Tag Archives: berenjena

Vinimos a Bailar a la Casa del Trompo…

11 May

Es impresionante cuan atrevidos somos a veces…

Mi amiga Tania visitó Paraguay hace como 6-7 años atrás y en ese primer viaje ella aprendió de nuestros amigos paraguayos como hacer la receta de milanesas de berenjenas. Es la misma receta que yo les he enseñado a hacer aquí, usando maicena y avena para empanizar las berenjenas. Todos en el centro Yoga de Puerto Rico quedamos fascinados con estas milanesas que se las pedimos a cada rato.

Ahora… dale pa’lante a la película a Marzo 2012… aquí nos ven a Yazmín y a mi empanizando berenjenas en milanesas después de nuestro corto retiro cerca de Asunción. No estamos ayudando a nadie a hacerlas… noooooooo, nosotras decidimos hacerle las milanesas para nuestros amigos de Paraguay!!!

A la verdad que nosotras somos atrevidas… cocinándole algo a los paraguayos que posiblemente ellos saben hacer mucho mejor que nosotras, ¿verdad??? Atrevidas sin duda…

Pero en los años que llevo haciendo estas berenjenas y viendo a los paraguayos haciéndolas frente a mí he aprendido algunas cositas:

  • No es necesario usar una mandolina para picar las berenjenas. Actually, creo que quedan mejor cuando las cortas más gorditas que finitas. Luego de un accidente reciente con una mandolina mientras picaba unas berenjenas precisamente, ahora corto las berenjenas con un cuchillo y aunque no salgan tan parejitas, resultan ser más jugositas.
  • No es necesario marinarlas por mucho tiempo. Puedes usar la salsa soya o no, pero con sólo sazonarlas y marinarlas por 30 minutos estas súper bien. Y cuando las marinas por menos tiempo,  se mantienen más gorditas al final. Añádele un chorrito de aceite de ajonjolí al marinado para un twist diferente.
  • Siempre sazona súper bien la leche y la avena del empanizado. Si sazonas bien estos dos componentes, compensa por el marinado corto. Añade cantidades generosas de ajo en polvo, sal, paprika, pimienta… las alternativas son ilimitadas.

A la verdad que tengo un antojo de estas berenjenas desde que me fui de Asunción. Así que es el momento de salir al colmado a comprar berenjenas para empanizar YA.

Gracias a Tania y a nuestros amigos de Paraguay por siempre inspirarnos con tantas delicias culinarias.

Arroz Relleno de Tomate y Berenjenas

5 Mar

He tenido en la mente hacerles una receta de Pastelón de Arroz, o Arroz Relleno, por algún tiempo ya… Y de repente, el otro día, mi mamá y Mili me sorprendieron haciendo uno en el centro yoga y me dicen: “tírale fotos a esto para que lo pongas en el blog!!” Éxito total!!!

Cuando jovencita, la mamá de una buena amiga siempre hacia arroces rellenos. Ella los hacía con una capa de arroz, pollo guisado en el centro y arroz cubierto de queso encima. Estaba dándole vueltas en mi cabeza a la receta de Lolita para ver cómo se las vegetarianizaba y que fuera lo más cercano a lo que tanto me gustaba comer.

Pero Mili y mami lo hicieron mejor… Háganse una foto mental de esto – imagínense capas de arroz cocido entre capas de berenjenas y tomates sazonadas y queso derretido. Genial, no?? Genial y DELICIOSO… prepararás un molde grande, porque de esto, vas a querer tener sobras para más tarde, se los garantizo…

ARROZ RELLENO DE TOMATE Y BERENJENAS

3 tazas de arroz integral cocido
2 tomates grande, rebanados
1 berenjena grande, rebanada
1 cebolla grande, picada en trozos grandes
½ taza de salsa de tomate o salsa marinara
2 tazas de queso rallado
Aceite de Oliva Extra Virgen
Sal y Pimienta a Gusto
Sazón de Garlic and Herbs
1 cubito de caldo de vegetales

Primero, cocinamos los componentes por separado…

  1. Cocina el arroz integral como lo haces usualmente. Yo lo preparo en una olla arrocera y lo sazono con un poquito de sal, un chorrito de aceite de oliva y un cubito de caldo de vegetales. Trato de aplastar el cubito y mezclárselo bien con el agua para que este lo mas disuelto posible. Cuando el arroz este hecho… lo dejas a un lado.
  2. Mientras cocinas el arroz, sazonas las rebanas de tomate con un poquito de sal y sazón garlic and herbs. Colócalos unos al lado del otro en un moldeo bandeja de hornear que hayas engrasado previamente. Échale unos chorritos de aceite de olive por encima. Hornéalos a 400F de 20-25 minutos. La idea es que los sabores del tomate se intensifiquen. Sácalos del horno y ponlos a un lado.
  3. También sazona las rebanadas de berenjena de la misma manera que sazonaste los tomates. Coloca las rebanas en un molde o bandeja de hornear que hayas engrasado y échale otro chorrito de aceite de oliva por encima a las berenjenas. Hornéalas en el mismo horno con los tomates a 400F por el mismo tiempo. Cuando estén cocidas, sácalas del horno y deja que se enfrían.
  4. Y mientras las berenjenas y los tomates se cocinan y el arroz está terminando, saltea las cebollas en un sartén grande. Añádele un chorrito de aceite de oliva al sartén sobre fuego mediano. Añade las cebollas y sazónalas con sal y pimienta. La idea es ablandarlas un poco, cocinándolas aproximadamente 10 minutos, sin que tomen mucho color. Ponlas a un lado.
  5. Toma la salsa de tomate y sazónala con sal, pimiento y garlic and herbs. Añádele un chorrito pequeño de aceite de oliva para darle un saborcito extra. Si usas salsa marinara, no la tienes que sazonar entonces.

Ahora lo que hacemos en ensamblarlo todo como se hace con una lasaña…

  1. Usando un molde de hornear 9 x 13 que hayas engrasado previamente, coloca 1/3 parte del arroz en el fondo del molde. Aplástalo bastante.
  2. Añade un poco de la salsa de tomate sobre el arroz.
  3. Añade una capa de berenjenas y tomates usando la mitad de lo que tienes disponible.
  4. Añade algunas cebollitas sobre la capa de berenjenas y tomates.
  5. Añade una capa de queso rallado sobre las cebollas.
  6. Repite con otra capa de arroz, usando la mitad de lo que te queda. Añade salsa de tomate. Otra capa de berenjenas y tomate, otra capa de cebollas y otra capa de queso.
  7. Termínalo con la última capa del arroz. Añádele todo lo que te pueda quedar de ingredientes… no dejes nada para después. Y termínalo con una generosa capa de queso rallado.
  8. Hornéalo cubierto por 20-25 minutos a 350F para que todos los sabores se unan y el pastelón se compacte. Destápalo por los últimos 10 minutos para que el queso de encima se dore.

Así mismo como una lasaña, hay muchos pasos en la preparación de los componentes, pero ninguno es complicado. Después que este ensamblada, todo lo que falta hacer el ponerlo en el horno para que los quesos de adentro y el de encima se derritan bien. Una ensaladita por el lado es lo único que te falta pata tener la cena lista.

Sandwichitos de Berenjenas

6 Jul

Hace unos días estábamos hablando de mis sándwiches favoritos… pero no todos los sándwiches tienen que tener pan. Este es el caso de estos Sandwichitos de Berenjenas.

Yo prefiero los sándwiches de berenjena con la berenjena en el medio entre dos pedazos de pan… como estos que ven aquí, que uno tiene la berenjena frita y el otro la berenjena a la parrilla. Pero con estos sandwichitos, como los bautizó Mili en el Centro Yoga, la berenjena es el «pan» y el relleno mucho, mucho queso.

Son fáciles de hacer y una manera diferente de comer berenjenas…

SANDWICHITOS DE BERENJENAS

2 berenjenas medianas
2 tazas de salsa marinara o salsa de tomate para pizza, – yo uso esta receta aquí
1 paquete de queso de papa, rebanado finito
1 taza de queso mozzarella rallado
Aceite de oliva
Sazón Garlic and Herbs
Sal y Pimienta a gusto
  1. Pre-calienta el horno a 350F.
  2. Pica las berenjenas en rebanadas como de ½ pulgada de espesor. No las peles porque la cáscara ayudaáa a que se mantenga la forma. Si no te gusta comer la cáscara de las berenjenas, se las puedes eliminar súper fácil cuando te las estés comiendo. Sale súper fácil…
  3. Échale aceite de oliva a las berenjenas y sazónalas con garlic and herbs, sal y pimienta a gusto. Colócalas en unas bandejas de hornear y hornéalas tapadas con papel de aluminio como por 15-20 minutos hasta que se cocinen parcialmente.
  4. Luego que las berenjenas estén parcialmente cocidas… las montamos unas encima de las otras. Busca pedazos de berenjenas que sean similares. Y si no encuentras parearlas con pedazos de tamaño similar, trata de que el pedazo de abajo siempre sea más ancho que el de arriba.
  5. Toma una rebanada de berenjena y espárcele un poco de salsa marinara, no mucha. Colócale unas rebanadas de queso de papa, colócale otra rebanada de berenjena encima del queso de papa.
  6. Espárcele más salsa de tomate por encima y termina la estiba con un puñadito de queso mozzarella. Continúa así mismo hasta que todas las berenjenas están en estibitas.
  7. Colócalas nuevamente en el horno, esta vez sin tapar para que se terminen de cocinar como unos 10-15 minutos adicionales y para que el queso se les derrita bien y se dore.
  8. Es más fácil pasarlas a un plato si las dejas que se enfríen un chispito después que las sacas del horno.

Nos disfrutamos estos sandwichitos de berenjena con un arroz hecho al horno con espinacas, setas y nueces.

Gratinado de Berenjenas

5 Ago

El otro día hice una batería de berenjenas fritas y aunque me encanta comérmelas súper crujientes con un chorrito de limón por encima, a ves quiero alguito diferente.

Hace tiempo que no hacía una berenjena a la parmesana y estas berenjenas ya fritas me ahorrarían la mitad del tiempo de preparación.  Esta receta es un injerto de dos recetas diferentes…  una idea de Ina Garten la Barefoot Contessa y otra de una receta que le vi hacer a Tyler Florence hace mucho tiempo atrás.

Este es el resultado de esa combinación…

 

GRATINADO DE BERENJENA – Sirve 2 personas

Como 6-8 rebanadas de berenjenas empanadas y fritas
1/3 de taza de queso ricotta
¼ taza de espinaca, descongelada  ya y exprimida de todo líquido
½ taza de petite diced tomatoes
1 cda de vinagre balsámico
1 cda de aceite de oliva
1 cdita de Italian Seasonings
Sal y Pimienta al gusto
½ taza de queso parmesano
½ taza de quesos Italianos rallados

 

  1. Pre-calienta el horno a 350F.
  2. En un bowl mediano combina el queso ricotta con la espinaca descongelada y exprimida.  Sazona con sal y pimienta, y ponlo a un lado.
  3. En otro bowl mediano combina los tomates picaditos, vinagre, aceite de oliva, Italian Seasonings, sal y pimienta.  Onlo a un lado.
  4. En un plato llano que sea resistente al horno, coloca un poco del juguito de los tomates.  Coloca una capa de berenjenas fritas.  Viérteles unas cucharadas de los tomates picaditos sazonados y un poco de queso parmesano.  Coloca encima la mezcla de ricota con espinacas.  Coloca otra capa de berenjenas fritas. Vierte el restante de los tomates picados.  Polvorea por encima con el queso parmesano y los quesos italianos rallados.
  5. Hornéalo por 20-30 minutos hasta que los tomates se cocinen un poco y las berenjenas calienten bien de nuevo.

 

Esta es una buena combinación entre una lasaña y una parmesana de berenjenas…  los sabores son muy ricos y es muy fácil de preparar para cenar cualquier día de semana.  El crust de las berenjenas se ablanda, pero como están bien sazonadas,  se les perdona.

Disfrútalo con una ensalada verde por el lado y ya…

Milanesa de Berenjena

3 Jul

A la verdad que tengo que estar en el “mood” para comer berenjenas…  me gustan, pero tengo que estar en el mood.  Sin embargo, SIEMPRE estoy en el mood de comer berenjenas fritas. No se si es ese gen latino que me hace salivar por casi cualquier cosa frita, pero así es…

Desde que mi amiga Tania regreso de su primer viaje a Paraguay, ella y yo hemos estado enamoradas de estas berenjenas fritas.  Siempre ella me guarda unas cuantas cuando las hace en su casa.  Y cuando las prepara en el centro de yoga, eso es la único que me sirvo en el plato.

Tania aprendió esta receta de una amiga del grupo de yoga en Coronel Oviedo en Paraguay.  Y en ese lado del mundo, ellos le llaman MILANESAS a todo lo que sea empanizado.  Pregúntale a cualquier argentino, chileno, uruguayo o paraguayo para que veas.  Y lo que ellos llaman milanesas, yo les llamo desde chiquita empanadas… y lo más que empanábamos era bistec machacado.  Pero como ahora somos vegetarianas, ahora empanizamos otras cosas… y estas berenjenas son literalmente OTRA COSA!!!

 

MILANESA DE BERENJENAS

3 berenjenas pequeñas, me gusta escoger las berenjenas más livianas posibles
3 cdas de tamari o salsa soya
1 cda de vinagre de ciruela ume (ume plum vinegar) o vinagre de cidra
Como 1 cda y 1 cdita de sazón Garlic and Herbs, divididas
2 dientes de ajo, picaditos chiquitos
3 tazas de maicena
¼ taza de leche
½ cdita de sal
3 tazas de avena quick-cooking, molida en el procesador de alimentos
Aceite de Canola para freír
 
  1. Pela las berenjenas y rebánalas usando una mandolina.
  2. Coloca las rebanadas de berenjenas en un recipiente de cristal y las sazonamos con el tamari, el vinagre, el ajo picadito y 1 cda del  garlic and herbs.   Le echo el tamari de cucharada en cucharada suavecito, frotándolo contra cada berenjena,  como si lo que quisiera es solamente darle color a cada rebanada de berenjena.  Parecerá que no tienes suficiente salsa tamari, pero sí, confía.  La sal en el tamari hará que las berenjenas boten agua y se va a formar un charco en el fondo del recipiente de cristal con el tiempo de marinado.
  3. Cubre el recipiente de cristal y marina las berenjenas por 2 horas, por lo menos.
  4. Después que haya pasado el tiempo de marinado, preparamos unas estaciones para empanizar, usando 3 recipientes – dos más grandes y uno puede ser más pequeño.  En el primero grande vas a colocar la maicena.  En el segundo más pequeño, pondrás la leche y 1cdita del garlic and herbs con un poquito de sal.
  5. Y en el tercer recipiente mas grande, colocas la avena molida.  Además, coloca una bandeja cubierta de papel parchment o foil para que coloques las berenjenas después que las empanices.
  6. Usando tu mano derecha para los elementos secos y tu mano izquierda para los elementos húmedos comenzamos a empanizar… (hey, soy derecha, pero si eres zurdo/zurda, puedes invertir las manos si se te hace más fácil).  Toma una rebanada de berenjena con la mano izquierda, escúrrela y colócala en la maicena.  Con la mano derecha cúbrela de maicena todita.  Con la mano izquierda mójala en la leche sazonada, escúrrela y échala en la avena molida.  Con la mano derecha, cubre la berenjena con avena y apriétala para que la avena se le pegue bien.  Colócala en la bandeja y comenzamos de nuevo hasta que hayas empanizado todas las berenjenas.

Y ahora tienes 3 opciones:

  • Guardarlas en bolsitas plásticas para freírlas después – puedes guardarlas en la nevera como por una semana o en el congelador como por 3 meses, pero las mías en realidad nunca duran tanto.

Para guardarlas:

Coloca un pedazo de papel parchment o de cera dentro de una bolsita zipper de freezer.  Coloca rebanadas de berenjena en una sola capa, evitando que haya una sobre la otra.  Coloca otro papel sobre esa capa y continúa colocando berenjenas.  Usualmente me da para 3 capas de berenjenas en cada bolsa.  Guárdalas planas en la nevera o freezer para que no pierdan la forma.

 

  • Freírlas para comer inmediatamente – a continuación te mostrare ideas de cómo disfrutarlas ahora mismo…
  • Freírlas para usar en recetas en otro día – compartiré en una articulo más adelante mi receta de Berenjenas gratinadas con estas milanesas…

Para freírlas:

  1. En un sartén pequeño coloca como ¼ de pulgada de aceite de canola.  Llévalo a la temperatura para poder freír, que yo lo mido metiendo el cabo de una cuchara de madera en el aceite.  SI el aceite hace burbujas alrededor del cabo, el aceite está listo.
  2. Coloca unas rebanadas de berenjena en el aceite y fríelas hasta que estén doradas por ambos lados.  Estas berenjenas son tan finitas que no hay que cocinarlas mucho.  Si las fríes hasta que estén un dorado oscuro, posiblemente las berenjenas adentro se te hayan pasado.  Así que peca por el lado de dejarlas más claritas que lo que a lo mejor lo harías siempre.
  3. Saca las berenjenas del aceite y colócalas sobre un papel toalla para recoger el exceso de aceite.  Déjalas que se enfríen un poquito antes de servirlas.

Me encanta comerme estas berenjenas con una ensalada por el lado y con un limoncito por el lado.  Aprendí a comer siempre empanadas con limón que le corta un poco la grasa a lo frito.  Son súper crujientes y cremositas por dentro.  Son cosa aparte…

 

Uso mucho estas berenjenas en otros platos como en sándwiches, en pastelones y próximamente las verán en mi versión de una gratinado de berenjenas…  mmmmmm.