Tag Archives: plátano

Canoas de Plátano Maduro con Espinacas

8 May

Es increíble cómo,  cuando uno sale de su país natal, uno se vuelve más patriota que la misma bandera.

Esta receta la desarrollé como un post especial para el blog de mi amiga Marixsa, Mamá Boricua en Brooklyn.  Ella está desarrollando una serie de artículos bajo el nombre de Abrazos Boricuas celebrando la Parada Puertorriqueña en Nueva York.  Muy amablemente ella me invitó a compartir un poquito de mi experiencia viviendo en NYC y asistiendo a mi primera Parada de NYC hace exactamente 20 años atrás.

 

abrazos-boricuas

Si quieres conocer un poco de mi historia y sobre el orgullo que siento de mi “mancha de plátano”, visita Mamá Boricua en Brooklyn.   Y a sus lectores, les quiero dar la bienvenida a KarmaFree Cooking, donde comparto muchas recetas vegetarianas que expresan el amor que tengo por mi bella Isla, Puerto Rico.   

 

Canoa de Platano Rellena de Espinacas

 

CANOAS DE PLÁTANO MADURO RELLENAS DE ESPINACAS

4 plátanos maduros
1 bolsa de espinacas bebés frescas
1 cebolla mediana, picadita
1 diente de ajo, machacado
4 onzas de queso crema
Un chorrito de half & half o de leche
Una pizca de nuez moscada
2 cdas de piñones (pine nuts), tostados
1 taza de queso mozzarella rallado
Aceite de Oliva
Sal y Pimienta a gusto

 

  1. Asa lo plátanos en su propia cáscara en el horno…  pica un poquito las puntas del plátano y le haces un tajo de una punta a la otra, por la parte de adentro, para que el plátano tenga espacio de expandirse mientras se cocina.  Los horneas sobre una bandeja de hornear cubierta con papel parchment por 30 minutos a 350F.
  2. Mientras se cocinan los plátanos, preparamos el relleno de espinacas…  En un sartén grande a fuego mediano agrega un chorrito de aceite de oliva y cocina suavemente las cebollas picaditas.  Añade el diente de ajo para que el aceite y la cebolla se permeen con el sabor del ajo, pero sin que se queme.
  3. Cuando las cebollas estén blanditas, cocidas y translucidas, remueve el diente de ajo y añade los puñados de espinaca fresca.  Puede parecer mucha en el sartén, pero con el calor se van a hacer nada.  Si deseas, puedes ayudar tapando el sartén por unos minutos.  Menea bien la espinaca con las cebollas para que se mezclen bien y se junten los sabores.
  4. Añade el queso crema en pedacitos para que se te haga más fácil incorporarlo a las espinacas.  Si encuentras que la mezcla está muy apretada, agrega un chorrito de leche o half & half.   Sazona bien con sal, pimienta y un poquito de nuez moscada. Debes tener una mezcla de espinaca cremosita.
  5. Cuando los plátanos estén cocidos, remuévelos de sus cáscaras y coloca los plátanos en moldes de hornear.  Puede ser un molde de cristal cuadrado que te quepan los 4 plátanos uno al lado del otro.  O los puedes colocar en platos alargados como de lasaña individuales, si prefieres.  Yo hasta he usado unos ramekins llanos que tengo y funcionan de lo más bien.
  6. Coloca los plátanos con su curvatura natural hacia arriba.  Si le hiciste el tajito a la cáscara por ese mismo lado, ahora, haz ese tajito más profundo para que rellenes el plátano de ese lado.  Coloca una ¼ parte de la mezcla de espinacas sobre cada plátano.   Esparce los piñones por encima de cada plátano y cúbrelos con el queso rallado.
  7. Vuelve a colocar en el horno a 350F por unos minutos hasta que el queso se derrita y se dore un poco.

 

Disfrútalas con una ensalada verde o un buen arroz guisado con maíz.

Canoa de Plátano Maduro Relleno de Espinacas y Queso

 

abrazos-boricuas-SQ

Arañitas de Plátano

10 Dic

Esta receta estaba supuesta a que publicara cerca de Halloween… ustedes saben, el juego de palabras de las “arañitas” con las criaturas arácnidas tan emblemáticas de la temporada. El nombre en el post es un poco redundante para los puertorriqueños que nos leen, pero quise especificar que estas “arañas” están hechas de plátano para el beneficio de los lectores del resto de Latinoamérica. Posiblemente pudiésemos también llamarles unos niditos de plátano, haciendo la receta una perfecta para la Pascua Florida.

Esta es otra de las 1,001 maneras en que comemos plátano en Puerto Rico. Los tostones son la manera más popular de comer plátanos verdes, especialmente porque se pueden preparar de antemano. Por el contrario, las arañitas son algo que no se pueden congelar y freír más tarde. No saben igual. Esto es algo que rayas, sazonas, fríes y comes – una cosa detrás de la otra.

Usualmente fríes las arañitas en un sartén con aceite… de la misma manera que fríes platanutres o chicharritas de plátano. Pero aunque soy Latina y esa “mancha de plátano” y amor por todas las frituras no hay quien me lo quite, no me gusta para nada estar limpiando el reguero de grasa que se forma cada vez que fríes en la estufa. Así que encontré una manera de cómo obtener una arañita crujiente y deliciosa sin tener que freír en mucho aceite.

Así es como las preparo…

ARAÑITAS de Plátano

1 plátano verde, pelado
1 cda de aceite de canola
Sal de Ajo

 

  1. Después que pelas el plátano verde, lo rallamos del lado largo del plátano. Trato de rallar para que me queden pedacitos largos de plátano.
  2. En un bowl mediano, combina el plátano rallado, el aceite y la sal de ajo. Mézclalo todo bien para que te asegures que el plátano está cubierto de aceite y está bien sazonado.

3.  Calienta un sartén non-stick a fuego medio-bajo. Coloca puñaditos de plátano en el sartén, sin que se peguen.. el fuego lento ayudará a que el plátano del centro de cada puñadito se cocine bien. Eventualmente, la parte de afuera se pondrá crujiente. Vira cada puñadito de plátano cuando veas que ya el centro se está poniendo amarillito.

Ves por qué les podemos llamar también niditos de plátano????

4.  Mantén el fuego en médium-low. Las arañitas se pondrán crujientes por fuera y se volverán doraditas. Ten paciencia.

5.  Sácalas del sartén y ponlas a “escurrir” en un papel toalla. Ellas no botan mucho aceite, pero es mejor hacerlo que comerse aceite de más.

 

Sírvelas por el lado de tu plato puertorriqueño favorito – como macarrones con picadillo de soya, arroz con gandules o como crutones sobre una ensalada.