Tag Archives: tortillas de maíz

Quesadillas Fritas

20 Sep

Es increíble los antojos que me dan a veces… y me dan antojos de cualquier cosa, pero últimamente es de comida mexicana. Y no siempre puedo darme la vuelta por Los Pioneros a comerme unos Tacos de Nopales, así que me las tengo que inventar en casa…

Lo mas fácil que podemos hacer que captura los sabores mexicanos son unas quesadillas. Una tortilla y queso elevados a su más sublime expresión. Y cuando visité Guadalajara y cuando viajé con mi amigo Guillén a NYC aprendí que las mejores quesadillas son fritas.

Pero, como estoy tratando de velar lo que me como… porque aunque uno sea vegetariano también es posible acumular unas libritas indeseadas, me las invente para obtener el sabor y la textura de una quesadilla frita, pero sin usar mucho aceite y grasa.

Así es como las preparo…

QUESADILLAS FRITAS

4 tortillas de maíz blanco, orgánicas si es posible
6 rebanadas finitas de queso pepper jack (queso monterrey con pimienta)
Aceite de Oliva

1.  Úntale un poco de aceite de oliva a las tortillas, lo menos que sea posible. Yo estibo las tortillas y le pongo el aceite a la primera tortilla. La viro y esto hace que la segunda tortilla se aceite un poco con el que le puse a la primera… Y así voy virando las tortillas una a una para que se engrasen la una con la otra y trato de usar el menor aceite posible hasta que todas tienen algo por ambos lados.

2.  Calienta un sartén grande non-stick a fuego mediano. Puedes hacer esto en un sartén pequeño, pero se te hará más fácil hacer las quesadillas de 2 en 2 con un sartén grande. Coloca 2 tortillas en el sartén una la lado de la otra. Es posible que queden una arribita de la otra en un pedazo, pero eso no importa. Caliéntalas por ambos lados hasta que se doren por ambos lados y se vuelvan plegables. Veras que se encojen un poco…

3.  Cuando las tortillas estén calientes por ambos lados, coloca 2-3 rebanadas de queso en una mitad de cada tortilla y dóblala por la mitad creando una media luna o semicírculo. Aplasta la tortilla por encima para asegurarte que ese lado se pega al queso de adentro. Vírala unas cuantas veces para que te asegures que se dora por ambos lados y el queso se derrite completamente.

4.  Ponlas a un lado y espera unos minutos antes de comerlas. Repite con las tortillas y queso restantes.

Estas quesadillas se comen con las manos… no con cuchillo y tenedor. Las tortillas de maíz son más gorditas y son medio dificilitas de picar, así que es preferible meterles un mordisco.

Sírvelas con una ensalada de tomates y aguacates por el lado… o un guacamole o una salsa de tomates frescos.

Anuncios

Rajas de Pimientos Poblanos

21 Ene

Cuando viajé a Guadalajara el año pasado aprendí lo que son las RAJAS… Los mexicanos le llaman RAJAS a cualquier cosa picada en tiritas. Así que tuve la oportunidad de comer Rajas de Jalapeños, de Nopales y de Poblanos.

Las Rajas de Jalapeños que probé estaban deliciosas hechas en una salsa cremosita con maíz en grano y cantitos de queso en la mezcla. Los sirven como en estilo buffet – te dan 3 tortillas con el relleno de rajas y tu escoges de un buffet lo que quieres por encimita – lechuga, tomate, crema , limón, mas salsa, etc.

Algo que me sorprendió de cada vez que comía RAJAS… que nunca eran tan picantes como me las esperaba. Todas las veces, los platos que comí estaban manejables, hasta para mi paladar cobarde con el picante.

Así que vi una receta de Marcela Valladolid para hacer unas rajas de Poblanos, que fueron mis chiles favoritos cuando visité Guadalajara. Cuando hice esta receta por vez primera estoy casi convencida que la hice con otro chile que no era poblano, porque el resultado estaba mucho mas picante de lo que me acordaba. O que los chiles estaban comenzando a madurarse un poco y cambiando de color, y me han dicho que esto puede aumentarle el picante… No soy experta en chiles ni pique, así que necesito opiniones expertas de su parte.

Quién sabe lo que sucedió… pero lo bueno es que el resultado final fue delicioso…

RAJAS DE PIMIENTOS POBLANOS

6 chile poblanos frescos
3 cdas de aceite canola
1 cebolla mediana, picadita
1 diente de ajo, picadito
2 mazorcas de maíz frescas, removiéndoles los maicitos – y guarda la mazorca, que la usaremos en la receta
¼ taza de heavy cream
½ taza de yogurt plain
¼ taza de caldo de vegetales
½ taza de queso mozzarella, rallado
¼ taza de queso feta, en pedacitos pequeños
Sal y Pimienta a gusto
Para Acompañar:
Espinaca bebe o lechuga
Tomates frescos
1 taza de yogurt plain, escurrido – o yogurt griego
Rebanadas de limas
Tortillas de Maíz

  1. Rostizamos los chiles en el broiler de tu horno hasta que se ponga prieto por todos lados. Yo lo hice en mi hornito tostadora. Colócalos en una bolsita plástica como por 10 minutos para que el vapor y calor de los chiles les haga separar la cascara.
  2. Cuando los chiles se hayan enfriado un poco, le quitamos la cascara quemada, le eliminamos las semillas y las venas de adentro. Pica los chiles en rajitas o tiritas de cómo ½” de ancho. Ponlos a un lado.
  3. Añade el aceite a un sartén grande a fuego mediano. Añade la cebolla y el ajo cuando el aceite este en su punto. Saltéalo todo hasta que se ablanden, como 5 minutos. Añade los maicitos a la mezcla y cocínalo como por 3 minutos más.
  4. Añade las rajas de poblano a la mezcla de maíz y cebolla. Continúa cocinando hasta que el maíz se cocine suficiente como 5 minutos más.
  5. Añade el heavy cream, el yogurt sin escurrir, el caldo de vegetales. Con la parte de atrás de un cuchillo pásala por lo que quedo de la mazorca para que extraigas la lechita que queda de los maíces. Continúa cocinando todo como 8 minutos mas. Añade los quesos y mézclalo todo bien hasta que quede una salsa suavecita. Sazona con sal y pimienta a gusto.
  6. Transfiérelo a un plato de servir e inclúyelo en la Taquiza.
  7. Calienta un poco las tortillas en un sartén seco. Coloca las tortillas tibias en una toallita de cocina limpia cubierta con papel de aluminio para mantenerlas tibias lo mas que se pueda.

Y te preguntarás… ¿Qué es una Taquiza? Pues es cuando colocas todos los componentes de hacerte Tacos en estilo bufet… así como lo hacen en Guadalajara. Buen Provecho!

Quesadillas Guillén con Salsa Fresca

5 May

Guillén es mi amigo del centro yoga… El vive en Cuidad de México, pero trata lo más posible de venir a Puerto Rico, Miami o New York para las actividades importantes del centro y los retiros.  La última vez que nos vimos fue durante nuestro retiro de Navidad que este pasado año fue en New York.  Siempre la pasamos de lo mejor cuando nos vemos, hablando de todo, pero siempre la comida es tema importante de conversación…

A Guillén le encanta cocinar y compartir sus fabulosas recetas mexicanas con nosotros.  Y tan pronto nos dieron “luz verde” para comer de todo después de nuestro retiro, Guillén dijo que nos quería invitar a sus famosas quesadillas de desayuno.  ¿Quesadillas de desayuno?  Pues aparentemente así es que se las comen en el DF, así que los comelones del centro todos dijeron presente… y eso me incluye a mí.

Algo que Guillén me enseñó esta vez es que lo que yo les he estado vendiendo como quesadillas – Quesadillas Caprese, Quesadillas Francesas o las Quesadillas Cordon Blue, etc. – son realmente SINCRONIZADAS.  Guillén me dice que las quesadillas son típicamente fritas en aceite y hechas de tortillas de maíz.  Las sincronizadas están hechas de tortillas de harina y que se calientan en un sartén o en el horno para dorarlas y que el queso se derrita, pero no son fritas nunca.  Y para serles sincera, le estoy sumamente agradecida a Guillén por esta lección de cocina mexicana, porque había visto sincronizadas en los menús de Guadalajara la última vez que fui, pero nadie había sido tan especifico para explicarme cual era la diferencia de las quesadillas.

Así que aquí les incluyo la manera en que Guillén me enseñó a hacer sus quesadillas tradicionales…  Primero, comenzamos con las tortillas de maíz orgánico.  Estas no se consiguen tan fácilmente en Puerto Rico, pero las he visto en casi todos los health food que he ido en los Estados Unidos.  Esta es la marca que le gusta usar a Guillén y son verdaderamente deliciosas.

Después está el queso… Guillén prefiere utilizar queso pepper jack, que contiene picante.  Pero si prefieres algo menos picante, puedes utilizar queso Monterrey Jack o de los quesos ya rallados que tienen queso de papa y Monterrey Jack.  Aunque la manera tradicional de hacerlas es picando lascas de queso de una barra de queso, no el pre-rallado.

Y lo que le da el toque especial a estas quesadillas es la Salsa…  es súper fácil de hacer y sabe extremadamente deliciosa y auténtica que me siento que estoy en Guadalajara comiendo quesadillas cada vez que la como.  Guillén me permitió tomarle fotografías a todo el proceso de hacer estas quesadillas para poder entonces compartirlo con ustedes.  Pero, he hecho ya esta salsa un montón de veces en casa y es súper fácil y confiable.  Siempre queda bien…  Es importante que uses los tomates más rojitos y maduros que puedas conseguir.  Realmente hacen la diferencia…

 

QUESADILLAS GUILLEN con SALSA FRESCA

8 tortillas de maíz orgánico
16 rebanadas de queso pepper jack – usaremos 2 rebanadas por cada tortilla
Aceite de Canola para freír
2 tomates medianos, maduros y quitándole donde estaba el tallito
½ cebolla blanca, picadita chiquita
El jugo de una lima o limón criollo
Sal y Pimienta a gusto
2 cdas de aceite de oliva

 

Primero haremos la salsa…

  1. En un sartén de teflón, coloca los tomates y los asaremos sobre la estufa a fuego medio-alto.  Vete dándole la vuelta de vez en cuando hasta que la piel de los tomates se ponga negrita.  Esto cocinará un poco la pulpa de los tomates y le impartirá un sabor ahumado a la salsa.
  2.      
  3. Luego de que los tomates estén negritos por todos lados, sácalos del sartén para que se enfríen un poco.  Yo pelo los tomates un poco para quitarle las partes de la cascara que estén más prietas.  Pica los tomates en 4 y añádelos a un procesador de alimentos o una licuadora.  Procésalo o licúalo como por 1 minuto.
  4. Vierte la salsa de tomates en un bowl mediano.  Añádele la cebolla picadita, el jugo del limón, sal, pimienta y el aceite de oliva.  
  5. Pónlo a un lado en lo que hacemos las quesadillas para que los sabores se unan bien.

Ahora hacemos las quesadillas… que no es ninguna ciencia.

  1. En un sartén grande, añade como ¼” de aceite a fuego medio-alto… y cuando el aceite está lo suficientemente caliente para freír, añade una tortilla y fríela ligeramente por ambos lado para que se ponga blandita.  Inmediatamente añádele 2 rebanaditas de queso en una mitad de la tortilla y dobla la tortilla para que tengamos una media luna.  Fríe la tortilla por ambos lados hasta que la tortilla esté dorada y el queso se haya derretido.
  2.              
  3. Escurre las tortillas en un plato cubierto de papel toalla.
  4. Cuando las quesadillas se hayan enfriado lo suficiente para poderlas tocar, ábrelas un poquito para echarle como 1 cucharada de salsa por dentro.

 

Y eso es todo…  puedes comerte estas quesadillas con una ensaladita por el lado y con algo de sour cream por encima.  Pero créeme, que estas quesadillas son perfectas así no más.

Cazuela de Tortillas

18 Dic

Yo trabajo desde casa con mucha frecuencia… y muchas veces cuando me da hambre de almuerzo ya estoy demasiado hambrienta para cocinarme algo de comer.  Así que puedo tener la nevera llena de ingredientes deliciosos para cocinar, pero termino hirviéndome una papa rapidito o comiéndome un sándwich.  No tengo la paciencia de invertir 30-40 minutos cocinando algo en el medio de un día ocupado.

Tenía un montón de tortillas en casa por estar experimentando con algunas recetas que aprendí en México y me cansé de verlas en la nevera y quise investigar que podía hacer con ellas.  Encontré algunas recetas interesantes, pero como de costumbre la gran mayoría tenían algún tipo de carne en ellas.  Y al tener unos pedazos de tofu-chón en la nevera pensé que sería una buena oportunidad de usarlos en otro plato. Y mezclando e inventando me día  la tarea de experimentar una vez más.

Me gustó una receta de éstas en particular porque necesitaba guardarse en la nevera toda una noche antes de hornearla… y pensé que sería perfecta para un almuerzo de mitad de semana.  Algo que puedo preparar la noche antes, colocarlo en el hornito tostadora como a las 11AM, dejarlo ahí sin tener que velarlo y para cuando me de hambre a medio día que este ready para mí.  Esas son las recetas que me gustan de verdad…

A la verdad que no estoy segura que mantener la cazuela en la nevera toda la noche se estrictamente necesario, pero lo que me gusta de este método es que lo puedes preparar la noche antes (o unas cuantas noches antes si prefieres) cuando estés preparando otro plato.  Y la cazuela estará lista para ti, cuando tú estés lista para ella…

 

CAZUELA DE TORTILLAS

Como 7 tortillas de maíz, picadas en tiritas como de ½” de ancho
6-7 rebanadas de tofu marinado – yo usé mi receta de tofu-chón que puedes ver aquí
½ taza de salsa mexicana – yo uso mild porque no soy muy fan del picante
1 lata de sopa condensada de crema de setas
1 cebolla mediana, picadita finita
½ empaque de setas blancas, rebanadas
4oz de sour cream
½ taza de yogurt plain
1 taza de queso de papa rallado
¼ taza de agua, si es necesario

 

  1. Primero prepara el tofu… primero debes aplastar el tofu como por 1 hora y debes marinarlo en el adobo como por 2-3 horas más.  Así que te recomiendo que prepares esto primero y que los guardes en la nevera para cuando quieras hacer esta receta.
  2. Añade la salsa, la sopa de setas y las cebollas en un bowl mediano.  Mézclalas bien.  Si piensas que está muy espesa, échale un poquito del agua hasta que se suelte un poco.  Ponla a un lado.
  3. Ahora, mezcla en otro bowlsito el sour cream y el yogurt.    Ponlo a un lado también.
  4. Ahora lo ponemos todo junto en un recipiente de cristal resistente al horno…  coloca ½ de la mezcla de salsa en el fondo del molde de cristal y coloca la ½ de las tortillas sobre esa salsa. 
  5.  Ahora coloca la mitad del tofu, mitad de las setas, la mitad de lo que queda de la salsa y la mitad del sour cream/yogurt y una capa de queso rallado.  Ahora colocamos la mitad de las tortillas que quedan, la mitad que queda de la salsa, tofu, setas rebanadas, sour cream/yogurt, queso y repite hasta que termines con una capa de queso rallado.
  6. Tápalo y guárdalo en la nevera toda una noche.
  7. Cuando estés ready para disfrutarlo… sácalo de la nevera, destápalo y colócalo en un horno a 300F.  Hornéalo como por 1 hora hasta que el queso de encima este derretido y doradito.

Lasaña Mexicana

5 May

Para celebrar 5 de mayo quería preparar algo con sabores al estilo mexicano…  hace mucho tiempo que no visito México y con todo esto de la influenza porcina, mi amiga Annie Mariel y yo tuvimos que posponer viajes de negocios que teníamos planificados para ir a allá.

No sé si en México le dan mucho color a la celebración del 5 de Mayo… para mí que para los mexicanos es mucho más importante celebrar el día de su Independencia el 16 de septiembre, pero a los “gringos” creo que se les hace más fácil pronunciar 5 de Mayo que 16 de septiembre… así que decidieron que si van a enaltecer la cultura mexicana lo van a hacer un día que ellos puedan pronunciar… y que sea no tan frio para poder darse una cervecita de paso…  esa es mi teoría.

Así que para apoyar y celebrar la cultura mexicana, decidimos hacer un almuerzo especial…

 mexican-lasagna

LASAÑA MEXICANA

Como 8 tortillas de maíz blanco
4 tomatillos, lavados y picados en 4
1 cebolla mediana, picada en pedazos grandes
6 dientes de ajo, pelados
El jugo de 1 limón verde grande
¼ taza de soya texturizada, re hidratada en aproximadamente 1 taza de agua por 30 minutos
2 cdas de sofrito
1 cubito de caldo de vegetales, dividido a la mitad
¼ taza de vinagre de vino tinto
¼ cdita Herbamare
1 taza de queso rallado Italian-blend
½ taza de queso parmesano rallado
½ taza de pepitas (semillitas de calabaza), tostadas
Aceite de oliva
Sal y pimienta a gusto
Espray de aceite de canola

 

 

Esta receta es simple, pero tiene varios componentes que debemos preparar con anticipación antes de ensamblar la lasaña.  Primero preparamos la salsa de tomatillos…

  1. En un molde de cristal coloca los tomatillos, cebolla picada y ajos.  Échale un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta.  Menéalo todo bien asegurándote que todo está cubierto con aceite de oliva y sazones y hornéalos a 350F por 30 minutos, hasta que los vegetales tengan un poco de color.

Mientras se cocinan los tomatillos en el horno,  preparamos la soya.  Esta es una versión más seca del picadillo de soya que ya les había enseñado…

  1. En un sartén pequeño a fuego mediano, echa 1 cda de aceite de oliva, la mitad del cubito de vegetales y el sofrito.  Cocínalo un poco para que el cubito se disuelva en el sofrito.  Escurre la mayor cantidad de agua que puedas de la soya y añádela al sartén.  Añade el vinagre, Herbamare y un chin de pimienta y cocínalo todo como por 15- 20 minutos hasta que la soya se vea cocida.  Muévela ocasionalmente para que no se te pegue al fondo.  Ponla a un lado.
  2. Cuando los tomatillos, cebollas y ajos estén ready, transfiérelos a un procesador de alimentos, añádele el jugo del limón y púlsalo varias veces hasta que se torne en una salsa espesa.  Ponla a un lado.
  3. En un sartén de lados altos, tomo la otra mitad del cubito de vegetales y lo diluyo en como ½-¾ tazas de agua.  A ese “caldo” le añado como ¼ taza de la salsa de tomatillos que acabamos de hacer.

Ahora comenzamos a ensamblar la lasaña en un molde de cristal mediano que engrasamos con espray de aceite de canola. 

  1. Vierte como ¼ de taza de la salsa de tomatillo aguada en el molde.
  2. Yo corto algunas de las tortillas a la mitad para que no se me queden las esquinas del molde vacías… Ahora sumerge 2 tortillas en la salsa de tomatillos aguadita y colócalas en el fondo del molde. 
  3. mex-lasagna-2
  4. Esparce ¼ parte la salsa de tomatillo espesa sobre las tortillas, arriba de eso, echa como 1/3 parte de la soya sobre la salsa. 
  5. mex-lasagna-1
  6. Esparce queso parmesano y queso rallado Italian blend.  Ahora  esparce ¼ parte de las pepitas sobre la soya.
  7. mex-lasagna-3
  8. Ahora empezamos de nuevo…  con las tortillas remojadas en la salsa aguadita, etc.  Cuando hayas colocado la ultima capa de tortillas que tengas (a mi me salen como 3 pisos, cúbrelas con lo que te quede de la salsa de tomatillos, queso parmesano, queso Italian-blend y las pepitas que te queden.
  9. Hornéalo a 350F por 30 minutos hasta que el queso de encima se terne doradito.

mex-lasagna-4

 

Casi siempre cuando hago platos así, apago el horno y lo dejo ahí dentro por un ratito para que la lasaña se tranquilice y sea mejor para cortarla después.  A la verdad que hay varios pasos, pero tu paciencia y dedicación te recompensarán definitivamente.  A mí me sabe muy autentico mexicano por las tortillas de maíz y la salsa de tomatillo le da un agriecito simpático que me gusta más que con una salsa de tomates rojos regulares.

Espero que disfruten esta receta tanto como Annie Mariel y yo la disfrutamos… y que ¡¡VIVA MEXICO LINDO Y QUERIDO!!