Leche de Almendras hecha en Casa

19 Ago

Sí… así mismo es. Madelyn, amante del queso y todo lo lácteo, la han puesto en una dieta libre de lácteos por lo menos por 30 días. 😦

Y a lo mejor ustedes se han encontrado en esta misma situación…. Donde muchas de sus recetas cotidianas favoritas tienen algún componente de queso a algún lácteo. Porque esa es una de nuestras maneras de añadirle proteína y sabor a nuestras dietas, ¿no??

Las nueces, y las ALMENDRAS en particular son tremenda fuente de proteína para nosotros los vegetarianos… y maybe usualmente piensas añadir nueces a tus recetas como una decoracioncita por encimita de una ensalada, o para lucir bonito el topping de algún plato principal o un postre. Pero, ¿habías considerado añadir nueces a tu dieta para sustituir tus lácteos? Ahora mismo hay una amplia variedad de leches alternativas en los supermercados regulares. Pero es tan fácil hacerla en tu propia casa… ¿lo has intentado?

Es mucho más fácil de lo que piensas…

 

LECHE DE ALMENDRAS HECHA EN CASA

Como 1 taza de almendras
Agua

Comienza remojando las almendras en agua filtrada. Me gusta remojarlas como por 1 hora para quitarle las cáscaras. No es algo necesario, pero me gusta que mi leche de almendras sea blanquita como la leche de vaca. Después que le quito las cáscaras las remojo nuevamente como por 3-4 horas. Si no vas a hacerla inmediatamente, mételas en la nevera para que el agua no se fermente.

Prepara todo el equipo necesario, tal y como si fueras a hacer horchata de ajonjolí – una olla grande con un colador fino para colar la horchata, un bowl mediano para ir capturando las almendras molidas después que las hayas colado una vez. Tengo siempre el envase donde guardaré la horchata con un embudo.

  1. Coloca una porción de las almendras en el envase más grande del Magic Bullet o en la licuadora. Echa agua hasta casi el tope. Procesa las almendras por algunos minutos en intérvalos de 30 segundos para moler las almendras lo más posible.
  2. Cuela la mezcla. Usa una cuchara grande para mover las almendras molidas de lado a lado y que cuele lo más posible. No tienes que presionar mucho las almendras por el colador. Si lo haces lo que has a hacer es empujar mas sedimento del necesario a la horchata final. Deja que la fuerza de gravedad haga lo suyo y presiona suavemente solamente.
  3. Ve reservando las almendras molidas que sobran después de colar en un bowl aparte. Repite licuando el resto de las almendras nuevas de la misma manera. Usualmente proceso las almendras 3 veces. Después que procesas las almendras una vez, ahora reprocesas nuevamente. Pero ahora, después de colarlo, ya puedes botar la almendra molida que quede.
  4. Pásalo al envase donde lo guardarás en la nevera para que se enfríe antes de servirlo finalmente.

La leche de almendra se separara cuando está en reposo en la nevera… pero sólo menéala bien antes de servirla.

Esta leche de almendras es una fuente excelente de calcio y proteína… la puedes tomar sola, en avenas, cremas calientes o en batidas.

Pero, si quieres tomarte la leche de almendras así solita como bebida, te aconsejo que le añadas como ½ taza de miel para endulzarla un poco y que la pases por el colador mas finito que tengas. La almendra molida es mucho más finita que el ajonjolí molido y se va mucho sedimento por el colador. Puedes usar una tela finita de algodón o una “media” como las que se usan para colar café molido para que recojas la mayor cantidad de sedimento posible.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: