fruta… es también súper delicioso en una batida.

Esta versión de lassi, que es meramente una bebida de yogurt, es algo que me inventé el otro día al hacer un experimento. Es una combinación medio agria, medio dulce sin ser muy dulce para que refresque de verdad. Es como combinar a la India y a Puerto Rico en un vaso… maybe no es lo más tradicional, pero es delicioso de verdad.

 

 

LASSI DE MANGÓ y PARCHA

1 taza de mangó, picadito
1 taza de jugo de parcha
½ taza de yogurt griego
2 cdas de néctar de agave
3 cubitos de hielo
  1. Coloca todos los ingredientes en una licuadora y bátelo todo en alta velocidad hasta que la mezcla esté suave y cremosita.

Disfrútalo como parte de tu desayuno o una merienda.

Alcapurrias de Yuca

6 Ago

Cuando viajé recientemente a Paraguay, quisimos agradecerle las atenciones que nuestros amigos paraguayos tuvieron para con nosotros con una Cena Puertorriqueña. Bueno, casi puertorriqueña, porque hubo un poquito de cada uno de los que estábamos viajando en el grupo. Algo de República Dominicana, algo de Brazil, algo inventado inspirado por el mercado de Coronel Oviedo… Entre los platos que son típicamente puertorriqueños fueron unas alcapurrias.

Con la cantidad de yuca que teníamos disponible en Paraguay, teníamos que hacer alguna fritura con yuca y que mejor que las alcapurrias. He tratado de incluirle una receta de alcapurrias desde hace tiempo. Pero yo no hago alcapurrias sola en mi cocina. No son difíciles de hacer, pero definitivamente es mejor cuando se divide el trabajo en equipo.

Las alcapurrias son tradicionalmente hechas de una masa de plátano y yautía molida. También se hacen de yuca molida, así que no nos estamos desviando de una receta tradicional que hacemos localmente. En vez de rellenarla de carne molida, las rellenamos de vegetales mixtos. También puedes hacer el relleno añadiéndole proteína de soya a los vegetales mixtos para que tenga una apariencia más similar a las recetas tradicionales locales. Son una de las frituras típicas puertorriqueñas que veras en cualquier fiesta de pueblo, especialmente en los kioskos del Balneario de Luquillo o Loíza.

Esta es la receta de Yazmín y Joel que fueron los masters alcapurreros del viaje. Yo soy una master comedora de alcapurrias. Lo mejor es hacer muchas alcapurrias de un cantazo. Fríes las que te vayas a comer inmediatamente, y lo que no vayas a comerte inmediatamente, las congelas para freírlas después. No es inteligente hacer alcapurrias al momento de tener el antojo. Esta no es una receta rápida de hacer… están advertidos.

Joel friendo alcapurrias en Paraguay…

Nosotros en Paraguay tuvimos la dicha de tener un equipo completo para moler la yuca cruda en un molino manual. En Puerto Rico, tenemos la facilidad de una máquina Champion donde molemos la yuca y la leche de la yuca se separa de la masa. Pero, si la tarea de moler yuca te vuela la cabeza, en los supermercados venden ya yuca molida o masa para alcapurrias/pasteles, ready to go. Nunca la he usado, pero lo único que habría que hacer es descongelarla, exprimirla para secarla lo más posible y sazonarla… y eso te enseño a hacerlo aquí.

ALCAPURRIAS DE YUCA

Yuca cruda molida, como 5 libras de yuca, peladas y lavadas
10 dientes de ajo, molido en un pilón o procesador de alimentos
2 ½ cdas de sal
¼ taza de aceite de achiote, para darle color a la masa
 
Relleno de Vegetales
1 bolsa de vegetales mixtos, descongelados
1 cebolla grande, picadita chiquita
½ taza de salsa de tomate
1 cdita de sazón Garlic and Herbs
Sal y Pimienta a gusto
Aceite de Oliva
 
Aceite de Canola para freír
  1. Si tienes un molino manual, muele la yuca ahí. Si tienes una Champion, muele la yuca ahí. Si tienes una procesadora de alimentos, muélela ahí. Si prefieres comprar la masa congelada en el supermercado, está perfecto también.

2.  Después que la yuca esté molida, debes exprimirla bien con un paño de algodón o una toalla. La idea es que la masa quede lo mas seca posible. Si no la exprimes, puede que se te desmoronen a la hora de freírlas. Y eso no es nada de agradable después que pasas el trabajo de hacer las alcapurrias.

3.  Sazona la masa con el ajo molido, sal y aceite de achiote. Ponlo a un lado.

4.  Para preparar el relleno, en un sartén grande, echa un chorrito de aceite de oliva, y sofríe las cebollas a fuego mediano. Sofríelas por un ratito moviéndolas ocasionalmente hasta que se ablanden. Sazona con sal y pimenta.

5.  Agrega los vegetales mixtos y la salsa de tomate. Mézclalo todo bien. Sazona nuevamente con sal, pimienta, garlic and herbs. Y mezcla una vez más. Tapa el sartén para que los vegetales se ablanden bien y los sabores se mezclen. Apaga el fuego y deja que se enfríe antes de hacer las alcapurrias.

6.  En otro sartén grande, agrega como 1 ½” de aceite de canola para freír las alcapurrias a fuego medio alto. Cuando el aceite esté listo, ya saben con el método de colocar el cabo de una cuchara de madera en el aceite, comenzamos a formar las alcapurrias.

7.  Echamos un cucharón de masa en una mano cubierta con un pedazo de papel encerado o papel de aluminio o una hoja de guineo/plátano que es lo más tradicional. Esparcimos la masa con la parte de atrás del cucharón. Echamos como 1 cuchara de comer sopera de relleno en el centro de la alcapurria. Con el cucharón nuevamente vamos a cubrir el relleno con la masa que hayamos dejado por las orillitas. La idea es cubrir el relleno completamente con la masa. Puede que necesites practicar esto un poco, pero eso es normal.

8.  Mi amiga Mai, pone el papel encerado en un picador y dobla el papel para que la masa cubra el relleno y le termina de dar forma con el cucharón.

9.  Ayudándote con el papel que uses, échala con cuidado en el aceite caliente. No la toques mucho que la masa esta blandita. Con una cuchara viértele un poco del aceite caliente por encima para que la parte de la alcapurria que no está sumergida en el aceite se endurezca un poquito. Esto te facilitará cuando la vayamos a virar luego.

10.  Cuando la alcapurria se vea doradita por debajo, vírala para que se dore por el otro lado. El aceite debe estar no muy caliente para permitir que la masa se cocine completamente. Si el aceite está muy caliente, se dora demasiado rápido por fuera pero la masa se queda cruda por dentro. Not good… Esto es de suma importancia si vas a freír alcapurrias que hayas congelado.

11.  Cuando esté doradita por todos lados, sácala del aceite con cuidado con una cuchara que tenga rotitos para que se escurra el aceite lo más posible y colócala en un plato o bandeja cubiertos con papel toalla para escurrir el exceso de aceite.

Mami acomodando alcapurrias en papel toalla

12.  Puedes freír cuantas alcapurrias quieras mientras te quepan cómodamente en tu sartén. No trates de poner demasiadas para que no se vayan a desbaratar. Pero de 2-3 en un sartén grande es perfecto. Cuando le cojas el swing, vas a parecer una línea de producción en masa hasta que se te acabe la masa y/o el relleno.

13.  Deja que se enfríen un ratito, como 15 minutos, antes de meterles el diente… es un fritura y se calienta mucho por dentro. Si quieres ayudarte, puedes picarla por la mitad para que vaya botando el vapor y se enfríen un poco antes de comerlas.

Para congelar las alcapurrias, sólo corta pedazos de papel encerado y envuelve cada alcapurria en un papelito y acomódalas una la lado de la otra en unas bolsitas ziplock. Cuando quieras comer alcapurrias, saca las que quieras y las fríes o las haces al horno. Es el mismo principio de hacer tostones o albóndigas y congelarlos… Quedan de lo más bien…

 

Espero que te gusten tanto como nos encantan a todos los puertorriqueños… son alcapurrias vegetarianas, pero tienen el mismo sabor auténtico de las alcapurrias de Luquillo o de cualquier fiesta patronal o verbena de escuela.