Tag Archives: vegana

Lau Lau

18 Sep

Un Lau Lau es un envuelto de batata al vapor.  Este es un plato bien típico hawaiano.  He hecho en muchas ocasiones envueltos en hojas de repollo (notita mental de incluir algunas de esas recetas en el blog…), pero nunca he hecho envueltos con lo que le llaman en inglés “collard greens”, que es lo que decían todas las recetas de lau lau que vi en el internet.    Estaba preparada para hacer la receta con hojas de repollo rizado o hasta repollo verde regular, pero me alegré cuando encontré los famosos collard greens en el súper.  YAY!!

Esta receta no es difícil para nada…  pero tiene varios pasos que debes seguir para que el resultado sea el mejor posible.  Es una receta que se hace mejor en grupo…  con alguien más para que dividas las tareas.

Yo no sé cuan grandes hacen los lau lau en Hawái, pero nosotros estábamos haciendo esta receta para 40 personas, y en el menú habían 10+ platos en el bufet, así que los hicimos pequeños.  Use la mitad de la hoja de collad green por cada paquetito de lau lau.  Si la hoja era pequeña, pues usaba una hojita completa.  Pero es tu decisión de cuan grandes o pequeños quieres hacerlos.

La técnica de envolverlos y que queden lindos toma  un poco de práctica, pero en realidad lo importante es hacer el paquetito que cubra todo el relleno que le eches dentro para que se pueda hacer al vapor y que no se salga nada de la hoja verde brillante.

 

Receta de KarmaFree Cooking

LAU LAU

10-12 hojas de collard greens

2 batatas blancas medianas, peladas y picadas en trozos de 1-2 pulgadas

10 setas cremini o blancas, picaditas

2 tazas de espinaca congelada, descongelada y exprimida lo mas posible

1 cebolla amarilla grande, picadita

1 pimiento rojo, picadito

2 dientes de ajo, picaditos chiquititos

1 cubito de caldo de vegetales

½ taza de leche de coco

Aceite de Oliva

Sal y Pimienta a gusto

 

  1. En una cacerola mediana, pon las batatas picadas en agua de sal a hervir.  Cocínalas hasta que estén blanditas.  Ponlas a un lado y déjalas en el agua caliente para que se te haga mas fácil majarlas luego..
  2. En una olla grande, pero llana, coloca como 2 pulgadas de agua a hervir.  Échale bastante sal al agua… como si estuvieras cocinando pasta.  Coloca algunas de las hojas de collard greens en el agua caliente por 1-2 minutos cada una hasta que las hojas se ablanden un poco y se vuelvan de un color verde brillante.  Pasa las hojas cocidas a un recipiente con agua de hielo con sal para que paren de cocinarse y se mantenga el color verde de las hojas.  Cuando las hojas se enfríen, muévelas a una bandeja de hornear con hojas de papel toalla para escurrirles el agua lo más posible.
  3. En un sartén grande a fuego mediano, echa un chorrito de aceite de oliva y saltea las cebollas, pimientos, ajo y el cubito de vegetales.  Añade las setas y cocínalas hasta que se doren un poco.  Añade la espinaca que exprimiste bien y Menelao para que los ingredientes y los sabores se combinen.  Sazónalo todo con sal y pimienta y ponlo a un lado.
  4. En un bowl grande, echa las batatas hervidas y májalas con un poquito de aceite de oliva.  Añádele a las batatas majadas  las setas y espinacas cocidas con el resto de los vegetales.  Échale un poquito de leche de coco para ablandar el majado.  Ve poco a poco  para que no se te vuelva demasiado blandita.
  5. Seca las hojas de collard greens que escurriste.  Pícale el tallo duro a cada hoja.  Pica cada hoja en la mitad por la misma línea donde estaba el tallo.
  6. Coloca aproximadamente ¼ taza de majado de batata en la parte de abajo de la hoja, dejando un bordecito como de 1 pulgada y la enrollas como enrollas un burrito…  dobla la parte de abajo sobre el majado, dobla hacia adentro cada lado y enrollas haciendo un paquetito lo mas apretadito posible.  Continúa haciendo rollitos hasta que se te acabe el relleno o las hojas.

En este punto… puedes guardar los paquetitos o puedes ponerlos al vapor inmediatamente.  Para el Festival de Platos Hawaianos hicimos todos los paquetitos la noche antes y los pusimos al vapor la mañana del Festival, ya que íbamos a comer a la hora de almuerzo.

  1. Pon una olla para cocinar al vapor con agua hirviendo.  Yo siempre le echo un poquito de sal al agua…  Coloca los rollitos en la canasta para cocinar al vapor, tápalo y cocina al vapor por 2-3 minutos.  Como nuestros paquetitos pasaron al noche en la nevera, los cocinamos al vapor por 5-6 minutos para asegurarnos que el relleno se calentara bien y no estuviera frio de nevera.  Con cuidado, sácalos del vapor con unas pinzas de cocinar.

Las hojas de collard greens son gruesas, pero se vuelven tiernas suficiente que se pueden cortar fácilmente con un cuchillo.  El relleno es dulce y saladito a la misma vez.  Esta es una nueva manera de disfrutar vegetales de hoja verde oscura, que tan saludables son.

Imagen

Ñaquis Vegetarianos de Sabiduría #56

16 Sep

Ñaquis Vegetarianos de Sabiduria - KarmaFree Cooking

Arepas Colombianas con Setas Mixtas

8 Sep

Nunca he visitado Colombia…  TODAVIA, pero tengo muchas amistades colombianas que se la pasan hablando de lo rico que es la comida colombiana – Rubén, Andrés, Karina, Enrique y por supuesto mi amiguita Dolly.  Cada vez que visitamos el Centro Yoga en Nueva York, ella queriendo siempre complacer a nuestro Guruji y a nosotros los visitantes, se la pasa cocinando muchas de sus ricuras colombianas.

Ya cuando visitamos siempre le digo a Dolly… ¿Qué día me vas a preparar tus arepas colombianas?  Estas arepas Dolly las hace con unas arepas de maíz amarillo y las sirve con un salteado de setas por encima.  Como somos yoguis súper ocupadas, las arepas las compramos en el supermercado ya preparadas…  una de las marcas que he comprado se llama La Venezolana, pero hay muchas otras marcas muy buenas.  Siempre trata de leer la lista de ingredientes y asegúrate que sean lo más natural posibles.

Aquí les comparto mi manera de hacerle el salteado de setas para ponerle por encima a las arepas…

Receta de KarmaFree Cooking

AREPAS COLOMBIANAS con SALTEADO DE SETAS MIXTAS

4 arepas de maíz refrigeradas

6 setas blancas grandes, picaditas

1/4 lb de setas oyster, picaditas

1 cebolla amarilla, picadita

½ pimiento rojo, picadito

½ pimiento amarillo, picadito

2 tomates roma, picaditos

2 cdas de mantequilla con ajo y hierbas o mantequilla vegana

2 ramitas de tomillo, usando las hojitas solamente

¼ taza vinagre de cidra

2 cdas salsa soya

¼ taza agua, de ser necesario

1 taza de queso vegano rallado – usé el queso vegano cheddar/blanco de Trader Joe

Mayonesa vegana

2 cdas de aceite de oliva

Sal y Pimienta a gusto

  1. Para descongelar o quitarle el frío de la nevera a las arepas, colócalas en una hoja de hornear cubierta con papel parchment en un horno a 350F.  También puedes hacer esto sobre una plancha, pero el horno te facilita que puedes hacer la cantidad de arepas que quieras a la misma vez.  Esta receta es suficiente para hacer 4 arepas, pero con facilidad puedes multiplicarla o dividirla para hacer más o menos.
  2.  En un sartén grande a fuego medio-alto, echa un chorrito de aceite de oliva junto con la mantequilla que vayas a usar.  Añádele las setas picaditas y menéalas para cubrirlas con el aceite por todos lados.  Trata de esparcirlas sobre todo el fondo del sartén para que se cocinen y se doren lo más posible.  Resiste la tentación de menear las setas constantemente.  Déjalas quietecitas son menear hasta que comiences a oler como si estuvieras cocinando un bistec…  Lo sé, lo sé…  pero te acordarás de mí cuando huelas lo que te describo.  Es posible que quieras prender el extractor de humo de tu cocina para esto…
  3. Cuando vayamos a mover las setas, añádele las cebollas y pimientos.  Sazónalo con sal y pimienta y menéalo todo bien para darle oportunidad a los vegetalitos que se cocinen.
  4. Es posible que ya las arepas estén calientitas…  sácalas del horno, úntale una capa generosa de mayonesa vegana y ¼ de taza de queso vegano.  Vuélvelas a meter al horno para que el queso se le derrita completamente…
  5. Reduce el fuego de la estufa a medio y añade los tomates y las hojitas de tomillo.  Espera como 1-2 minutos y añade el vinagre, la salsa soya para que comiences a crear una salsita.  Si ves que los tomates no botaron mucho líquido, añade un poquito de agua para que tengas algo de salsita.
  6. Tan pronto el queso de las arepas esté derretido y las setas estén cocidas en su salsita podemos ponerlo todo junto…  Coloca una arepa en un plato y echale por encima ¼ parte de las setas en salsita que preparaste.  Sírvela por el lado con una ensaladita verde o una raja de aguacate.

Este plato lo he comido muchas veces de desayuno tipo brunch…  pero también lo he preparado como una opción de cena liviana.  Sírvelo con una ensaladita por el lado o dos rajitas de agucate. Es fácil de hacer y llena cómo una comida completa.  Espero que a ustedes les guste mucho también…

Musubi de Berenjena

3 Sep

No puedo creer que se me había olvidado compartir esta receta con ustedes…

Hawaii es el lugar donde más se come SPAM en los Estados Unidos.     Aparentemente a los hawaianos les encanta su jamonilla enlatada.  Y tengo que admitir que cuando era chiquita me encantaba cuando mi abuela nos hacía sándwiches de jamonilla con mayonesa en pan criollo.  Eso era el desayuno oficial cuando estábamos de vacaciones.

Ahora…  mis gustos han evolucionado.  Ya la jamonilla es cosa del pasado.  Y uno de los platos mas icónicos de Hawái es el Musubi de Spam.  Lo venden en TODOS lados, según mis amistades que han visitado Hawái.  Así que decidí hacer una versión de musubi usando berenjenas para brindarle una pruebita de algo súper típico en un luau hawaiano.  Se podría hacer con algún jamoncito vegetariano, que hay muchos buenos por ahí, pero pensé que las berenjenas es algo que todos conocen y que les es fácil de conseguir si quieren hacer esta receta en sus casas.  El marinado de teriyaki es lo que hace que este musubi siga siendo autentico como los que se comen allá en el archipiélago hawaiano.

La receta es un tanto larguita…  pero en realidad hay 3 pasos principales – 1.  cocinar el arroz, 2.  cocinar la berenjena y 3.  ensamblar el musubi como tal.  Usé dos recipientes pequeños plásticos del mismo tamaño que caben uno dentro del otro para darle forma a estos musubis.  Existen aparatos para hacer musubis, pero nunca entrontré ninguno en Puerto Rico.  Pero después que le coges la vuelta al proceso, es fácil de hacer.  Ya verás.

Receta de KarmaFree Cooking

MUSUBI DE BERENJENA

2 tazas de arroz integral grano corto

3 tazas de agua

1/3 taza de vinagre de arroz sin sazonar

3 cdas azúcar negra

½ cdita sal

2 berenjenas pequeñas, peladas y rebanadas finitas

1 taza salsa soya

1 taza de azúcar negra

4 dientes de ajo, rallados

Un pedazo de jengibre de 1 pulgada, rallado

Como ¼ taza de Gomasio Negro para sazonar

2 hojas de nori, en rebanadas finitas

Aceite de Oliva

  1. Primero cocinamos el arroz…  Yo uso una olla arrocera, pero puedes hacerlo en una cacerola regular si prefieres.  La idea es cocinar el arroz completamente o hasta que quede un poquito amogollado.    No sueltecito…  usar arroz grano corto es importante ara que el arroz quede pegajosito.
  2. Cocina el arroz sin aceite, sólo con un poquito de sal para sazonarlo.  En una taza de medir mezcla el vinagre, las 3 cucharadas de azúcar y la sal.   Ponlo a un lado en lo que el arroz se cocina.  Cuando el arroz esté listo, pasalo a un bowl plástico o de madera para que se enfrie.  Poquito a poco viértele la mezcla de vinagre y azúcar pon encima y muévelo para sazonar el arroz.   Ponlo a un lado hasta que se enfrie completamente.  No lo enfríes en la nevera, ya que la textura cambia por completo.
  3. Ahora sazonamos la berenjena…  Rebana la berenjena usando una mandolina o un cuchillo muy afilado en rebanadas de ¼”  de grosor.  En un recipiente plano mezcla los ingredientes del marinado – salsa soya, taza de azúcar negra, ajo y jengibre rallados.  Mézclalo bien para que el azúcar se disuelva bien en la salsa soya.  Agrega las rebanadas de berenjena y asegúrate que todas las rebanadas estén cubiertas del marinado.  Marina por 30 minutos a 1 hora.
  4. Calienta un chorrito de aceite de oliva en un sartén grande o plancha a fuego medio alto.  Dora las rebanadas de berenjena por ambos lados, aproximadamente 2-3 minutos por cada lado.  Colócalas en una bandeja de hornear en la medida que las vayas cocinando.
  5. Ahora, ensamblamos el musubi…  mójate las manos con agua para que el arroz no se te pegue mucho.  Toma aproximadamente 2 cdas de arroz y colócalas dentro de uno de los recipientes plásticos.  Échale un poquito de gomasio negro para sazonar.  Coloca una rebanada de berenjena encima del arroz.  Dóblala si es necesario para acomodarla bien.  Con el segundo recipiente plástico presiona sobre la berenjena y el arroz para compactarlos.  Usa un cuchillito finito para despegar el arroz/berenjena del container plástico y lo viras y le das un cantasito en la mesa o picador para que salga completamente.
  6. Coloca una tirita de nori alrededor de cada paquetito de arroz con berenjena.  Las hojas de nori vienen ya marcadas para picarlas en tiras.  Yo piqué cada tira sugerida a la mitad para hacerlas aun mas finitas y asegurarme que me dieran los nori para todos los musubi que iba a hacer ese día.

Los musubi saben mejor el mismo día en que se preparan.  No los pongas en la nevera porque el arroz se pone duro y no sabe rico frío de nevera.

Como puedes ver, la receta tiene varios pasos, pero no es difícil de hacer.  Cuando le vas cogiendo el swing de hacer los musubis, se convierte en un proceso de línea de ensamblaje.  Quiero públicamente darle las gracias a Jesús Omar por ser mi ayudante oficial y juntos hicimos más de 50 musubis de berenjena para el Festival de Platos Hawaianos del Centro Yoga.  El crowd estaba súper contento de que mucho por primera vez estaban probando lo que ellos llamaron, sushi vegetariano.

La próxima vez, definitivamente que nos vamos a tirar la aventura de hacer un “spam de embuste”, mi versión, por supuesto…  quédense sintonizados a este bati canal. 😉

Tostadas de Aguacate

31 Ago

Esto es un desayuno inspirado en unas tostadas que comimos el mes pasado cuando visitamos Nueva York.  Desayunamos en un restaurante que me encanta – Le Pain Quotidien, que es n restaurante/panadería con localidades alrededor de los Estados Unidos.  Nosotras madrugamos para ver la exposición temporera “China: Through the Looking Glass”  en el Metropolitan Museum of Art y necesitábamos hacer tiempo antes de que el mueso abriera a las 10AM.

China as seen by the fashion and movie industries.

Ya las frutitas que nos habíamos comido en el primer desayuno se nos habían ido y había hambre…  así que pedimos avena y las Tostadas de Agucate, que se pueden pedir por tiempo limitado de desayuno o de almuerzo.  Les soy honesta, que he comido mejores platos de avena en Le Pain Quotidien, pero las tostadas… ¡nos dejaron sin aliento!  No les puedo precisar si fue el pan libre de gluten que estaba espectacular o la combinación interesante del kale con la sal de comino, pero esas tostadas nos volaron la cabeza de lo ricas que estaban.  Miren que hasta tuve que compartir mi experiencia en Instagram…

Le Pain Quotidien - Avocado Toasts

Ahora mismo en Puerto Rico, estamos en época de aguacates y tengo tantos en mi cocina que decidí que era justo y necesario desayunarme uno la otra mañana.  Hice mi versión de las tostadas de aguacate que había probado pero reemplacé el kale con germinados de alfalfa y la sal de comino, que ya saben que el comino y yo no somos muy amigos que digamos, con sal de ajo.

Tostadas con Agucate y Alfalfa

TOSTADAS DE AGUACATE

2 rebanadas de pan – prefiero que sea integral o libre de gluten

½ aguacate – rebanado

Mayonesa Vegana

Mostaza Dijon o en Grano

Germinados de Alfalfa

Sal de Ajo

Aceite de Oliva

 

Yo hice estas tostadas como en Le Pain Quotidien… pero si quieres hacerlo como en sándwich y podértelo comer “on the go”, pues perfecto también…

  1. Tuesta el pan según tu preferencia.
  2. Úntale una cantidad generosa de mayonesa vegana y de mostaza.
  3. Coloca las rebanadas de aguacate, como si fueran tejas, sobreponiendo un poquito unas sobre otras.  Sazona con un poquito de sal de ajo.
  4. Coloca toda la alfalfa que desees.  Échale un chorrito de aceite de oliva y sazona con otro poquito de sal de ajo.