Tag Archives: libre de gluten

Tomates Asados con Ajo y Albahaca

19 May

¿Les ha pasado?  Que tienen planificadas unas vacaciones y te das cuenta que tienes demasiadas cosas frescas – frutas, vegetales, etc. – en la casa que no te va a dar tiempo a comértelas antes de que montes en el avión…  Pues a mí me pasa ¡TODO EL TIEMPO!

He tratado de portarme mejor últimamente…  de no ir al colmado cuando se está acercando un viaje.  De comerme lo que hay en la casa, en la nevera especialmente, para que nada se desperdicie.  Pero con todo lo que trato, muchas veces siempre se me queda algo por aquí o por allá y termino encontrando unos “science projects” en la nevera cuando regreso.

Esta última vez me pasó con unos tomates Campari que compré en Costco.  No me gusta guardarlos en la nevera porque pienso que el sabor les cambia mucho… pero no había manera que yo sola  me los pudiera comer antes de mi viaje.  Así que tenía que hacer algo con estos tomates para que no se echaran a perder, que todavía estuvieran ricos y apetitosos y listos para utilizarse en mis comidas cuando regresara de mi viaje…

Roasted Tomatoes w Garlic Basil KFC

TOMATES ASADOS CON AJO Y ALBAHACA

Tomates Roma o Campari, picados a la mitad y sin sus semillas
Dientes de ajo, rebanados
Albahaca, yo uso la freeze-dried
Sal y Pimienta
Azúcar Turbinado
Aceite de Oliva

 

  1. Coloca los tomates en una bandeja para hornear sobre un papel parchment.  Échale un chorrito de aceite de oliva y sazónalos con sal y pimienta.  Masajéalos un poco para asegurarte que los tomates están cubiertos con el aceite y sazonados por todos lados.
  2. Asegúrate que los tomates los colocas con la parte cortada hacia arriba, uno al lado del otro.  Coloca uno o dos rebanadas de ajo en cada pedazo de tomate.  Espárceles liberalmente la albahaca y un poquito de azúcar.
  3. Ásalos en el horno a 375F – 400F por 45min a una hora.  Usualmente, los coloco en el horno y los dejo hasta que huelen, se ven cocidos y se han encogido u poco y un poquito caramelizados en las orillas.  Apaga el horno y déjalos ahí reposando y enfriándose junto con el horno.

Colócalos en un bowl donde no les entre el aire y los guardas en la nevera para futuras recetas.  Le puedes echar un chorrito adicional de aceite de oliva si deseas.  Úsalos en cualquier receta que usarías sun-dried tomatoes… como en mi receta de tomates marinados con pasta donde uso tomates frescos y otros asados.  También los usé en una receta de pimientos rellenos o para darle un alguito adicional a la pasta con espinaca bebé fresca.

 

Fresas Maceradas

30 Abr

Usé estas fresas como el relleno de mis crepas veganas y libres de gluten en el Festival de Platos Vegetarianos Internacionales que se celebró recientemente en el Centro Yoga Devanand.

Son súper fáciles de preparar…  y me gusta usar fresas congeladas  o cualquier otro berry congelado porque encuentro que las congeladas tienden a ser consistentemente más dulces que las frescas, que a veces pueden salir medio agrias.

Puedes usar este método para endulzar cualquier fruta congelada o fresca para usarla en postres.  También es una buena manera para preservar por un poco más de tiempo frutas que estén ya bien maduras.

 

macerated strawberries inside vegan gluten-free crepes

FRESAS MACERADAS

4 tazas de fresas congeladas, picaditas
1 taza de azúcar negra o azúcar turbinado

 

  1. Coloca las fresas picadas en un bowl donde tengas espacio para menearlas.    Añade el azúcar y mézclalo todo bien para que te asegures que el azúcar cubre las frutas.
  2. Menea la mezcla de vez en cuando para asegurarte que el azúcar se ha disuelto bien en los juguitos que se crean de las frutas descongeladas, los mismos juguitos de la fruta que el azúcar crea.  Deja que las frutas se maceren aproximadamente por 2 horas a temperatura ambiente para que las frutas se descongelen bien y el azúcar penetra bien las frutas.

 

Puedes usar las frutas inmediatamente o las puedes guardar en la nevera en un bowl donde no le entre aire.  Puedes usar estas frutas dentro de unas crepas, para echarle por encima al helado o un cantito de bizcocho o para incluirlo en una de tus batidas favoritas.

Crepas Veganas y Libres de Gluten

28 Abr

Hace unas semanas, en el Centro Yoga se celebró un festival de platos vegetarianos internacionales.  Quería contribuir al festival con algo que fuese tradicionalmente “prohibido” comer allá fuera en su forma tradicional, pero que a la misma vez fuera sencillo de preparar para mí.

He hecho crepas anteriormente usando harina spelt…  pero muchas personas velan su consumo de trigo en el Centro, así que si quiero hacer un plato que todos disfruten,  incluyendo a nuestro Maestro, es necesario hacerlo libre de gluten. Ésta fue mi contribución…  crepas veganas y libres de gluten rellenas de fresas maceradas con un chorrito de sirope de carobEs mi homenaje a las crepas que Didier me hacía en la Alianza Francesa que eran tan populares.

 

Egg-free Vegan Gluten -free crepes

 

CREPAS VEGANAS Y LIBRES DE GLUTEN

1 ½ tazas de harina libre de gluten
4 cdas de aceite de coco
2 tazas de leche de almendra + 6 cdas
½ cdita de sal
4 ½ cditas de egg-replacer
Más aceite de coco para engrasar el sartén

 

  1. Primero, prepara la mezcla del egg-replacer mezclando en un bowl pequeño el egg-replacer con las 6 cdas de leche de almendra.  Mézclalas bien y ponlas a un lado.
  2. En una licuadora añade la harina, las 2 tazas de leche de almendra, la sal y la mezcla del egg-replacer que preparaste anteriormente.  Licúalo  bien hasta que obtengas una mezcla suave.
  3. Refrigera la mezcla de las crepas por lo menos 2 horas.  NO SALTES ESTE PASO.  No puedo ser más enfática en ésto.  Si la mezcla no reposa bien, tendrás unas crepas llenas de burbujas y se cocina disparejo.
  4. Cuando esté lista para usar la mezcla, sácala de la nevera y menéala un poco y asegúrate que tiene la consistencia de una mezcla da pancakes finita.  Si sientes que está muy espesa, añádele ¼ de agua o leche de almendras para hacerla más livianita.
  5. Calienta un sartén pequeño a fuego mediano.  Añádele una cucharada de aceite de coco y espárcela con un papel toalla en el sartén.
  6. Vierte un cucharón de sopa de mezcla en el sartén, mientras viras el sartén para que la mezcla se esparza en una capa finita sobre el fondo del sartén.  No se desesperes si las primeras veces no te sale muy bien.  Me tomo unas cuantas veces cogerle el swing a echar la mezcla y virar el sartén a la misma vez.  Pero se puede…  Ahora lo que hago es que guardo la mezcla en la nevera en una botella de agua y la abertura pequeña de la botella me ayuda a echar la mezcla de la botella directamente en el sartén.
  7. Despega las orillitas de la crepa del sartén usando una espatulita.  Verás que la crepa hace burbujitas, tal y como lo hacen cuando haces pancakes.  Poquito a poco vas despegando la crepa del sartén usando una espátula de silicón.  Cuando puedas mover la crepa al mover el sartén, como al minuto de estarla cocinando, es tiempo de virarla por el otro lado usando la espátula de silicón.
  8. Cocina la crepa por el otro lado como por 30 segundos.  Y escurre la crepa del sartén sobre un plato con papel de cera por encima.
  9. Repite el proceso hasta que acabes la mezcla de crepas.  Pásale el papel toalla con aceite de coco al sartén de vez en cuando para asegurarte que nada se pega.

Sírvelas inmediatamente o puedes guardarlas en un recipiente al vacío en la nevera como por 2 semanas.  Las crepas tienen suficiente aceite que no se pegarán unas con las otras.  Si las guardas en la nevera, sólo tienes que recalentarlas un poquito en un sartén tibio como por 1 minuto para que estén suavecitas y moldeables nuevamente. Puedes usar estas crepas para hacer una versión sin gluten del Gateau des Crepes, o las puedes rellenar de cajeta/dulce de leche, frutas maceradas o con tu jalea de frutas favorita. Vegan Gluten Free Crepes A mí entender, éstas crepas fueron ¡¡UN ÉXITO rotundo!!!!  Pero dejaré que algunas de las personas que las probaron comenten y les digan en sus propias palabras sus impresiones.  OK???

Pasta de Quínoa con Espinaca Fresca

14 Ene

Me encanta comer pasta… y cuando tengo que hacer dieta libre de harinas por unas cuantas semanas, se me antoja cada día mas. Es ese síndrome de que quieres lo que no puedes tener…

Recientemente encontramos esta pasta nueva en Costco… Pasta de Quínoa!! Estábamos un poco escépticas de si sería buena o no, pero en realidad está fuera de liga! Se cocina de la mima manera que cocina una pasta de semolina regular y hasta mejor que las pastas Tinkayada, que hasta el momento eran mis pastas libres de gluten favoritas. Siento que esta pasta de quínoa es mejor cuando la mantienes un ratito en el agua caliente esperando a que termines de hacer tu salsa de acompañamiento.

Esta es una recetita sencilla y fácil que combina pasta y una ensalada en el mismo plato. Facl de hacer, rica al paladar y se tarda lo que se tarda en hervir y cocinar la pasta, realmente. Funciona para un almuerzo para uno solo o para hacer cuando tienes visita. Y shhhhhhhh! No se lo digan a nadie, pero estoy planificando hacérsela a un nuevo interés amoroso que hay rondando por ahí… pero que se quede entre nosotros nada más, ok???

WP_20131211_002

PASTA DE QUINOA CON ESPINACAS FRESCAS

2 tazas colmadas de pasta de quínoa
4-5 puñados grandes de espinaca bebé
2 dientes de ajo grandes, pelados y aplastados
2-3 cdas de aceite de oliva
La ralladura de un limón amarillo
El jugo de ese mismo limón
¼ taza de queso parmesano (opcional)
Sal y Pimienta acabada de moler a gusto
  1. Pon una olla grande con agua a hervir, añádele sal al agua y hierve la pasta de acuerdo con las instrucciones del paquete. Usualmente yo hiervo la pasta como de 7-8 minutos, apago la hornilla y dejo que la pasta se cocine con la olla tapada por unos minutos mas, básicamente en lo que termino la salsa.
  2. En un sartén mediano a fuego medio bajo, añade 2 cdas de aceite de oliva y los dientes de ajo. Cocínalos suavemente en el aceite para que su sabor permee en el aceite. Cuando el ajo comience a cambiar de color y verse como que se está cocinando, sácalos del aceite y apaga la hornilla. Añade al aceite la ralladura de limón, el jugo y sazona con sal y pimienta. Imagínate que estás haciendo un aderezo caliente. Mézclalo todo bien y déjalo a un lado hasta que la pasta esté hecha.
  3. Escurre la pasta y devuélvela a la misma olla. Añade a la olla la espinaca fresca y el aceite calientito. Mézclalo todo para que se combinen los sabores y la espinaca se amortigüe un poco. Échale un chorrito adicional de aceite de oliva si deseas. Añádele el queso parmesano si lo vas a usar. Me gusta que parte de la espinaca se amortigua más que otras…
  4. Sírvelo inmediatamente…

Avena de Carob con Cranberries

30 Dic

Cuando uno trata de llevar por algún tiempo el estilo de vida libre de gluten… me tengo que poner creativa.

Me encanta desayunarme cereal frío por las mañanas, pero muchas de mis opciones favoritas tienen uno que otro componente con trigo. Y después de algunos días de comer avena regular, como que me aburro, ¿no?

Así que se me ocurrió darle un poco de novedad a mis desayunos con un poquito de carob y de cranberries secos. Es tan fácil de hacer como una avena convencional, pero tan fancy como para impresionar a cualquiera… VOILA!

Carob Oatmeal with Cranberries

AVENA DE CAROB CON CRANBERRIES

1 ½ tazas de leche de almendras
4 cdas de avena quick-cooking
½ cda de polvo de carob
¼ cdita sal
2 cdas colmadas de azúcar negra
½ cdita de polvo de vainilla
1/3 taza de cranberries secos
  1. En una cacerola mediana a fuego mediano, añade la leche de almendra y sazónala con azúcar negra, la vainilla, el polvo de carob y la sal. Mézclalo todo bien. Añade también la avena. Mézclalo todo nuevamente y cobre la cacerola parcialmente para que ayude a que la leche comience a hervir rápidamente y aun puedas velarla.
  2. Cuando la leche comience a hervir, baja el fuego a lento, mézclalo todo nuevamente para que la temperatura baje un poco y no se vaya a salir la leche de la cacerola. Mantén la cacerola cubierta parcialmente pero cocinando a fuego lento.
  3. Después de 5-6 minutitos, veras que la avena comienza a espesar, pero no está hecha del todo. Tapo la cacerola completamente, cuanto hasta 10 y apago la hornilla. Déjalo ahí sin tocar, sin mover, sin destapar para que la avena espese u cuaje con el calorcito que queda de la cacerola y la estufa.
  4. Después de cómo 15 minutos de estar la avena tapadita, ya está hecha. Añade los cranberries justo antes de servírtela. Le añaden un dulzón especial a la avena.