Quesadillas Guillén con Salsa Fresca

5 May

Guillén es mi amigo del centro yoga… El vive en Cuidad de México, pero trata lo más posible de venir a Puerto Rico, Miami o New York para las actividades importantes del centro y los retiros.  La última vez que nos vimos fue durante nuestro retiro de Navidad que este pasado año fue en New York.  Siempre la pasamos de lo mejor cuando nos vemos, hablando de todo, pero siempre la comida es tema importante de conversación…

A Guillén le encanta cocinar y compartir sus fabulosas recetas mexicanas con nosotros.  Y tan pronto nos dieron “luz verde” para comer de todo después de nuestro retiro, Guillén dijo que nos quería invitar a sus famosas quesadillas de desayuno.  ¿Quesadillas de desayuno?  Pues aparentemente así es que se las comen en el DF, así que los comelones del centro todos dijeron presente… y eso me incluye a mí.

Algo que Guillén me enseñó esta vez es que lo que yo les he estado vendiendo como quesadillas – Quesadillas Caprese, Quesadillas Francesas o las Quesadillas Cordon Blue, etc. – son realmente SINCRONIZADAS.  Guillén me dice que las quesadillas son típicamente fritas en aceite y hechas de tortillas de maíz.  Las sincronizadas están hechas de tortillas de harina y que se calientan en un sartén o en el horno para dorarlas y que el queso se derrita, pero no son fritas nunca.  Y para serles sincera, le estoy sumamente agradecida a Guillén por esta lección de cocina mexicana, porque había visto sincronizadas en los menús de Guadalajara la última vez que fui, pero nadie había sido tan especifico para explicarme cual era la diferencia de las quesadillas.

Así que aquí les incluyo la manera en que Guillén me enseñó a hacer sus quesadillas tradicionales…  Primero, comenzamos con las tortillas de maíz orgánico.  Estas no se consiguen tan fácilmente en Puerto Rico, pero las he visto en casi todos los health food que he ido en los Estados Unidos.  Esta es la marca que le gusta usar a Guillén y son verdaderamente deliciosas.

Después está el queso… Guillén prefiere utilizar queso pepper jack, que contiene picante.  Pero si prefieres algo menos picante, puedes utilizar queso Monterrey Jack o de los quesos ya rallados que tienen queso de papa y Monterrey Jack.  Aunque la manera tradicional de hacerlas es picando lascas de queso de una barra de queso, no el pre-rallado.

Y lo que le da el toque especial a estas quesadillas es la Salsa…  es súper fácil de hacer y sabe extremadamente deliciosa y auténtica que me siento que estoy en Guadalajara comiendo quesadillas cada vez que la como.  Guillén me permitió tomarle fotografías a todo el proceso de hacer estas quesadillas para poder entonces compartirlo con ustedes.  Pero, he hecho ya esta salsa un montón de veces en casa y es súper fácil y confiable.  Siempre queda bien…  Es importante que uses los tomates más rojitos y maduros que puedas conseguir.  Realmente hacen la diferencia…

 

QUESADILLAS GUILLEN con SALSA FRESCA

8 tortillas de maíz orgánico
16 rebanadas de queso pepper jack – usaremos 2 rebanadas por cada tortilla
Aceite de Canola para freír
2 tomates medianos, maduros y quitándole donde estaba el tallito
½ cebolla blanca, picadita chiquita
El jugo de una lima o limón criollo
Sal y Pimienta a gusto
2 cdas de aceite de oliva

 

Primero haremos la salsa…

  1. En un sartén de teflón, coloca los tomates y los asaremos sobre la estufa a fuego medio-alto.  Vete dándole la vuelta de vez en cuando hasta que la piel de los tomates se ponga negrita.  Esto cocinará un poco la pulpa de los tomates y le impartirá un sabor ahumado a la salsa.
  2.      
  3. Luego de que los tomates estén negritos por todos lados, sácalos del sartén para que se enfríen un poco.  Yo pelo los tomates un poco para quitarle las partes de la cascara que estén más prietas.  Pica los tomates en 4 y añádelos a un procesador de alimentos o una licuadora.  Procésalo o licúalo como por 1 minuto.
  4. Vierte la salsa de tomates en un bowl mediano.  Añádele la cebolla picadita, el jugo del limón, sal, pimienta y el aceite de oliva.  
  5. Pónlo a un lado en lo que hacemos las quesadillas para que los sabores se unan bien.

Ahora hacemos las quesadillas… que no es ninguna ciencia.

  1. En un sartén grande, añade como ¼” de aceite a fuego medio-alto… y cuando el aceite está lo suficientemente caliente para freír, añade una tortilla y fríela ligeramente por ambos lado para que se ponga blandita.  Inmediatamente añádele 2 rebanaditas de queso en una mitad de la tortilla y dobla la tortilla para que tengamos una media luna.  Fríe la tortilla por ambos lados hasta que la tortilla esté dorada y el queso se haya derretido.
  2.              
  3. Escurre las tortillas en un plato cubierto de papel toalla.
  4. Cuando las quesadillas se hayan enfriado lo suficiente para poderlas tocar, ábrelas un poquito para echarle como 1 cucharada de salsa por dentro.

 

Y eso es todo…  puedes comerte estas quesadillas con una ensaladita por el lado y con algo de sour cream por encima.  Pero créeme, que estas quesadillas son perfectas así no más.

Una respuesta to “Quesadillas Guillén con Salsa Fresca”

  1. arturo aquino mayo 6, 2010 a 9:17 pm #

    oyesssssssss que hambre que me dio, saben que estoy en una dieta de crudos……… muaaaaaaaaaaa, hary om a todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: