Avena con Leche de Almendras

17 Oct

La avena es un gusto adquirido para mí. Siempre preferí el Cream of Wheat cuando era nena. Me ENCANTABA cuando mi abuelita me hacía crema de trigo o farina de desayuno. Nosotras le echábamos un chorrito de leche por la orillita del plato para que se fuera enfriando la crema y podérnosla comer.

No me encantaba la avena de chiquita porque no me encantaba su textura… hasta que tuve que trabajar para Quaker Oats. La avena caliente en crema, como aprendí a través de mucha investigación de mercado, es un alimento muy polarizante. O lo amas o lo odias… no hay mucho entre medio. Y gracias a Dios, yo soy de ese entremedio que aprendí a que me gustara. Trabajé esa cuenta cuando salió la noticia de que la fibra soluble de la avena ayuda a disminuir el colesterol malo en la sangre. Se volvió en una de mis cuentas favoritas, y tengo mucho que agradecerles, ya que por ella tuve la oportunidad de viajar a Jamaica y a Guatemala en varias ocasiones.

Recuerdo que hablando con los consumidores, una de las razones que nos decían que no les gustaba preparar avena en el desayuno era porque si no se estaba meneando constantemente, se “empelotaba” y se volvía en grumos. Pues déjenme confesarle algo… eso de estar meneando todo el tiempo es completamente INNECESARIO.

Preparar avena caliente es muy siempre y sólo necesitas tiempo y algo más que hacer… porque como dice el dicho en inglés, “A watched pot never boils.”… y lo mismo aplica a la avena. Que mientras menos la estés velando, mejor queda.

Lo que quiero compartir con ustedes es más un método que una receta… le puedes añadir o quitar lo que desees para hacerla a tu gusto. Pero ésta es mi fórmula para hacerme avena por las mañanas de desayuno… aunque les recomiendo que consideren comerse un platito de avena de almuerzo o hasta de cena. Y más ahora que el clima en el Norte se está poniendo mas friíto. Así mismo como la gente se come un plato de cereal frio por las noches cuando no tienen deseos de cocinar… así mismo un platito de avena caliente te puede calentar los ánimos y tu espíritu. Le vendí esta idea ya una vez a mis amigos de Quaker, espero que ustedes me la compren también ahora…

 

AVENA CON LECHE DE ALMENDRAS

1 ½ tazas de leche de almendras
4 cdas de avena quick Cooking
2 cdas de azúcar negra
1 cdita de vainilla en polvo
Una pizca de sal
Canela en Polvo (opcional)

NOTA: Cocino esto en mi estufa electrica que a mi entender mantiene el caliente de la hornilla por más tiempo que una estufa de gas.

  1. En una cacerola mediana a fuego mediano, echo la leche de almendra y la sazono con el azúcar, la vainilla en polvo y la sal. Meneo bien para que todo se mezcle. Entonces, añado la avena. Vuelvo a mezclarlo todo y lo cubro parcialmente con la tapa… parcialmente para poder ver como la leche comienza a hervir.
  2. Cuando la leche comience a hervir, como en 2-3 minutos, menéalo todo bien para que se refresque un poco y bajar el hervor. Baja la temperatura a médium low y mantén cubierto parcialmente.
  3. Después de 5-6 minutos de cocinarse, verás que la avena comienza a espesar pero no estará lista todavía. La cubro completamente con la tapa, cuanto hasta 10 lentamente y apago la estufa. Y vete de la cocina… no lo toques, no lo abras para ver lo que hay dentro. Vete de la cocina por un rato…
  4. Después de cómo 15 minutos de dejar la avena reposar en la estufa tapada, debe estar lista. Usualmente la dejo reposar como 30 minutos porque no me gustan las cremas demasiado calientes…  me hacen sudar.

Me gustan las avenas más líquidas que espesas… así que si prefieres tu avena mucho más espesa, añade un poco más de avena a la cacerola.

Hice esta versión de avena con leche de almendras por primera vez para ver la Boda Real de William y Kate con mi mamá. Lo que me encantó es que si usas leche de almendras hecha en casa, tendrás una textura súper cremosa y aterciopelada. Sabe muy, muy elegante aunque no lo creas… pero hacerlo con leche de almendras comercial funciona bien también. A veces hasta mezclo leche de almendras o de soya con agua si es que no tengo suficiente para una porción completa…

 

Y una última cosita… la leche de almendras, así mismo como las leches de soya o leche de vaca regular, si las dejas sin atender sobre la estufa cuando esta a fuego alto, pueden y van a salirse de la olla. Ya he tenido que limpiar mi estufa suficientes veces como para probarlo y comprobarlo…

3 comentarios to “Avena con Leche de Almendras”

  1. Paola febrero 6, 2014 a 11:54 pm #

    Riquísima, muchas gracias😀

  2. María Elena B ulla abril 13, 2014 a 6:11 pm #

    Yo tomo la leche de almendras con avena. Dejo tres cucharadas de avena en una taza de agua. La leche de almendras las preparfo en casa. En la mañana la hecho a la licuadora y queda espectacular. Sin cocinarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: