Archive | gustitos RSS feed for this section

Musubi de Berenjena

3 Sep

No puedo creer que se me había olvidado compartir esta receta con ustedes…

Hawaii es el lugar donde más se come SPAM en los Estados Unidos.     Aparentemente a los hawaianos les encanta su jamonilla enlatada.  Y tengo que admitir que cuando era chiquita me encantaba cuando mi abuela nos hacía sándwiches de jamonilla con mayonesa en pan criollo.  Eso era el desayuno oficial cuando estábamos de vacaciones.

Ahora…  mis gustos han evolucionado.  Ya la jamonilla es cosa del pasado.  Y uno de los platos mas icónicos de Hawái es el Musubi de Spam.  Lo venden en TODOS lados, según mis amistades que han visitado Hawái.  Así que decidí hacer una versión de musubi usando berenjenas para brindarle una pruebita de algo súper típico en un luau hawaiano.  Se podría hacer con algún jamoncito vegetariano, que hay muchos buenos por ahí, pero pensé que las berenjenas es algo que todos conocen y que les es fácil de conseguir si quieren hacer esta receta en sus casas.  El marinado de teriyaki es lo que hace que este musubi siga siendo autentico como los que se comen allá en el archipiélago hawaiano.

La receta es un tanto larguita…  pero en realidad hay 3 pasos principales – 1.  cocinar el arroz, 2.  cocinar la berenjena y 3.  ensamblar el musubi como tal.  Usé dos recipientes pequeños plásticos del mismo tamaño que caben uno dentro del otro para darle forma a estos musubis.  Existen aparatos para hacer musubis, pero nunca entrontré ninguno en Puerto Rico.  Pero después que le coges la vuelta al proceso, es fácil de hacer.  Ya verás.

Receta de KarmaFree Cooking

MUSUBI DE BERENJENA

2 tazas de arroz integral grano corto

3 tazas de agua

1/3 taza de vinagre de arroz sin sazonar

3 cdas azúcar negra

½ cdita sal

2 berenjenas pequeñas, peladas y rebanadas finitas

1 taza salsa soya

1 taza de azúcar negra

4 dientes de ajo, rallados

Un pedazo de jengibre de 1 pulgada, rallado

Como ¼ taza de Gomasio Negro para sazonar

2 hojas de nori, en rebanadas finitas

Aceite de Oliva

  1. Primero cocinamos el arroz…  Yo uso una olla arrocera, pero puedes hacerlo en una cacerola regular si prefieres.  La idea es cocinar el arroz completamente o hasta que quede un poquito amogollado.    No sueltecito…  usar arroz grano corto es importante ara que el arroz quede pegajosito.
  2. Cocina el arroz sin aceite, sólo con un poquito de sal para sazonarlo.  En una taza de medir mezcla el vinagre, las 3 cucharadas de azúcar y la sal.   Ponlo a un lado en lo que el arroz se cocina.  Cuando el arroz esté listo, pasalo a un bowl plástico o de madera para que se enfrie.  Poquito a poco viértele la mezcla de vinagre y azúcar pon encima y muévelo para sazonar el arroz.   Ponlo a un lado hasta que se enfrie completamente.  No lo enfríes en la nevera, ya que la textura cambia por completo.
  3. Ahora sazonamos la berenjena…  Rebana la berenjena usando una mandolina o un cuchillo muy afilado en rebanadas de ¼”  de grosor.  En un recipiente plano mezcla los ingredientes del marinado – salsa soya, taza de azúcar negra, ajo y jengibre rallados.  Mézclalo bien para que el azúcar se disuelva bien en la salsa soya.  Agrega las rebanadas de berenjena y asegúrate que todas las rebanadas estén cubiertas del marinado.  Marina por 30 minutos a 1 hora.
  4. Calienta un chorrito de aceite de oliva en un sartén grande o plancha a fuego medio alto.  Dora las rebanadas de berenjena por ambos lados, aproximadamente 2-3 minutos por cada lado.  Colócalas en una bandeja de hornear en la medida que las vayas cocinando.
  5. Ahora, ensamblamos el musubi…  mójate las manos con agua para que el arroz no se te pegue mucho.  Toma aproximadamente 2 cdas de arroz y colócalas dentro de uno de los recipientes plásticos.  Échale un poquito de gomasio negro para sazonar.  Coloca una rebanada de berenjena encima del arroz.  Dóblala si es necesario para acomodarla bien.  Con el segundo recipiente plástico presiona sobre la berenjena y el arroz para compactarlos.  Usa un cuchillito finito para despegar el arroz/berenjena del container plástico y lo viras y le das un cantasito en la mesa o picador para que salga completamente.
  6. Coloca una tirita de nori alrededor de cada paquetito de arroz con berenjena.  Las hojas de nori vienen ya marcadas para picarlas en tiras.  Yo piqué cada tira sugerida a la mitad para hacerlas aun mas finitas y asegurarme que me dieran los nori para todos los musubi que iba a hacer ese día.

Los musubi saben mejor el mismo día en que se preparan.  No los pongas en la nevera porque el arroz se pone duro y no sabe rico frío de nevera.

Como puedes ver, la receta tiene varios pasos, pero no es difícil de hacer.  Cuando le vas cogiendo el swing de hacer los musubis, se convierte en un proceso de línea de ensamblaje.  Quiero públicamente darle las gracias a Jesús Omar por ser mi ayudante oficial y juntos hicimos más de 50 musubis de berenjena para el Festival de Platos Hawaianos del Centro Yoga.  El crowd estaba súper contento de que mucho por primera vez estaban probando lo que ellos llamaron, sushi vegetariano.

La próxima vez, definitivamente que nos vamos a tirar la aventura de hacer un “spam de embuste”, mi versión, por supuesto…  quédense sintonizados a este bati canal. 😉

Frituras de Yautía

27 Dic

Aprendí de estas frituras de Mili en el Centro Yoga… Cuando cocinábamos todos los sábados a ella siempre le gustaba incluir alguna friturita en nuestros menus.

Siempre he sido fanática de las frituras, pero les soy honesta, nunca había hecho estas frituras yo sola. ¿Así que alguien quisiera explicarme por que las quise incluir en el menú de la primera clase de cocina de KarmaFree Cooking?

Les diré por qué… Porque son tan sencillas de hacer que pude replicarlas una y otra vez muy fácilmente. Son poquitos ingredientes y pasos sumamente sencillos. Gracias a Dios que las viandas están económicas en ‘esta época y no saldría muy costoso hacer esta receta muchas veces si fuese necesario.

Frituras Yautia - INgredients

Aquí el resultado final… Espero que las hayan disfrutado tanto como yo y los estudiantes de nuestra clase de cocina.

Frituras Yautia 3

FRITURAS DE YAUTIA

2 yautías medianas, peladas y picadas en trozos
1 guineo verde, pelado y picado en trocitos
3 cdas sofrito
2 dientes de ajo grandes
1 cdta sal
1 cda aceite de oliva
Paprika o Pimentón en Polvo
Aceite de Freír – Canola o Grapeseed
  1. Añade todos los ingredientes en un procesador de alimentos y procesa hasta crear un puré.
  2. Con una espátula asegúrate de raspar los bordes del bowl para que todo quede bien molido.
  3. En un sartén con aceite de freír a fuego medio alto, freímos las tortitas. Usa una cuchara para hacerlas de tamaño uniforme.
  4. Cuando estén doraditas por ambos lados, déjalas reposar/enfriar en un plato con papel toalla para que absorba el exceso de grasa.

Processing Frituras yautia

Como ven, estas frituras son sencillas de preparar y súper duper ricas. Las puedes hacer en un momentito cuando te llegue una parranda navideña. Saben a una alcapurria sin rellenar.

Masa Frituras Yautia

Cuando las estábamos en la clase de cocina, Angie me dice: “Contra, si hubiésemos guardado un poquito del relleno del pastelón de yuca, les demostraríamos cómo hacer una alcapurria.” Esta receta es sencilla y multifacética… Espero que les guste.

¡Llegaron las Acerolas!

11 Jul

Me encantan las acerolas… y están en temporada.

IMG-20121220-00009

Son agrias y dulces a la misma vez… y son perfectas para hacerlas en jugos o en mermeladas.

¿Te gustan las acerolas? ¿Cómo te gusta disfrutarlas?

 

Jugo de Guanábana

10 May

Cuando era chiquita no me gustaban los sabores de las frutas tropicales… el tamarindo, el mangó, la papaya, la guanábana. Lo que me gustaban eran los dulces de cherry, uva, china… tú sabes, las cosas con sabores artificiales. Recuerdo ir a comer piraguas en el Viejo San Juan y aunque tenían sirops de las frutas puertorriqueñas, siempre pedía uno de color rojo intenso; exactamente el que menos ordenaría en estos días.

Pero los gustos cambian… y el paladar evoluciona y esos sabores que uno le sacaba el cuerpo en un principio, ahora son los que más aprecias y deseas con ansias.

La guanábana es una de esas frutas para mí… de esas que mi abuela nos ofrecía cuando estábamos en el campo y nosotros rechazábamos efusivamente. Ahora es uno de mis sabores tropicales favoritos. Pero ahora mismo, las guanábanas son difíciles de conseguir.

Las guanábanas tienen una nueva reputación de que curan el cáncer… y cuando esos rumores comienzan a regarse por el internet, la gente se vuelve histérica y las cosas escasean. Cada vez que tienen guanábanas en el supermercado, casi siempre están carísimas. Así que si tienes un palito de guanábana que da frutas, cuídalo con mucho amor para que siga pariendo año tras año.

936392_10152777755015174_1242396909_n

El otro día compré unas guanábanas y me dio antojo de hacerme jugo todos los días… es súper fácil de hacértelo en el momento…  Busca guanábanas que estén medio blanditas.  Si están duras, no están maduras todavía.  Déjala madurar en el counter de la cocina a temperature ambiente.  Si se madura antes de que puedas usarla, métela en la nevera para retardar el proceso y que no se te dañe.

 

Jugo de Guanabana Collage

JUGO DE GUANÁBANA para uno…

1/3 de pulpa de guanábana
Como 1 taza de agua filtrada
2 cdas de azúcar negra

Prefiero quitarle las semillas a la pulpa de guanábana. En Facebook leí que alguien le recomendaba a otra persona que le dejara las semillas antes de hacer el jugo. Yo no lo recomiendo… Las semillas son grandes y después son difíciles de colar. Creo que es mejor idea separar las semillas de la pulpa antes de licuar y sembrar esas semillas para tener arbolitos de guanábana que provean frutas en el futuro…

Semillas Guanabana 2

  1. En una licuadora o un Magic Bullet, añade la pulpa de fruta, el agua y el azúcar. Añádele un cubito de hielo si el agua no está fría. Licúa vigorosamente. Verás como el jugo se torna blanco y cremoso en la licuadora.
  2. A mí me gusta colar el jugo antes de tomármelo… no es necesario, pero creo que la textura es mejor cuando lo cuelas. Además, si se te va sin querer alguna semillita, pues es fácil sacársela así. Las guanábanas no tienen semillas que se trituran fácilmente en una licuadora, plus puedes dañar tu equipo posiblemente.

Estas son las medidas que uso cuando me hago el jugo para mí sola en un Magic Bullet. Prefiero mantener la pulpa en la nevera y hacerme el jugo en el momento que me lo quiero tomar. Creo que las propiedades beneficiosas de la fruta se mantienen mejor y se pueden absorber mejor en nuestro cuerpo de esa manera. Si deseas hacer jugo para más personas, lo que debes recordar es que debes mantener la proporción de 1 parte pulpa de guanábana a 3 partes de agua filtrada. Endulza con azúcar negra según tu gusto.

Añade azúcar según entiendas es necesario. A mí me gusta el jugo dulce y muchas veces la fruta no es tan dulce como uno quisiera. Así que siéntete en la libertad de ajustar el azúcar a tu propio gusto.

Arañitas de Plátano

10 Dic

Esta receta estaba supuesta a que publicara cerca de Halloween… ustedes saben, el juego de palabras de las “arañitas” con las criaturas arácnidas tan emblemáticas de la temporada. El nombre en el post es un poco redundante para los puertorriqueños que nos leen, pero quise especificar que estas “arañas” están hechas de plátano para el beneficio de los lectores del resto de Latinoamérica. Posiblemente pudiésemos también llamarles unos niditos de plátano, haciendo la receta una perfecta para la Pascua Florida.

Esta es otra de las 1,001 maneras en que comemos plátano en Puerto Rico. Los tostones son la manera más popular de comer plátanos verdes, especialmente porque se pueden preparar de antemano. Por el contrario, las arañitas son algo que no se pueden congelar y freír más tarde. No saben igual. Esto es algo que rayas, sazonas, fríes y comes – una cosa detrás de la otra.

Usualmente fríes las arañitas en un sartén con aceite… de la misma manera que fríes platanutres o chicharritas de plátano. Pero aunque soy Latina y esa “mancha de plátano” y amor por todas las frituras no hay quien me lo quite, no me gusta para nada estar limpiando el reguero de grasa que se forma cada vez que fríes en la estufa. Así que encontré una manera de cómo obtener una arañita crujiente y deliciosa sin tener que freír en mucho aceite.

Así es como las preparo…

ARAÑITAS de Plátano

1 plátano verde, pelado
1 cda de aceite de canola
Sal de Ajo

 

  1. Después que pelas el plátano verde, lo rallamos del lado largo del plátano. Trato de rallar para que me queden pedacitos largos de plátano.
  2. En un bowl mediano, combina el plátano rallado, el aceite y la sal de ajo. Mézclalo todo bien para que te asegures que el plátano está cubierto de aceite y está bien sazonado.

3.  Calienta un sartén non-stick a fuego medio-bajo. Coloca puñaditos de plátano en el sartén, sin que se peguen.. el fuego lento ayudará a que el plátano del centro de cada puñadito se cocine bien. Eventualmente, la parte de afuera se pondrá crujiente. Vira cada puñadito de plátano cuando veas que ya el centro se está poniendo amarillito.

Ves por qué les podemos llamar también niditos de plátano????

4.  Mantén el fuego en médium-low. Las arañitas se pondrán crujientes por fuera y se volverán doraditas. Ten paciencia.

5.  Sácalas del sartén y ponlas a “escurrir” en un papel toalla. Ellas no botan mucho aceite, pero es mejor hacerlo que comerse aceite de más.

 

Sírvelas por el lado de tu plato puertorriqueño favorito – como macarrones con picadillo de soya, arroz con gandules o como crutones sobre una ensalada.