Tag Archives: caldo de vegetales

Sopa Longrice

1 May

Una de mis amigas en Facebook sugirió esta sopa como algo súper típico hawaiano…  y realmente fue uno de los éxitos rotundos del  Festival de Platos Hawaianos Vegetarianos del Centro Yoga Devanand.

Tiene unos cuantos ingredientes, pero es sencilla.  La idea es hacer un caldo con mucho sabor para disfrutarlo con fideos y unos vegetalitos sencillos.  Los cellophane noodles son chéveres porque están hechos de mung beans que son las habichuelitas chinas y con naturalmente libres de gluten.  Y aunque sé que ésto no es típico, pero les recomiendo que corten un poco los fideos antes de añadírselos a la sopa.  Es que son tan y tan largos que son difíciles para servir y para comer la sopa.  Ok…  no me maten, pero yo soy de las que pica los espaguetis porque los encuentro muy largos y difíciles para comer (me cubro la cabeza en preparación para la lluvia de tomates que puedan tirarme por hacerles esta confesión)

Me imagino que pudiesen hacer esta sopa solamente con caldo de vegetales ya preparado…  pero personalmente me gusta el sabor que le imparte al caldo usar vegetales de verdad y extraerle sus sabores.  Además, es bueno darle tiempo al jengibre para que suelte su saborcito.  Y como los pedazos los dejamos grandecitos, no es un caldo muy picante.  Y no te asustes por la cantidad de caldo que necesitas… esta receta da como para 10-12 personas.  Y vas a necesitar más caldo del que usualmente pensarías ya que los fideos absorben caldo al reconstituirse y porque las personas repetirán…  ya verás que digo la verdad.

Longrice Soup ESP

SOPA VEGANA LONGRICE

4 tazas de agua

1 cuartillo de caldo de vegetales

2 cubitos de vegetales

1 cebolla grande, picada en 4

6 setas cremini, picadas a la mitad

2 pimientos de cocinar, picados a la mitad

4 dientes de ajo, machacados

Medio racimo de perejil italiano de hoja plana

Un pedazo grande como de 6 pulgadas de jengibre, pelado y picado en trozos grandes

2 zanahorias grandes, ralladas

1 racimo de berro, sin los tallos grandes

2 paquetes de fideos cellophane

1 paquete de cebollines, picaditos finitos

Sal y Pimienta a gusto

Aceite de Ajonjolí Tostado, opcional

Semillitas de Ajonjolí Tostadas, opcionales

  1. En una olla grande, añade el agua, el caldo de vegetales, cubitos, cebolla, setas, pimientos, dientes de ajo, perejil y jengibre.  Tapa la olla y déjala hervir.  Cuando esté hirviendo ya, bájale el fuego a medio y deja que hierva suavemente por 30-45 minutos para que los vegetales impartan su sabor al caldo.  Cuando el caldo esté hecho, apágale el fuego.
  2. Retírale los pedazos de cebolla, perejil, pimiento, jengibre y cualquier diente de ajo que puedas.    Los pedacitos de setas son tan pequeños que los puedes dejar.
  3. Añade las zanahorias ralladas y los fideos cellophane.  Yo pico un poco los fideos con las manos antes de echarlos en el caldo caliente.  Menéalos poco a poco para que los fideos se suelten y se hidraten con el caldo.
  4. Añade las hojas de berro y los cebollines.   La sopa se mantendrá caliente por 1-2 horas.  Decora las sopas cuando las sirvas con más cebollines, un chorrito finitito de aceite de ajonjolí tostado y semillitas de ajonjolí tostadas.

Orzotto con Setas y Espinacas

21 Jun

Orzotto… a la verdad que no estoy segura si este término existe verdaderamente en el argot italiano culinario, pero decidí llamarle a esta receta un “orzotto” porque realmente es pasta orzo hecha para que parezca un risotto. ¿Ves? Orzo + Risotto = Orzotto… se entiende, ¿no?

He estado jugando desde hace semanas en cómo usar setas deshidratadas. Y este es uno de mis mejores experimentos a la fecha… y espero que les guste tanto como me ha gustado a mí.

Lo chévere de esta receta es que no hay necesidad de que te pares frente a la estufa meneando una olla de risotto para que se vuelva cremosito. Esa textura cremosa se la dará la mezcla de quesos que le añadiremos al orzo. Y para eso usé mi súper confiable mezcla de 6 quesos italianos de Sargento, el queso parmesano de Sargento y una nueva adquisición, crème fraiche.

Sargento Collage

Esta es una de las recetas que he desarrollado recientemente en mi afán de encontrar maneras deliciosas y diferentes de alimentarme efectivamente antes de mis entrenamientos y carreras medio maratón que he hecho recientemente. Esta receta es fácil de hacer, satisface y es lo bonita suficiente para impresionar a cualquier novio o novia que quieras enamorar.

Orzotto with Mushrooms and Spinach

ORZOTTO DE SETAS Y ESPINACAS

½ taza de pasta orzo integral
1 taza de agua
1 onza de setas deshidratadas – puedes usar tus favoritas aquí, porcini son una de las mías
1 cdita de caldo de vegetales en gel o ½ cubito de caldo de vegetales
½ cebolla, picadita
2 cdas de aceite de oliva
5-6 setas blancas frescas, picaditas
1 ramita de tomillo fresco
3-4 puñados de espinaca bebé fresca
3 cdas de creme fraiche
¾ tazas de queso rallado 6-cheese blend italiano de Sargento
¼ taza de queso parmesano rallado de Sargento
  1. Hierve una taza de agua en una cacerola pequeña. Apaga el fuego y rehidrata las setas secas en esta agua. Tápalo y déjalas rehidratarse como por 30 minutos.
  2. Cuando el tiempo haya pasado, cuela las setas, reservando el caldito de setas que has creado. Pica las setas en pedacitos pequeños y déjalos a un lado.
  3. En una ollita mediana sobre fuego medio-alto, vuelve a hervir el caldo de setas que creaste. Asegúrate que tienes 1 taza de líquido, si no, simplemente añádele agua para que llegues a la taza de líquido. Añade también el caldo de vegetales en gel y disuélvelo bien mientras el caldo hierve.
  4. Mientras el caldo hierve, en un sartén grande a fuego medio-alto, añade el aceite de oliva y saltea las cebollas por unos minutos. Añade las setas frescas y deja que se doren un poco. Para eso, debes dejarlas tranquilitas sin tocar por unos minutos. Añade las setas rehidratadas a esta mezcla y cocínalas bien. Quítale las hojitas al ramito de tomillo y añádeselo a las setas. Sazónalo con sal y pimienta. Déjalo a un lado.
  5. Cuando el caldo esté hirviendo, añade el orzo y menéalo bien para evitar que la pasta se pegue. Cubre la ollita parcialmente para que puedas mantener la pasta hirviendo pero que puedas también bajar el fuego a medio.
  6. Cuando la pasta esté casi hecha, añade la espinaca a la olla de la pasta. Cubre la olla y apaga el fuego. Deja que el caliente de la estufa y de la olla termine de cocinar la pasta y las espinacas. Después de 5-6 minutos, la pasta debe estar al dente y el agua casi se debe haber absorbido por la pasta. Si entiendes que tienes aun mucho liquido en tu olla, escúrrelo. Pero no tiene que estar súper seca la pasta porque parte de este caldito creara nuestra salsita cremosa…
  7. Destapa la olla y añade las setas cocidas, el creme fraiche, el queso rallado 6-cheese blend de Sargento y el queso parmesano. Mézclalo todo bien. Deja la pasta tapada por 3-4 minutos en lo que terminas de hacerte una ensaladita o cualquier otro acompañamiento. Para mí, dejarla un ratito en la estufa reposando hace que la salsita se espese y se vuelva más cremosita y que los sabores se unan mas.

El resultado es una pasta con una textura muy cremosa… fácil de hacer y mucho más fácil de comer. Esta pasta tiene un sabor intenso porque la hervimos en caldo de setas y esos sabores los absorbe la pasta.

Espero que esta receta les haya inspirado a hacer un orzotto en casa también…

 

Este post fue inspirado por los quesos Sargento.  Ellos me proveyeron sus productos para utilizarlos, pero la receta, los comentarios y opiniones son completamente míos.

Salsa Bolognese de Setas o Champiñones

18 Jun

Varios meses atrás me dieron un reto… en el grupo Serious Eats Water Cooler nos encanta retarnos culinariamente hablando y alguien sugirió que hiciéramos todos un Sunday Sauce, que es lo que mis amigos italoamericanos conocen como una salsa de tomate para pasta hecha de la manera que tu nonna o abuelita la hacía en sus tiempos – esclavizándose todo un domingo sobre la estufa para que tuviera el mejor sabor posible.

Yo no soy ninguna nonna, no soy italiana ni tengo pensado esclavizarme sobre ninguna estufa para hacer un reto de un grupo de Facebook… pero me fascinan las setas y he tratado unas cuantas maneras de cómo utilizar setas deshidratadas desde que hice la lasaña para el cumple de mi sobrinito. Tenía setas porcini deshidratadas para añadirle a esa receta y se me olvidaron por completo, así que necesito usarlas de alguna manera.

Se me ocurrió que podía hacer una versión de la salsa de carne tradicional, conocida como bolognese, pero usando setas en vez de carne molida. ¡Una bolognese vegetariana! Me imagino que debe haber aunque sea 1 vegetariano en Bologna que apruebe esta receta…

Sclafani Tomatoes @ The Boys

En otra anécdota de Facebook, completamente ajena a este reto de la salsa dominguera, aprendí que los tomates enlatados Sclafani son unos de los mejores, sino los MEJORES tomates enlatados. Ustedes saben que no soy fanática de nada que sea enlatado, pero estos tomates son traídos desde Italia en latas que están cubiertas para que los tomates no absorban los metales. Y me los atravesé en mi camino en el farmer’s market al lado de casa de mi hermana. Era como una señal del Universo de que debía hacer esta salsa bolognese para mi familia. Y cuando el Universo conspira, ¿Quién soy yo para contradecirle?

 

Mushroom Bolognese Collage

Quisiera ofrecerles mejores fotos de esta receta, pero no podía contenerme más de compartirla con ustedes.

 

Mushroom Bolognese 2

SALSA BOLOGNESE DE SETAS

1 zanahoria pequeña, picadita
2 tallos de celery, picadito chiquito
½ cebolla grande o 1 cebolla mediana, picadita chiquitita
Sal y Pimienta a gusto
2 cdas de aceite de oliva
3 dientes de ajo, rallados o picaditos chiquititos
¾ taza de vinagre de vino blanco
½ taza de vinagre balsámico
1 lb de setas blancas frescas, picaditas
1 onza de setas porcini deshidratadas
1 paquetito de caldo de vegetales en gel Knorr
1 lata de tomates enteros Sclafani, triturados a mano
2 hojas de laurel
2 cditas azúcar negra
2 cditas orégano
3-4 ramitas de tomillo fresco
  1. Remoja las setas porcini deshidratadas en 1 taza de agua caliente y déjalas remojando por 20 minutos. Filtra el líquido en un colador bien finito o con el filtro de una cafetera. Si fuese necesario, una hoja de papel toalla sobre un colador funciona también. La idea es filtrar el líquido y que no tenga pedacitos sólidos.
  2. Reserva el líquido. Mídelo y añádele agua suficiente para completar 1 ½ tazas de liquido en total. Déjalo a un lado porque ya mismo lo usaremos en la receta. Toma las setas reconstituidas y pícalas chiquititas y ponlas a un lado también.
  3. En una olla grande a fuego medio-alto, añade el aceite de oliva, la zanahoria, el celery y sazona libremente con sal y pimienta. Saltéalo todo por 5 minutos y reduce el fuego. Añade el ajo y cocínalo como por 1 minuto más.
  4. Mientras en la olla grande cocinas los vegetales, en un sartén aparte doraremos un poco las setas. Así que en un sartén grande a fuego medio-alto añade un chorrito de aceite de oliva y las setas blancas picaditas. Deja que se cocinen sin moverlas mucho para que se puedan dorar. Cuando se hayan dorado bastante, añade las setas porcini reconstituidas al sartén. Échale un chorrito de vinagre de vino blanco para despegar todos los chispitos de sabor que se pegan en el sartén. Sazona con sal y pimienta.
  5. Añade las setas cocidas a la olla con los vegetales. Añade el resto de los ingredientes, incluyendo el liquido donde rehidratamos las setas porcini. Deja que hierva suavemente sin tapar como por 1 ½ horas para que la salsa se cocine y reduzca en volumen. Pruébala y ajusta la sazón de ser necesario.
  6. Remueve los tallitos de tomillo antes de servirla. Sírvela con tu pasta favorita…

??????????

 

Esta receta hace UN MONTÓN de salsa… mucho más de la que normalmente hiciera para mí sola. ¡Éramos 4 adultos y estuvimos comiendo pasta por unos cuantos días!!! Así que siéntete en la libertad de hacer sólo la mitad de esta receta. O usa una porción para comértela con pasta al hacerla y congela porciones para noches futuras.

El sabor de esta salsa es INTENSO. Es muy gratificante y llena un montón. Sin duda, esta es una de las mejores salsas de tomate que he hecho en mi vida… by far!! Creo que es por todo el umami que tienen las setas… definitivamente esta es una receta ganadora!!

Sopa de Tortilla Vegetariana

8 Jul

Cuando viajaba frecuentemente a San Antonio aprendí de una especialidad de por allá… la Sopa de Tortilla. Y muchas veces les tengo mucho cuidado cuando pruebo platos mexicanos y Tex-Mex por varias razones – porque no me fascina ni el cilantro ni las comidas picantes. Espero que eso vaya cambiando con el tiempo, pero así me sentía cuando probé una Sopa de Tortilla por primera vez.

La Sopa de Tortilla tradicional es básicamente una sopa con caldo de pollo y tomates adornada con los mismos fixings que le pondrías a un taco – queso, sour cream y aguacate. Las tortillitas fritas reemplazan lo que serían fideos en la sopa de pollo tradicional. Me encantó tanto cuando la probé, que después eso era lo que iba con antojo cada vez que viajaba a San Antonio. La última vez que visité San Antonio, ya era vegetariana así que al quedarme con los deseos de probar mi plato favorito en San Antonio decidí que era hora de hacer mi versión propia.

El otro día compré 4 aguacates – estaban verdes todavía, así que no procuré comérmelos rápidamente. Pero de repente, todos se maduraron a la vez y había que inventarse algo rápido, porque “Llora ante los ojos de Dios” si dejas que un delicioso aguacate se dañe y lo tengas que botar antes de comértelo. Mi solución – una sopa de tortilla con mucho aguacate y un guacamole.

Tomé un poco de inspiración de la receta de 101 Cookbooks que pueden leer aquí. Creo que Heidi es magnífica y me encantaría aprender de ella cómo tomar fotos tan bellas de todo lo que cocina…. Ella es una inspiración en muchos sentidos. Heidi y su libro SuperNatural fueron nominados recientemente para un James Beard Award… ¡súper big deal!!!

SOPA DE TORTILLA VEGETARIANA

2 tortillas de maíz blanco
Aceite de Oliva
Sal de Ajo
 
10 tomatitos grape o cherry, picados a la mitad
2 dientes de ajo, aplastados
1 cda de aceite de oliva
Sal y Pimienta a gusto
 
1 cda de aceite de oliva
2 cdas de sofrito
½ cebolla, picadita finita
½ pimiento morrón rojo fresco, picadito pequeñito
1 taza de caldo de vegetales
½ taza de agua
½ taza de calabaza picadita
½ taza de papitas rojas, picaditas pequeñas
Puñado de espinaca bebe fresca
10-12 tomatitos grape adicionales, picados en 4
Sal y Pimienta a gusto
2-3 rajas de aguacate picaditos en pedacitos
Sour cream, opcional
Queso Monterrey Jack rallado, opcional

Esta receta da bien para dos personas… o si eres solo/sola, con sobras para el día siguiente. Aunque hay varios pasos para preparar la sopa, ninguno de ellos son particularmente difícil de hacer y le añaden una personalidad especial a la sopa.

  1. Primero, coloca los primeros tomatitos con los dientes de ajo en un molde de hornear. Échale un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta y hornéalos a 350F por 15-20 minutos. Ponlos a un lado para que se enfríen un poquito.
  2. Toma las tortillas y úntale un poquito de aceite de oliva usando tus manos o una brochita de cocina. Pícalas en 4 y después pícalas en tiritas. Espárcelas en una bandeja de hornear y en ese mismo horno a 350F de donde sacaste los tomates hornea las tortillas por 10-12 minutos. Mantente velándolas para que no se te pasen y se te quemen. Cuando estén listas, espárcelas en un plato con papel toalla y espárceles sal de ajo por encima y déjalas a un lado hasta que terminemos la sopa.
  3. Entretanto… hacemos la sopa como tal. En una cacerola mediana a fuego medio calienta un poco de aceite de oliva, sofrito y las cebollas y pimientos que picaste. Añádele sal y pimienta a gusto. Deja que se cocinen hasta que se ablanden.
  4. Añade a la cacerola los dientes de ajo que horneaste con los tomatitos, los tomates asados y los tomates frescos. Saltéalo todo unos minutos para que los sabores se mezclen.
  5. Agrega el caldo de vegetales y el agua. Añade ahora también las papas y las calabazas. Verifica que la sal del agua esté bien… y añádele más sal si lo encuentras soso. Hierve suavemente por 20-25 minutos hasta que las papas y calabazas están blanditas. Tomará de 15-20 minutos. Si quieres añadirle espinaca, añádesela en los últimos 10 minutos de cocinarlo.
  6. Cuando sientas que las papas están hechas, apaga la estufa y deja la sopa ahí terminándose de cocinar con el calor de la olla como 10-15 minutos más. Además, nadie quiere quemarse el cielo de la boca, ¿verdad?

Sírvete un bowl de sopa… y ahora le añadimos los acompañamientos – los pedazos de aguacate, las tiritas de tortilla y una cucharada de sour cream.

Esta Sopa de Tortilla es fácil, deliciosa y reconfortante –ya sea para uno, para dos o un crowd.

Trate esta receta en su versión original la primera vez que la hice – sin las papitas, la calabaza ni la espinaca. Pero cuando la fui a comer un segundo día, quise revivirla añadiéndole algunas cositas frescas nuevas. Me encantó esta versión aun más que la original. Pero es tu opción qué le añades y qué no. Ciertamente si eres fanático del cilantro y del jalapeño, se los puedes añadir en algún punto. Mi versión no es la más tradicional… pero que importa, después que sepa divina, ¿no?