Tag Archives: espinaca fresca

Pasta con Ensalada de Arúgula y Tomates Marinados

15 Sep

Este es mi intento de darle un nuevo twist a una de mis recetas clásicas y favoritas…  Pasta con Tomates Marinados.

Últimamente me he puedo espléndida y estoy comprando de los tomatitos fancy de muchos colores que encuentro en el supermercado ahora.  Los marino con arúgula o con espinaca bebé y es como si hiciera una ensalada amortiguada con pasta, ensalada y pasta todo en un mismo bowl.

Espero que les guste igual que me gusta a mí…

 

Pasta con Ensalada de Tomates y Arugula Marinada

PASTA CON ENSALADA DE ARÚGULA Y TOMATES MARINADOS

2-3 tazas de tomates variados – cherry, grape, zebra, del que más te guste…
3 cdas de aceite de oliva
2 dientes de ajo, aplastados
6-8 hojitas de albahaca frescas o 1 cda de albahaca seca
3-4 puñados de arúgula o espinaca bebé – o una combinación de ambas – y picadas un poquito
2 onzas de queso de cabra
¼ taza de queso parmesano
Sal y Pimienta a gusto
3 tazas de pasta seca – yo uso pasta penne de quínoa y  esa cantidad me rinde bien para 4 personas

 

  1. En un bowl grande echa los tomates picaditos en mitades o en cuatro… los chiquitos, los pico a la mitad y los más grandecitos los pico en 4.  Añade los dientes de ajo aplastados, el aceite de oliva y sazona con la sal, pimienta y hojitas de albahaca.  Mézclalo bien.  Añade las hojas de arúgula o de espinaca bebé.  El aceite de oliva y los jugos del tomate amortiguarán las hojas de lechuga  y eso es lo que queremos…

 

Pasta con Ensalada de Tomates y Arugula Marinada

 

 

2.   Mientras los tomates se marinan y se amortiguan, cocina la pasta de acuerdo con las direcciones del paquete.  Recuerda salar el agua antes de añadir la pasta.

3.  Menea de vez en cuando los tomates mientras la pasta se cocina…  deben tomarte aproximadamente de 10-12 minutos.  Usualmente apago la estufa cuando han pasado 12 minutos, tapo la olla y dejo que la pasta se termine de cocinar como unos 5 minutos más.  La pasta siempre queda en su punto y te ahorras 5 minutos de electricidad cada vez que haces pasta…

 4.  Cuando la pasta esté echa, escúrrela dejando un poquito de agua todavía en la olla. Devuelve la pasta a la misma olla donde la cocinaste.  Remueve los dientes de ajo de la mezcla de tomates  y añade los tomates/arúgula  a la pasta en la olla.  Menéalo todo bien.   Añade el queso de cabra en pedacitos para asegurarte que se derrite fácilmente.  Agrégale el queso parmesano y un chorrito adicional de aceite de oliva si lo deseas…

 

Para mí, este es uno de los mejores almuerzos…  me encanta almorzar ésto cuando estoy entrenando y voy a correr por las tardes.   Tiene carbohidratos complejos, ensalada cruda y algo de proteína con la quínoa y los quesos. Mmmmmmm…  discúlpenme, pero creo que me voy a preparar esto de almuerzo ahora mismo. 😉

 

Anuncios

Quesadilla Frita de Espinacas y Queso de Cabra

29 Jul

El otro día fui a un restaurante mexicano bastante conocido que abrió sus puertas en Puerto Rico por primera vez. Aunque este conocido restaurante ya tiene sucursales en varias ciudades de los Estados Unidos, para algunos de sus fanáticos más fervorosos, esto no es un restaurante de cadena… Bueno, Según mi experiencia en mi primera y única visita, no estuve muy impresionada que digamos. Después de todos los chijí-chijá de la apertura en Puerto Rico y de las maravillas que escuché del mismo, mi opinión final fue –¡yo puedo hacer mejor comida mexicana en mi casa!!

Así que nacieron estas quesadillas… Mis quesadillas son súper ricas, y por qué hacer quesadillas con un solo queso si podemos usar dos, ¿verdad? Y un telegrama importante para estos restaurantes mexicanos fancy… las quesadillas, si les van a echar otros ingredientes, pollo no es lo único que le interesa a la gente además del queso.

Así que inspirada en las quesadillas fritas de Guadalajara y la experiencia no tan deliciosa del restaurancito mexicanito famoso, les comparto mis quesadillas de espinacas que pueden ser tremenda opción de almuerzo o hasta de una cena liviana…

10438914_10154304275155174_872798684706925807_n

 

QUESADILLAS FRITAS DE ESPINACAS Y QUESO DE CABRA

3 tortillas de maíz germinado orgánico
1 taza de espinaca bebé fresca – lo que puedas medir en una taza de medir
1 taza de queso mozzarella rallado
2 onzas de queso de cabra – o de queso crema si prefieres
Sal kosher
Pimienta Negra acabada de moler
Aceite de Oliva

Podrás hacer 2 quesadillas a la vez si usas un sartén grande, pero debes hacerlas en cierto orden. Yo entiendo que 3 quesadillas es suficiente como para una porción adulta, pero si eso no es suficiente para ti, sólo ajusta los ingredientes y añade más de todo. Esto en realidad es el método que yo uso, y es flexible en cuanto a la cantidad de los ingredientes.

  1. En un sartén grande non-stick a fuego medio, añade un chorrito de aceite de oliva y coloca una tortilla… pásala por el aceitito por ambos lados. La tortilla de ablandará con el calor del sartén.
  2. Coloca el queso rallado primero sobre la tortilla. Ahora coloca un puñadito de espinaca bebé sobre el queso. Puedes picarla en pedazos mas pequenos con tus manos si quieres. Sazona la espinaca con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Coloca unos pedacitos de queso de cabra sobre la espinaca.
  3. Cuidadosamente, dobla la tortilla al medio para que termines con unas medias lunas rellenas de queso y espinacas. Primero parece que es mucho relleno para la tortilla, pero con el calor del sartén la espinaca se amortigua y reduce en tamaño considerablemente.
  4. Vira la tortilla por ambos lados para que se dore parejito por los dos lados.

Mientras una quesadilla se dora en un lado del sartén, tienes espacio suficiente para calentar la próxima tortilla. Y comienzas en proceso nuevamente.

 

Arroz Kristina

26 Ago

Mis amigas del francés y yo solíamos reunirnos en Chez Kristina todos los martes para practicar nuestra gramática, vocabulario y fluidez al hablar francés.  Desde el verano pasado nos tomamos un receso, aparentemente indefinido, de estas reuniones y realmente las extraño mucho.

Kristina fue tan amable que no sólo nos abrió las puertas de su hogar semanalmente sino que encima de todo, nos hacía comida para todas.  Y en la gran mayoría de las veces acomodaba sus menús para que Annie Mariel y yo pudiéramos comer de todo.  En muchas ocasiones nosotras nos ofrecimos a cocinar y estas reuniones fueron la razón o excusa de la creación de varias recetas que he publicado aquí mismo – crema de champiñones y queso de cabra, postre de bizcochito y arándanos, “Camarones” Enchilados, y las Pita Pizzas hechas con espinacas y salsa de tomate.   Pero de vez en cuando Kristina nos sorprendió con una creación muy de ella…

Una de estas creaciones fue lo que yo le llamo Arroz de Kristina – un arroz hecho en el horno para que no haya que estar encima de él en lo que se prepara.  Los sabores son espectaculares y es tremendo plato para hacerte para ti solita o para cuando tienes compañía, como Kristina nos lo hacía a nosotras.  Intente recrear esta receta en varias ocasiones siguiendo las instrucciones de Kristina, pero sin éxito.  Los errores fueron siempre míos al tratar de ajustar las cantidades de los líquidos para usar arroz integral en vez de arroz blanco.  Pero, el éxito surgió cuando descubrí el arroz integral Texmati.  Este arroz es un arroz integral estilo basmati  cultivado en Texas que se cocina casi igual que el arroz blanco de grano largo – es similar en textura, líquidos en que se cocina y en tiempo de cocción.  Este arroz se hace RAPIDITO!!!

 

Después de descubrir el arroz Texmati y con una pinta de setas que estaba a punto de echarse a perder en la nevera, decidí darle un chance mas al Arroz Kristina… y los resultados fueron casi tan deliciosos como el original.

 

ARROZ KRISTINA

¾ taza de arroz integral Texmati
1 pinta de setas blancas, limpias y rebanadas
½ cebolla lila, picadita
½ pimiento verde, picadito
2 dientes de ajo, picaditos chiquitos
2 cdas de vinagre de ume plum
½ taza de espinaca congelada o 2 tazas de espinaca bebe fresca
¼ taza de nueces, picaditas – puedes usar cualquier nuez que prefieras, yo he usado pecans también
1 taza de agua o de caldo de vegetales
Como 2 cdas de aceite de oliva
Sal y Pimienta a gusto
¼ taza de queso mozzarella rallado

 

  1. Pre-calienta el horno a 400F.
  2. En un sartén mediano a fuego medio, vierte como 1 cda del aceite de oliva y saltea las cebollas y el pimiento.  Cuando ablanden un poco añades el ajo.  Después de moverlo varias veces, añade las setas rebanadas.  Muévelas bien para que el aceite en el sartén cubra un poco los pedazos de setas.
  3. Después de unos minutos de cocinarse y que las setas se hayan tornado doraditas, añádele el vinagre y sazónalas con sal y pimienta.  Después que el vinagre se cocine un poco, quítalo del fuego y ponlo a un lago para que se enfríe un poco.
  4. En un molde de cristal, añade el arroz, la espinaca congelada (no es necesario descongelarla previamente) o las espinacas frescas, las nueces, las setas cocidas y el agua o caldo de vegetales.  Muévelo todo, añádele el aceite de oliva restante y sazona cuidadosamente con sal y pimienta.  Digo cuidadosamente porque al haber sazonado las setas, ten cuidado de no echar sal de más.  Lo digo, porque me ha pasado…
  5. Cubre el molde con papel de aluminio y hornéalo por 1 hora y 15 minutos.  Cuando haya pasado 1 hora, destápalo y verifica como esta cocinándose el arroz.  Usualmente lo muevo un poquito, lo vuelvo a cubrir y que se termine los 15 minutos que le faltan.
  6. Al finalizar los 15 minutos, saco  el molde, le echo el queso mozzarella por encima, lo vuelvo a tapar y apago el horno.  Dejo que el calor que queda en el horno termine de cocinar lo que le pueda faltar al arroz y que se derrita el queso.

  

Este plato puede tener unos monocromáticos tonos de marrón, pero los sabores son exquisitos.  Cuando usas la espinaca fresca  le dará al plato unos tonos de verde más brillantes definitivamente.  Aunque Kristina siempre usa espinaca fresca, quería tratar de hacerlo exitosamente con espinaca congelada para poder hacer este plato en cualquier momento porque los ingredientes son de los fijos que uno siempre tiene en la alacena.

Quiero agradecerle a Kristina por siempre abrirnos las puertas de su hogar y de ser nuestra anfitriona oficina de los rendez-vous franceses.  Estoy sumamente agradecida por su hospitalidad, pero más que nada por su amistad.  Espero que podamos reanudar nuestras reuniones semanales próximamente, ya sea en su casa o en la mía.  Y así continuaremos teniendo excusas de probar deliciosas recetas nuevas que compartir con ustedes.

Ensalada Panzanella

9 Ago

 Esta es otra receta que combina los sabores de la Ensalada Básica Italiana de Tomates con otros ingredientes para disfrutar esos deliciosos sabores en otro formato…

 

ENSALADA PANZANELLA

1 receta de Ensalada Básica Italiana de Tomates
1 pan ciabatta integral
2 tazas de espinaca fresca bebe, lavada y secadita
Aceite de Oliva extra virgen
Sal y Pimienta acabadita de moler

 

  1. Prepara la Ensalada Básica Italiana de Tomates.  Pónla a un lado.
  2. Pica el pan ciabatta integral en dos.  Échale un chorrito de aceite de oliva y échale sal y pimienta a cada mitad.  Tuéstalo en el horno a 350F como por 5 minutos.  Pica el pan tostado en pedacitos como de 1 pulgada.
  3. En una ensaladera grande, mezcla la espinaca, la Ensalada Básica Italiana de Tomates y los crutones de ciabatta.  Mézclalo todo bien para que los ingredientes se combinen y el aderezo del juguito de los tomates cubra todas la ensalada bien.

 

Y ya… eso es todo.  Súper fácil, ¿no?