Tag Archives: queso parmesano

Rollitos de Setas y Queso Parmesano

21 Dic

Le estuve preguntando a mis amigos amantes de la cocina en internet que podía preparar como aperitivos para el baby shower que estaba planificando. Quería que el menú fuese diferente al que había hecho anteriormente. Y mi amiguita Suzanne sugirió que hiciera unos rollitos con setas y queso parmesano.

Como acababa de preparar una deliciosa lasaña rellena con unas setas espectaculares que a mi hermana impresionó, decidí que replicaría esa receta de las setas pero en un aperitivo que impresionara nuevamente a los no creyentes en la cocina vegetariana. Este sería uno de mis aperitivos salados… Mis rollitos de espinaca fueron un éxito en el pasado baby shower ya que los nenes les encantan cualquier cosa envuelta en masa de hojaldre. Pero los adultos no se quedaron atrás esta vez…

Ya tengo solicitud para hacer estos rollitos nuevamente… así que aquí tienen la receta por si a ustedes les interesa hacerlos.

mushroom parm pinwheels  KFC

ROLLITOS DE SETAS Y QUESO PARMESANO

2 hojas de masa de hojaldre (puff pastry), descongelada en la nevera por un rato
24 onzas de setas blancas, picaditas
1 cebolla pequeña, picadita
Las hojitas de 2-3 ramitas de tomillo
1 cda salsa soya
2 cdas de jugo de limón puro o vinagre
2 oz de queso de cabra
2 oz de sour cream
½ taza de queso Parmesano rallado
Sal y Pimienta a gusto
Aceite de Oliva

 

  1. Agrega un chorrito generoso de aceite de oliva en un sartén grande a fuego medio. Añade las cebollas y muévelas ocasionalmente para que se ablanden un poco. Añade las setas picaditas y cocínalas meneándolas de vez en cuando, hasta que el liquido que botan se evapore y se doren… como por 10 minutos.
  2. Añádele el tomillo, la salsa soya, el jugo del limón y mézclalo todo bien. Añade el queso de cabra y el sour cream y vuelve a mezclarlo todo. Sazónalo con sal y pimienta y déjalo a un lado para que se enfríe un poco.
  3.  Abre la hoja de masa de hojaldre (que viene doblada en tres). Coloca un poco de harina pastry en una superficie amplia y limpia y échale harina también al rodillo. Aplasta la masa con el rodillo para que desaparezcan los dobleces que tiene la hoja.
  4. Esparce la mitad de las setas cocidas en una capa uniforme dejando un borde en uno de los lados de la masa de hojaldre. Echa el queso parmesano sobre las setas.
  5. mushroom parm in progress  KFC
  6. Comienza a enrollar desde el punto contrario donde dejaste el borde. Enrolla la masa hasta que formes un rollito.
  7. Repite con la otra hoja de hojaldre que te queda. Coloca ambos rollitos en la nevera cubiertos con un papel toalla húmedo como por 10-15 minutos o hasta que estés lista para hornearlos. Este paso es importante porque hará que los rollitos se endurezcan un poco y será mucho más fácil picarlos en rebanadas antes de hornearlos. Si la masa esta a temperatura ambiente están muy blanditos y la forma no es uniforme.
  8. Pica los rollos en rebanadas como de ¼ de ancho. Colócalos en una hoja de hornear cuberita con papel parchment y hornéalos a 425F como de 10-12 minutos, hasta que el queso huela ricos y el hojaldre este dorado y delicioso.
  9. Pásalos a un plato para servirlos inmediatamente. Se mantienen super bien a temperatura ambiente después que no haya demasiada humedad. La humedad los pone monguitos…

 

Yo preparo esto el día antes de la fiesta y los dejo en la nevera cubiertos hasta que los vaya a hornear.

 

Lasaña de Espinacas y Setas que le “vuela la cabeza” a cualquier otra lasaña

29 Oct

El internet es una cosa maravillosa… estaba planificando el menú para el cumple #2 de mi sobrinito y decidimos que haríamos lasaña de plato principal – yo haría una lasaña vegetariana y otra persona se dio de voluntaria para hacer una lasaña de carne. Yo hubiese preferido que mi hermana no quisiera tener algo con carne, porque todos los que comen carne pueden comer la de espinacas. No me encantó la idea, pero no es mi casa ni mi fiesta… y otra persona tendría esa responsabilidad.

Pero, mi naturaleza competitiva salió a relucir… Permiso, YO soy la tía de este nene. YO tengo un blog vegetariano. YO me quiero asegurar que las personas invitadas a esta fiesta PREFIERAN mi lasaña vegetariana a la otra. Quiero que mi lasaña vegetariana “le vuele la cabeza” a cualquier lasaña de carne, por rica que me digan que sea. Esto no tiene que ver con convertir a nadie al vegetarianismo. Esto es hacer un punto evidente… el punto de que una lasaña deliciosa no tiene que tener carne. Para NADA. Y yo no sólo quería hacer una lasaña deliciosa… quiero que mi lasaña sea la estrella de la noche.

Para buscar un poco de inspiración, compartí mi preocupación con mis amigos del internet. Postée este reto que me había autoimpuesto con mis amigos virtuales del site Serious Eats en la sección de Talk que es donde hablamos y compartimos nuestras inquietudes. Mi idea original era hacer una lasaña de Espinacas y Almendras en Salsa Blanca, pero quería algo un poco más interesante o complejo.

Kenji, uno de los editores de Serious Eats, aceptó el reto como para él… y no sólo me dio ideas de sabores y de ingredientes para una lasaña, él se puso a inventar una receta que pudiera servir para mis propósitos. Se puso a cocinar en medio de la noche, de madrugada, porque no podía contener su inspiración. Mezcló espinacas, setas y me dio unas recomendaciones de cómo utilizar pasta que no hay que hervirla antes de montar la lasaña. Las respuestas a mi pregunta me sorprendieron positivamente… impresionada y estupefacta casi con que Kenji por poco se mete en una discusión con su esposita por estar cocinando en vez de estar durmiendo. ¿Y cómo podía yo no hacer esta receta que Kenji con tanta dedicación desarrolló para mí?

Así que ésta es la lasaña que servimos en el cumple de mi sobrinito. Cociné todos los componentes y la preparé la noche antes, pero la cocinamos en el horno el día de la fiesta. Los invitados allegados que nos estábamos quedando en la misma casa estaban intrigados desde la noche antes con los olores de lo que estaba cocinando de antemano. Estaban casi hipnotizados con los olores que salían de la cocina. Hasta mi hermana quedó impresionada con el sabor de la mezcla de setas… quería con que podía limpiar el sartén para no desperdiciar nada de esa salsita. Esta lasaña ya tenía fanaticada antes de que la metiéramos en el horno.

Horneé las lasañas de carne primero y la nuestra después. No las quise meter en el horno a la vez porque no quería que ninguna grasita de la lasaña de carne le cayera a la mía, contaminándola. Por eso mi lasaña no tuvo el tiempo adecuado de reposa antes de picarla. Este fue el veredicto:

  • Alguien no-vegetariano quería que sirviéramos las lasañas de carne primero, antes de sacar la mía del horno, para que la gente se llenara con aquella otra y que hubiese mas lasaña vegetariana para ella.
  • Otra persona vegetariana me agradeció tener algo en el menú que estaba segura ella podía comerse a ciegas.
  • Yo estaba sirviendo pedazos de mi lasaña, principalmente para asegurarme de que no contaminaran la espátula de servir con la “otra lasaña”. La gran mayoría de las personas me decían que de haber visto mi lasaña antes se hubiesen servido menos de la otra o no se la hubieses servido para nada. Mucha gente dividía sus pedazos de “otra lasaña” para servirse un pedazo completo de la nuestra.
  • Mi intención nunca es convertir a nadie, pero una persona se me acercó y me dijo que si yo le cocinara a ella de esta manera todos los días, que ella se convertía en vegetariana sin pensarlo. Además me invito a que hiciera esta lasaña en su casa en PR nuevamente porque ella no podía creer que esta fuera la primera vez que hacia esta receta en específico para tanta gente. Gracias a Dios me sentía confiada en mis habilidades y en la receta de Kenji de que iba a estar deliciosa.

Aquí tienen una foto de mi lasaña… pero prefiero compartir con ustedes las fotos de Kenji, ya que son mucho más lindas que las mías. Además, pendiente a los invitados, a que no me contaminaran la lasaña… no pude tomar tantas fotos como hubiese querido.

Aquí tienen la receta de Kenji… yo le hice unas modificaciones, por supuesto, ya que él le echo huevo a la de él. Pero aquí les comparto mi versión modificada que resultó ser un éxito.

Foto cortesía de J. Kenji López-Alt y Serious Eats

 

LASAÑA DE ESPINACAS Y SETAS DE KENJI

8 cdas de mantequilla, y un poquito mas para engrasar el molde de hornear
3 dientes de ajo, picaditos
2 lbs de espinacas frescas, bien lavadas u picadas
1 pinta (2 tazas) de heavy cream, dividida
½ cdita de nuez moscada rallada
Sal Kosher y Pimienta
1 lb de cottage cheese
½ taza de perejil italiano picadito, dividido
1 paquete de hojas de lasaña integrales, que no necesitan hervirse antes de hornearse
24 onzas de setas – blancas o cremini o una combinación de ambas, picaditas chiquitas
2 shallots medianas, picaditas chiquitas
2 cditas de hojitas de tomillo fresco
1 cda de salsa soya
2 cditas de jugo de limón
2 cdas de harina spelt o integral
2 tazas de leche
1 bolsa de quesos rallados italianos
12 onzas de queso mozzarella fresco
2 onzas de queso parmesano, rallado

 

  1. Pre-calienta el horno a 400F.
  2. Derrite 3 cdas de mantequilla en un sartén amplio con tapa a fuego mediano. Espera q que la espuma de la mantequilla de tranquilice. Añade el ajo y una de las shallots y cocínalo un poquito. Después de cómo 30 segundos, añade la espinaca poco a poco. Espera a que la espinaca se haya amortiguado antes de añadir más espinaca al sartén. Yo tapo el sartén para acelerar el proceso de cocción. Reserva como 2 puñados de espinaca sin cocinar. Cuando la espinaca este cocida, añade una taza de heavy cream. Deja que hierva y deja que la crema se reduzca mientras mueves las espinacas de vez en cuando. Te tomaras como 15 minutos en que espese la crema. Sazona con la nuez moscada, sal y pimienta a gusto. Ponlo a un lado.
  3. Mientras la espinaca se está cocinando, mezcla en un bowl grande el cottage cheese y la mayoría del perejil. Kenji lo mezcla en un procesador de alimentos, pero yo no quise ensuciar más y lo hice a mano en un bowl.
  4. Cuando la espinaca esté lista, añádela al bowl con cottage cheese y perejil. Añade también el poquito de espinaca crudo que dejaste a un lado. Pon este relleno a un lado.
  5. Ahora, en el mismo molde donde cocinaras la lasaña agrega agua caliente. Coloca las hojas de lasaña una a una para que se hidraten. Muévelas de vez en cuando para evitar que se peguen. Solo necesitan como 15 minutos. Cuando estén blanditas, sácalas con cuidado y sécalas en una toalla limpia de cocina. Déjalas ahí hasta que vayamos a ensamblar la lasaña.
  6. Mientras las hojas de lasaña se hidratan, trabajamos en las setas… Límpiate con un papel toalla el sartén donde cocinaste la espinaca y reúsalo. A fuego medio-alto, añádele otras 3 cdas de mantequilla. Añade las setas picaditas y muévelas de vez en cuando para que se doren y el líquido que botan se evapore. Cuando estén doraditas, añade la otra shallot picadita y el tomillo y cocínalos como 2 minutos mas. Añade la salsa soya y el jugo del limón y mézclalo bien. Ahora añades la taza de heavy cream que nos queda. Baja el fuego a lento y deja que la crema se reduzca y se vuelva mas espesa como por 3 minutos. Es increíble como este espesa súper rápido en comparación con las espinacas. Sazona con sal y pimienta. Y ponlo a un lado.
  7. En una cacerola, a fuego medio-alto añade las 2 cdas de mantequilla restantes y cuando se derrita añádele la harina. Bátela bien con una batidora de mano hasta que la harina se cocine un poco. Lentamente, añade la leche a la cacerola y a fuego lento bate y bate hasta que la salsa espese. Fuera de la candela, añade 2/3 partes de la bolsa de quesos rallados y un poco de queso parmesano rallado. Sazona con sal y pimienta. Ponlo a un lado.
  8. Para ensamblar la lasaña, seca el molde 8 x 13 más o menos donde mojaste las hojas de lasaña y engrásalo con mantequilla. Añade una taza de salsa en el fondo del molde. Coloca 3 hojas de lasaña encima. Veras que no se cubre el fondo completamente, pero no hay problema porque las hojas crecerán en tamaño en el horno. Pon un poquito mas de salsa encima de la pasta, ahora agregar la mitad de las setas. Añade un poco de quesos rallados por encima. Ahora otra capa de pasta. Añade un poquito de salsa y la mitad de la mezcla de espinacas. Un poquito de queso rallado por encima y colocas otra capa de pasta. Un poquito de salsa más y el resto de las setas. Más pasta, un poquito de salsa, y la otra mitad de las espinacas. Terminas con la quinta y última capa de pasta. Échale el resto de la salsa de queso por encima a la lasaña. Échale lo que te quede de los quesos rallados y el queso parmesano y completa con algunas lascas de queso mozzarella fresco por encima.
  9. Hornea la lasaña por 20 minutos pata que la salsa la veas hirviendo por lo lados. Si preparas la lasaña la noche anterior, hornéala como por 30 minutos entonces, para asegurarnos que el centro esta cocido y caliente. Pon el broiler por unos minutos para que se dore bien linda por encima. Quédate velándola que el broiler puede ser traicionero y después de tanto trabajo no es bueno que se te queme la lasaña por encima.
  10. Espera que se enfríe un poco por unos 10-20 minutos y sírvela en pedazos.

 

Servimos esta lasaña con una ensalada de lechugas variadas, aguacate y tomate con un aderezo césar cítrico. Además servimos plátanos al horno y pan con ajo y perejil.

Foto cortesía de J. Kenji López-Alt y Serious Eats

Gracias Kenji por ir más allá de lo que se espera de ti… yo sólo esperaba que me compartieras algunas ideas de combinación de ingredientes, y maybe un link a una receta ya hecha, probada y comprobada. Pero en cambio, creaste para nosotros una receta extremadamente deliciosa y de sabores extraordinarios que nuestros invitados disfrutaron a plenitud. Y en mis ojos… ¡LA LASAÑA VEGETARIANA GANÓ! Y en gran parte te lo debo a ti… ¡GRACIAS!

 

Espárragos a la Parrilla

11 Oct

Les puede parecer curioso que esté compartiendo con ustedes una receta de espárragos en el otoño… pero es que tenía estas fotos tomadas hace ya varios meses pero nunca me di a la tarea de escribir la receta. Y como mirando las estadísticas del blog me doy cuenta que muchos de nuestros lectores provienen del Hemisferio Sur, pues por qué no compartir una receta que ellos puedan hacer ahora que su primavera está recién comenzando, ¿no?

 

oooooooooooooooooooooo

 

Cuando era chiquita, los espárragos venían en una lata y se usaban casi exclusivamente para hacer unos sandwichitos como éstos…

Pero con el tiempo he aprendido a desarrollar un amor especial por los espárragos, especialmente cuando son tan abundantes en todos los farmer’s markets en tu área.

Esta es una receta sencilla y deliciosa que las puedes hacer como un acompañamiento o como un antojito…

ESPÁRRAGOS A LA PARRILLA

½ bonche de espárragos finitos
Sal y Pimienta a gusto
El jugo de ½ limón o lima verde
Aceite de Oliva
Queso Parmesano

 

Me gusta usar un sartén que simule una parrilla para esto…

  1. Córtale las partes de debajo de los espárragos. Agarra cada extremo del esparrago con tus dedos y dóblalo suavemente hacia abajo. Donde el esparrago parta naturalmente por ahí debes cortarlo. Toda esa parte inferior que cortes es bastante fibrosa y no es buena para comer, pero puedes usarlos ciertamente para hacer un caldo de vegetales o picarlos súper chiquitos y usarlos en un vegetable pot pie.
  2. Sazona los espárragos con aceite de oliva, sal y pimienta. Masajéalos para asegurarte que están cubiertos de aceite y bien sazonados.
  3. Pon el sartén a fuego medio-alto. Coloca los espárragos en una fila recta para que todos toquen los “ridges” del sarten. Déjalos que se cocinen por un lado por unos 3-4 minutos y que les salgan marcas de la parrilla. Víralos para que se le hagan las marcas por el otro lado.
  4. Cuando los espárragos se vuelvan un verde brillante, como en unos 4 minutos mas, ya están. Apaga la estufa y échale el jugo del limón. Sírvelos en un plato y échale queso parmesano por encima.

 

Dip de Espinacas Crudo y Simple

25 May

Ha pasado tiempo ya desde que les he compartido una receta de un dip… ¿no se han dado cuenta?

En parte es porque estoy en el proceso de remodelación de mi apartamento, incluyendo la cocina, y la casa está tan “patas pa’rriba” que no he querido hacer ningún ágape social en mi casa. Eso… y las miles de millas de viaje que he acumulado en los pasados meses… no es fácil ser una jet-setter…

Recogiendo y organizando mi oficina, encontré unas cuantas recetas que nunca he compartido con ustedes. Este Dip de Espinacas crudo fue un invento para una conferencia de entremeses fáciles que di en el Centro Yoga. En casa lo hago con quesos “de verdad”, pero en el Centro, lo hice con productos libres de lácteos para agradar al crowd que es pseudo-vegano allí.

Esta es una receta súper sencilla de preparar y está hecha productos que casi siempre tengo en la nevera o freezer, así que es fácil de inventarla cuando llega gente de paracaídas.

DIP DE ESPINACAS CRUDO

1 paquete de espinacas congeladas
1 taza de sour cream
4 onzas de queso crema 2%
¼ taza de queso parmesano rallado
1 diente de ajo – o puedes usar sal de ajo…
Sal y pimienta a gusto
  1. Descongela las espinacas y exprímelas para que estén lo más secas posible.
  2. Mezcla la espinaca exprimida con el resto de los ingredientes en un bowl mediano.

Sírvelo con pretzels, galletitas o mini zanahorias

Para modificar esta receta y hacerla vegana, solo tienes que sustituir y usar queso crema y sour cream vegano y queso rallado de arroz que imite al parmesano. Es cuestión de saber que productos comprar y sustituir para que puedas disfrutar de la receta igualmente.

Tomates Rellenos con Pasta de Arroz

8 Oct

Esta es una de mis recetas favoritas en estos días… y puedo decir con seguridad que es mi nueva “arma” para impresionar nuevos “amigos especiales” (sí, hay mas de uno en el panorama…) últimamente. Impresiona a amigos y amigas por igual…

La primera vez que preparé esta receta, o concepto realmente, fue en casa de mi amiga Melissa. Estaba aburrida, quería cocinar pero no para mí solamente, lo mencioné en FaceBook, Melissa me llamó y me ofreció su cocina para que me entretuviera. FaceBook es una de las mejores cosas que se han inventado… nos conecta dentro y fuera del internet verdaderamente.

Digo que esto es más un concepto que una receta per sé porque he hecho estos tomates como 5-6 veces ya y cada vez que los hago les cambio alguito. Lo increíble, todas las veces han sabido igual de excelentes. Aquí les comparto mi combinación favorita de todas… pero ciertamente ustedes pueden añadir u omitir el ingrediente que ustedes deseen.

Y by the way… los tomates están rellenos de cositas deliciosas y los comes con la pasta de arroz. No es que rellenamos los tomates con la pasta… sigan leyendo, para que entiendan lo que digo….

 

TOMATES RELLENOS CON PASTA DE ARROZ

4 tomates grandes y maduros, preferiblemente orgánicos y bien lavados
3 setas blancas, picaditas
¼ cebolla, picadita
1 diente de ajo, picadito
¼ taza de migajas de pan
1/3 taza de queso parmesano, rallado
¼ taza de queso de cabra, en grumitos
2 cdas de perejil italiano de hoja plana
Unas polvoreadas de Italian Seasonings
Sal y Pimienta a gusto
Aceite de Oliva Extra Virgen
2 cdas vinagre balsámico blanco
1 cda de agua o de caldo de vegetales
Pasta de Arroz Integral – fettuccini o penne, el que prefieras realmente

 

  1. Pre-calienta el horno a 425F
  2. Corta la parte de arriba de los tomates y si quieres, puedes cortarle un chispito a la parte de debajo de cada tomate para ayudarlos a que se queden derechitos.
  3. Cuidadosamente sácale todo el interior de los tomates, incluyendo las semillas y el juguito. Colecta todos los interiores en un bowl donde agregaremos el resto del relleno. Coloca los cascos de tomate en un molde para hornear que hayas engrasado. Sazónalos un poquito con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva por dentro. Pónlos a un lado en lo que preparamos el relleno.
  4. Pica pequeñito los pedazos de tomate que sacaste del interior de los tomates. Pica también los topes que cortaste. No hay necesidad de desperdiciar nada. Añade al mismo bowl las setas, ajo, cebolla, migajas, queso de cabra y parmesano y el perejil. Sazónalo libremente con sal, pimienta, Italian Seasonings y un chorrito de aceite de oliva. Mézclalo todo para que se combine bien.
  5. Rellena los tomates generosamente. Trata de ser delicado y que no se rompan, pero colócale un montón de relleno por encima. Échale más queso parmesano por encima de cada tomate para que se dore cuando esté en el horno. Sazónalo todo por encima nuevamente con un poquito más de sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Añade el vinagre y el caldo de vegetales al fondo del molde de hornear.
  6. Coloca en el horno por 30-45 minutos, hasta que los tomates se vean cocidos.
  7. Cuando a los tomates le falten como 10 minutos, hierve la pasta de acuerdo a las instrucciones del empaque. Cuando la pasta esté hecha a tu gusto, escúrrela, reservando como ½ taza del agua. Regresa la pasta a la misma olla donde la cocinaste.
  8. Remueve los tomates del molde y colócalos en un plato por un momento. Vierte todo el caldito en el fondo del molde a la olla con la pasta. Mézclalo bien para que la pasta absorba todo ese gustito y sabor. Añade un poco de agua que reservaste si deseas. Añade un poco de queso parmesano adicional si deseas.
  9. Sirve la pasta en el plato principal y coloca un tomate encima de la pasta por persona.

La manera en que yo me como esto… es que el tomate con su relleno se convierten, al tu picarlo en pedacitos pequeños, en la salsa con la que disfrutas la pasta. Los quesos, las setas y las migajas de pan en el relleno han tomado tanto sabor con el tomate que crean esta mezcla deliciosa que es mejor que cualquier salsa cocinada en la estufa.

 

Melissa ya me pidió por favor que preparara esta receta nuevamente en su casa porque quiere invitar gente a que la pruebe también. A Walter y a David les impresionó positivamente… Mi mamá estaba fascinada. Les digo, que esta es mi nueva receta para impresionar a nuevos pretendientes… y es mucho más amigable a la cinturita de bombón que mi usual Pasta al Horno con 4 Quesos.

He hecho esta receta con tomates Roma, tomates grandes y hasta con los tomatitos chiquitos esos que vende Costco en la matita todavía.  Lo que hago es que si uso los tomates más pequeños, uso como 3 tomates por persona.

Espero que ustedes les encante igual… y tú, ¿cómo adaptarías esta receta para hacer tu propia versión?