Archivo | aperitivos RSS feed for this section

Spanakopita Vegana

8 Oct

Me encanta la comida griega…  y cada vez que visito a mi hermana siempre visitamos este restaurancito griego que hacen los mejores sándwiches en pan pita rellenos con una ensalada griega con berenjenas cocidas.  Es tan rico que me dan antojos cada vez que mi avión aterriza en la Florida.

Y por el primer año de mi sobrina, mientras mi hermana la lactó, mi hermana tuvo que mantener una dieta libre de lácteos porque por alguna razón a la bebé le causaba salpullido.  Y a mi hermana le encantan los spanakopitas tanto o más que a mí.  Así que como soy la hermana mayor alcahueta, quise hacerle una versión de los spanakopitas para que ella no tuviera que velarnos a nosotros comerlas y ella salivando sin poder probar.

Según mi hermana… fueron todo un éxito.  Así que quiero compartir la receta con ustedes:

 

Receta de KarmaFree Cooking

SPANAKOPITAS VEGANAS

16 hojas de phyllo integral

1½ bolsa de espinacas congeladas, que las hayas descongelado y exprimido bien

1 empaque de Tofutti Better than Cream Cheese

½ empaque de Tofutti Better than Sour Cream

½ empaque de Tofutti Better than Ricotta

2 limones amarillos – la ralladura de la cascara y el jugo

1 cebolla, picadita pequeña

2 dientes de ajo, picaditos chiquitos

½ taza de perejil italiano, picadito

½ taza de albahaca fresca, picadita

½ taza aproximadamente de Aceite de Oliva, para usarse en varias ocasiones

1 cda Sal Kosher

1 cdita Pimienta a gusto

  1. Para preparar el relleno, calienta un sartén mediano a fuego mediano también.  Añádele un chorrito de aceite de oliva, la cebolla y el ajo picadito.  Cocínalos por unos minutos para que se ablanden y se cocinen, pero sin que se doren.
  2. En un bowl grande mezcla la espinaca que exprimiste bien, las cebollas y ajo cocidos, los quesos de tofutti, el sour cream, la ralladura de cáscara de limón y el jugo, tratando de evita que le caigan semillitas a la mezcla y un chorrito de aceite de oliva.  Sazónalo con sal y pimienta.  Mézclalo todo bien y ponlo a un lado también.
  3. Para preparar el terreno para trabajar con el phyllo, primero consíguete 2 toallas de cocina limpias que las vas a humedecer y exprimirlas bien.  Una la vas a usar para tapar las hojas de phyllo que no hayas usado aún.  La otra la usarás para tapar los patelillitos que ya hayas doblado.
  4. Ahora que ya tienes tus toallitas humedecidas, crea un área de trabajo con las hojas de phyllo, el aceite de oliva y una cucharadita – de esas con las que comes.  Me gusta trabajar en un picador grande… y coloca una hoja de phyllo en el picador.  Asegúrate de siempre tapar las hojas de phyllo que no has usado con la toallita húmeda.  Si no, se te secan y se rompen cuando las vayas a usar.
  5. Con la cucharadita, vierte un poquito aceite de oliva sobre la hoja de phyllo.  Usando la parte de atrás de la misma cucharita, riega en lo que puedas ese chorrito de aceite que echaste.  Cuidadosamente, coloca otra hoja de phyllo encima de la que ya tienes con aceite de oliva.  Ahora, échale más aceite de oliva y trata de echarla en lugares diferentes de conde habías echado antes, en la dirección opuesta.  Por ejemplo, si con la primera hoja echaste el chorrito de derecha a izquierda, ahora echa el chorrito de arriba hacia abajo,  hacia ti.
  6. Usando un cuchillo afilado o una rueda para picar pizza, corta esas hojas de phyllo con mantequilla en 4 secciones larguitas.  Las pico a la mitad de arriba hacia abajo y después pico esas dos mitades a la mitad nuevamente.  No tiene que ser exacto, pero si tienes una regla para que te salgan lo más parejito posible, es mejor. Así terminarás con paquetitos de más o menos el mismo tamaño.
  7. Ahora, usando una cucharada de medir, mide una cucharada del relleno y colócala en la parte de debajo de una de las tiras de phyllo que creamos, dejando aproximadamente 1 pulgada en la parte de abajo.  Dobla esa pulgada que dejaste sobre el relleno de espinaca y dobla los bordes a lo largo hacia adentro, similar a como envuelves un burrito.
  8. Ahora, dobla el paquetito que acabas de doblar alejándolo de ti hasta que hayas creado un paquetito de espinaca rectangular envuelto completamente en phyllo.  Al terminar cada paquetito, colócalo en una bandeja y los cubres con la otra toallita o pañito húmedo, en la medida que los vas preparando uno a uno.
  9. Debes terminar con 32 paquetitos  en total.  Puedes apilar 3 hojas de phyllo, en vez de 2 solamente, y terminarás con unos paquetitos con más pastelillito alrededor.  Sólo que necesitarás 20 hojas de phyllo en vez de solamente 16.  Lo he hecho de las dos maneras, y pienso que con 2 hojitas de phyllo es suficiente para la cantidad de relleno.
  10. Ahora… puedes hornearlos inmediatamente después de prepararlos o puedes congelarlos en bolsitas plásticas de freezer para que los puedas hornear cuando deseas.  Yo los mantengo separados con unas hojitas de papel encerado entremedio.  Así son igual de convenientes que los que se consiguen en Costco.
  11. Para hornearlos…  pon el horno a 375F y coloca los triangulitos de spanokopita en una bandeja para hornear que hayas engrasado.  Colócalos unos al lado del otro por aproximadamente 12-15 minutos hasta que se doren.  Algunas veces, lo que hago es que apago el horno a los 12 minutos y dejo en el horno tostadora calientito por unos minutos mas para que se terminen de cocinar por dentro bien con el calorcito del horno sin que se doren mas por fuera.
  12. Y espera un ratito en lo que le metes el diente…  porque salen del horno ¡CA-LIEN-TE!

Estos paquetitos salen un poco más grandes que los triangulitos que usualmente hago.  Estos son perfectos para almorzar o una cena liviana.  Me preparo 2-3  en el horno tostadora con una ensalada y ya.

Mi hermana me dijo que le encantaron, especialmente el toquecito de limón que tienen.  Y no podía creer que fueran hechos sin lácteos por completo.  El relleno es cremosito, muy similar a los originales hechos con queso tradicional que les compartí anteriormente.  Espero que los disfruten… y que vean que se pueden disfrutar las mismas delicias internacionales haciéndolas en casa con los ingredientes que podemos comer…

Anuncios

Niditos de Malanga

14 Sep

Me encantan las malangas…  las malangas lila especialmente.  Y esto es a lo que yo les llamo malanga, lo que en ingles se le conoce como “taro root”.  Ya que sé que los cubanos le llaman malanga a otra vianda, que yo le llamo yautía.  Me imagino que estas frituritas se pueden hacer con cualquiera de las dos viandas, pero en esta ocasión usaremos la malanga lila que se conoce en Puerto Rico… ¿ok?

Estas frituritas son fantásticas para hacer para una fiesta…

Taro Root Nests

NIDITOS DE MALANGA

1 libra de malanga cruda, pelada y picada en pedazos largos
1 cdita de sofrito molido
1 dientes de ajo, pelados
1 cdita de sal
Una pizca de pimienta negra acabada de moler
Aceite para Freír – de canola, de semillas de uva, vegetal, de maní, etc.
  1. Guaya malanga usando el disco para guayar de tu procesador de alimentos.  También puedes guayarla usando un guayo manual, pero es muuuucho más trabajo y te tomará mucho más tiempo.
  2. Pasa la malanga guayada a un bowl grande y sazónala con el sofrito, sal y pimienta.  Guaya los dos dientes de ajo usando un guayito microplane.  Combina todos los ingredientes con tus manos, que son la mejor herramienta para este trabajo.
  3. En un sartén grande, añade suficiente aceite de freír como para que suba ½” a 1” y caliéntalo a fuego medio-alto.  El aceite estará ready para freír cuando al sumergir el cabo de una cuchara de madera, se le hacen burbujitas alrededor del cabo.
  4. Haz unos montoncitos de la malanga sazonada y exprímelos bien para eliminarle todo el liquido almidonoso que bota al añadirle la sal.    Coloca los montoncitos en el aceite caliente.  Con una cuchara, vierte varias veces aceite caliente sobre el montoncito de malanga para ayudarlo a que la parte interior se cocine bien y para que la malanga de arriba se vaya friendo un poco.  Es posible que debas bajar un poco el fuego de la estufa para que los niditos de malanga se cocinen bien por dentro antes de que se doren demasiado por fuera.  Además, trata de no pegar mucho los montoncitos para que no se vayan a pegar unos con los otros.
  5. Después de unos minutos, vira el nidito de malanga para que se dore y cocine bien por el otro lado.  Cuando los niditos estén doraditos por todos lados, sácalos del aceite usando una cuchara con rotos.  Escúrrelos bien y colócalos en un plato con papel toalla para que absorba todo el aceite en exceso.  Si deseas, puedes añadirle un poco más de sal mientras están calientes, pero es posible que no sea necesario.

Disfruta estas frituritas como un aperitivo para una fiesta o como el componente crujiente a cualquier menú latino…

Musubi de Berenjena

3 Sep

No puedo creer que se me había olvidado compartir esta receta con ustedes…

Hawaii es el lugar donde más se come SPAM en los Estados Unidos.     Aparentemente a los hawaianos les encanta su jamonilla enlatada.  Y tengo que admitir que cuando era chiquita me encantaba cuando mi abuela nos hacía sándwiches de jamonilla con mayonesa en pan criollo.  Eso era el desayuno oficial cuando estábamos de vacaciones.

Ahora…  mis gustos han evolucionado.  Ya la jamonilla es cosa del pasado.  Y uno de los platos mas icónicos de Hawái es el Musubi de Spam.  Lo venden en TODOS lados, según mis amistades que han visitado Hawái.  Así que decidí hacer una versión de musubi usando berenjenas para brindarle una pruebita de algo súper típico en un luau hawaiano.  Se podría hacer con algún jamoncito vegetariano, que hay muchos buenos por ahí, pero pensé que las berenjenas es algo que todos conocen y que les es fácil de conseguir si quieren hacer esta receta en sus casas.  El marinado de teriyaki es lo que hace que este musubi siga siendo autentico como los que se comen allá en el archipiélago hawaiano.

La receta es un tanto larguita…  pero en realidad hay 3 pasos principales – 1.  cocinar el arroz, 2.  cocinar la berenjena y 3.  ensamblar el musubi como tal.  Usé dos recipientes pequeños plásticos del mismo tamaño que caben uno dentro del otro para darle forma a estos musubis.  Existen aparatos para hacer musubis, pero nunca entrontré ninguno en Puerto Rico.  Pero después que le coges la vuelta al proceso, es fácil de hacer.  Ya verás.

Receta de KarmaFree Cooking

MUSUBI DE BERENJENA

2 tazas de arroz integral grano corto

3 tazas de agua

1/3 taza de vinagre de arroz sin sazonar

3 cdas azúcar negra

½ cdita sal

2 berenjenas pequeñas, peladas y rebanadas finitas

1 taza salsa soya

1 taza de azúcar negra

4 dientes de ajo, rallados

Un pedazo de jengibre de 1 pulgada, rallado

Como ¼ taza de Gomasio Negro para sazonar

2 hojas de nori, en rebanadas finitas

Aceite de Oliva

  1. Primero cocinamos el arroz…  Yo uso una olla arrocera, pero puedes hacerlo en una cacerola regular si prefieres.  La idea es cocinar el arroz completamente o hasta que quede un poquito amogollado.    No sueltecito…  usar arroz grano corto es importante ara que el arroz quede pegajosito.
  2. Cocina el arroz sin aceite, sólo con un poquito de sal para sazonarlo.  En una taza de medir mezcla el vinagre, las 3 cucharadas de azúcar y la sal.   Ponlo a un lado en lo que el arroz se cocina.  Cuando el arroz esté listo, pasalo a un bowl plástico o de madera para que se enfrie.  Poquito a poco viértele la mezcla de vinagre y azúcar pon encima y muévelo para sazonar el arroz.   Ponlo a un lado hasta que se enfrie completamente.  No lo enfríes en la nevera, ya que la textura cambia por completo.
  3. Ahora sazonamos la berenjena…  Rebana la berenjena usando una mandolina o un cuchillo muy afilado en rebanadas de ¼”  de grosor.  En un recipiente plano mezcla los ingredientes del marinado – salsa soya, taza de azúcar negra, ajo y jengibre rallados.  Mézclalo bien para que el azúcar se disuelva bien en la salsa soya.  Agrega las rebanadas de berenjena y asegúrate que todas las rebanadas estén cubiertas del marinado.  Marina por 30 minutos a 1 hora.
  4. Calienta un chorrito de aceite de oliva en un sartén grande o plancha a fuego medio alto.  Dora las rebanadas de berenjena por ambos lados, aproximadamente 2-3 minutos por cada lado.  Colócalas en una bandeja de hornear en la medida que las vayas cocinando.
  5. Ahora, ensamblamos el musubi…  mójate las manos con agua para que el arroz no se te pegue mucho.  Toma aproximadamente 2 cdas de arroz y colócalas dentro de uno de los recipientes plásticos.  Échale un poquito de gomasio negro para sazonar.  Coloca una rebanada de berenjena encima del arroz.  Dóblala si es necesario para acomodarla bien.  Con el segundo recipiente plástico presiona sobre la berenjena y el arroz para compactarlos.  Usa un cuchillito finito para despegar el arroz/berenjena del container plástico y lo viras y le das un cantasito en la mesa o picador para que salga completamente.
  6. Coloca una tirita de nori alrededor de cada paquetito de arroz con berenjena.  Las hojas de nori vienen ya marcadas para picarlas en tiras.  Yo piqué cada tira sugerida a la mitad para hacerlas aun mas finitas y asegurarme que me dieran los nori para todos los musubi que iba a hacer ese día.

Los musubi saben mejor el mismo día en que se preparan.  No los pongas en la nevera porque el arroz se pone duro y no sabe rico frío de nevera.

Como puedes ver, la receta tiene varios pasos, pero no es difícil de hacer.  Cuando le vas cogiendo el swing de hacer los musubis, se convierte en un proceso de línea de ensamblaje.  Quiero públicamente darle las gracias a Jesús Omar por ser mi ayudante oficial y juntos hicimos más de 50 musubis de berenjena para el Festival de Platos Hawaianos del Centro Yoga.  El crowd estaba súper contento de que mucho por primera vez estaban probando lo que ellos llamaron, sushi vegetariano.

La próxima vez, definitivamente que nos vamos a tirar la aventura de hacer un “spam de embuste”, mi versión, por supuesto…  quédense sintonizados a este bati canal. 😉

Poke de Setas y Tofú

15 May

Poke es una ensalada de mariscos crudos que se sirve típicamente en Hawái.  Nunca la he comido, pero por lo que he podido apreciar es como el ceviche de Hawái.  Se pronuncia así mismo cómo de escribe en español – Po-Ke.

Cuando viajé a Perú probé ceviches veganos hechos de tofú y de setas blancas. A mi me supieron a los ceviches tradicionales que recordaba en mi mente. Así que decidí hacer nuestro “ceviche hawaiano”, poke, con setas y tofu. Para darle más color y hacer esta ensalada más interesante y más crujiente, incluimos el brócoli.

Este es un plato sencillo de hacer, pero con muchos pasos y componentes.  Siéntete en la libertad de hacer una parte la noche anterior a que deseas servirlo y haces los brócolis el mismo día en que lo comerán.  Así tienes lo mejor de dos mundos – tofu marinado bien chévere y con mucho sabor y brócolis verdecitos, crujientes y fresquecitos.

Poke - Ensalada Hawaiana - receta de KarmaFree Cooking

POKE DE SETAS Y TOFU

2 bloques de tofu extra firme

1 pinta de setas cremini, picadas en 4

Un maso de brócoli, los florets solamente y picados en 2 ó 3 cada uno

2 zanahorias medianas, peladas y ralladas

2 chalotes (shallots) grandes, picaditas chiquititas

4-5 cebollines, picaditos finitos

Como ¼ taza de sazon Garlic and Herbs

3 dientes de ajo, rallados

Un pedazo de jengibre como de 2 pulgadas de largo, pelado y rallado

½ taza de aceite de oliva

¼ taza de tamari o salsa soya

2 tazas de aceite de ajonjolí tostado

El jugo de 2 limones o limas verdes

Sal a gusto

  1. Pica cada bloque de tofu en 4 rebanadas.  Coloca las rebanadas en una bandeja para hornear con 2-3 hojas de papel toalla en el fondo.  Cubre las rebanadas de tofu con 2-3 hojas adicionales de papel toalla por encima y cúbrelo todo con una segunda bandeja de hornear.   Ponle peso con algunos potes pesados o libros de cocina que tengas a la mano.  Con esto escurriremos mucha del agua del tofu, creando espacio para que absorba otros sabores.  Déjalos escurriendo por unos 30 a 60 minutos.
  2. Cuando hayas escurrido las rebanadas de tofu, sazónalos libremente con el Garlic and Herbs.  Dóralos en un sartén antiaherente (non-stick).  Cuando los coloques en el sartén, no los toques por un ratito.  Al dorarse bien, será mucho más fácil virarlos con una espátula y dorarlos por el otro lado.  Dóralos por ambos lados y los dejas a un lado para que se enfríen.
  3. Pica cada rebanada de tofu en 12 pedazos – primero, pica tres rajas del lado largo del tofu.  Ahora esas 3 rajas las picamos al medio, y después cada mitad al medio nuevamente.  Al final tendrás 12 cubitos de tofu.  Ponlos a un lado.
  4. Mezcla el aderezo en un recipiente con tapa para que podamos marinar los tofu en la nevera y que estén tapados sin miedo a tener algún accidente.  Mezcla entonces el tamari, aceite de oliva, aceite de ajonjolí, chalotes, cebollines, ajo y jengibre rallado y el jugo de limón.  Añade los pedazos de tofu y las zanahorias a marinar.  Deja marinar por lo menos por 4 horas, pero toda la noche preferiblemente, en la nevera.
  5. Entretanto, en una olla grande llena de agua salada puesta a hervir vamos a cocinar rápidamente los brócoli.  Coloca los brócoli crudos en el agua salada hirviendo y cocínalos aproximadamente 1 minuto solamente.  Veras que los brócoli se pondrán verde brillante.  Ese es el momento de sacarlos del agua hirviendo y colocarlos inmediatamente en un bowl con agua de hielo salada.    El agua de hielo los mantendrá el color verde brillante y la sal no hará que se pongan sosos. Cuando los brócoli estén fríos ya, sácalos del agua y escúrrelos en un colador o en una bandeja cubierta con papel toalla.  La idea es que estén secos cuando los juntemos con el tofu y las setas.
  6. Aproximadamente 2 horas antes de servirlo, junta en un recipiente grande los tofús marinados con zanahorias, los pedazos de setas, los brócoli cocidos y cebollines adicionales.  Mézclalo todo bien y déjalo que todo se termine de marinar junto.  Dale vueltas cada 20 minutos aproximadamente para que todo se marine parejo.

Sírvelo a temperatura ambiente.

Si te gustó esta receta, puedes encontrar otras recetas que servimos en el Festival de Platos Hawaianos Vegetarianos en este link.

Receta de KarmaFree Cooking

Lomi Tomate

9 May

Lomi Tomate es mi interpretación vegetariana de un plato muy típico de Hawái llamado Lomi Salmon pero sin el salmón.  Me dio gracia porque, cuando me lo explicaron originalmente, mi mente se remontó a los días en que solía pedir en los restaurantes chinos Chicken con Cashew Nuts, pero sin el pollo.  Como que los meseros y la gente podía entender mejor lo que yo quería comer si lo explicaba de esa manera.

Esta fue la ensalada que servimos en el Festival de Platos Vegetarianos hace unas semanas en el Centro Yoga Devanand.  Para mí es importante servir siempre una ensalada en mis menús, y en las búsquedas que hice de platos hawaianos, nunca me salió una ensalada como tal.  Así que pensé que esta adaptación funcionaria bien como ensalada.

Nunca he probado la versión original…  pero me sonó muy similar a un tartar o un ceviche, que ambos he comido anteriormente.  Pero pensé que  integrarle las nueces de macadamia le daría un giro interesante…   La audiencia estuvo de acuerdo, ¿y tú?

Ensalada de Tomates al estilo Hawaiiano

LOMI TOMATE

4 tazas de tomatitos grape, picados a la mitad

2 cebollines, picaditos finitos

1 taza de nueces de macadamia, picaditas

½ taza de perejil italiano, picadito

½ taza de aceite de oliva

1 cda de aceite de ajonjolí tostado

El jugo de 2 limones o limas verdes

Sal y Pimienta a gusto

Una pizca de pimienta roja, opcional

  1. Coloca los tomatitos, cebollines, macadamias y perejil en un bowl grande.
  2. En una taza de medir grande combina los demás ingredientes – aceite de oliva, aceite de ajonjolí, jugo de limón, sal y pimienta.  Mézclalo bien para los que sabores se unan.
  3. Vierte el aderezo con encima de la ensalada y júntalo todo bien.  Deja que la ensalada se marine en el aderezo como 30 minutos antes de servirla.

Serví esta ensalada de tomates sobre uñas lechuguitas mixtas…  de alguna manera, una ensalada parece mas una ensalada cuando hay hojitas verdes envueltas, ¿no?