Tag Archives: arroz

A mí me gustan los ‘solteros’ de Costa Rica…

22 Jul

Nunca había tenido la oportunidad de visitar Costa Rica… y en lo que va del año, ya he ido 2 veces.   Recuerdo cuando fui a cumplir una de esas edades significativas, quería irme de viaje a un lugar que nunca hubiese visitado.  Pensé inmediatamente en Grecia, Turquía, o hasta regresar a Italia.  Y cuando consulté con mi gurú, él tranquilamente me dijo: “¿Por qué no te vas a Costa Rica?”

WP_20140603_002

Qué encanto tendría Costa Rica… no vendría a enterarme hasta 3 años más tarde en que, como grupo de yoga, decidimos darnos un paseíto por San José y sus alrededores.  Fue un viaje corto, de sólo una semana, pero fue intenso.  Tuvimos oportunidad de ver San José, de compartir con mi amiga Flori, iniciada en yoga que vive ahora por allá, de visitar algunos de sus volcanes, de tirarnos por cables entre la vegetación de Guanacaste y de remar por los rápidos del Río Balsa.

Costa Rica Collage 1

También nos dio oportunidad de probar algunas de las delicias típicas de la comida costarricense… entre ellos los Casados. ¿Casados?  Pregunté cuando leí eso en un menú de un cafetín a orillas de la carretera…  es uno de los platos mas típicos de Costa Rica – es un plato combinado con arroz, habichuelas, plátano maduro, ensalada, vegetales, papitas y algún tipo de carne.  Es el equivalente de una mixta puertorriqueña.    Ahhhhh, ya sé lo que voy a ordenar de almuerzo hoy…

Pero, al nuestros casados ser vegetarianos, yo los apode cariñosamente como “Solteros”, un casado sin la carne.  Y tuvimos oportunidad de comer “solteros” por todos lados.  Una de las ventajas de que Costa Rica reciba tantos turistas Estadounidenses es que, aunque es un país latino, tienen una sensibilidad para turistas que son vegetarianos.  Donde quiera vimos opciones vegetarianas y/o restaurantes vegetarianos puros.

WP_20140315_003

WP_20140317_026

 

El Rest. Vishnu es una cadena de “comida rápida” vegetariana en San Jose.  Desde que llegamos tuvimos opciones ricas para comer.  Y hasta yo, que no soy amante de las habichuelas, me gustaron sus refritos de habichuelas negras.

InstagramCapture_44523be1-0aed-487e-8066-8810bc33cc23_jpg

La pasé tan bien en Costa Rica cuando fui por primera vez en Marzo, que el fin se semana pasado me fui nuevamente a pasarme el fin de semana con mi amigo Carlos.  Carlos me invitó a que lo acompañara a disfrutar el fin de semana en las playas del Pacífico, algo que no nos dio tiempo en nuestro viaje anterior.  Lo chévere es que él me llevó a restaurantes fancy de San José, pero yo le enseñé lo que era la comida típica de Costa Rica – los Solteros!!!!  Y Carlos se puso muuuuuuuuuy contento con la noticia!!!

Costa Rica 2 Collage

 

Costa Rica 3 Collage

Verdaderamente…  Costa Rica es hermoso y la comida es riquísima.  Es un país que ha sabido sacarle provecho a los recursos naturales que tiene.  Y sabrá Dios cuántas veces más regreso a entender por qué Guruji me dijo que me convenía visitar Costa Rica.  Quién sabe qué soltero está esperándome por allá ¿no?

¿Has visitado Costa Rica?  ¿Cuál es uno de tus platos favoritos?  Comparte tus experiencias en nuestros comentarios…

Arroz con Dulce

13 Dic

Esta receta es de Cielito Rosado, con quien tuve el placer de trabajar cuando manejaba la publicidad de una conocida y popular marca de líquido de fregar. Ella es una de las cocineras más reconocidas de Puerto Rico… sus recetas con sencillas y fáciles de hacer.

El Arroz con Dulce es un postre típico de las Navidades puertorriqueñas. No se sirve ni antes del Día de Acción de Gracias ni después de las fechas de las Fiestas de San Sebastián. La clave es el balance del dulce… que no te quede ni muy dulce ni muy soso. Y la clave de todo está en el azúcar negra…

ARROZ CON DULCE

1 1/2 taza arroz integral grano corto remojado en agua
Té:
1 1/2 taza agua
20 clavitos de especias
2 rajas canela
1 pedazo de jengibre fresco
3 latas leche de coco
1 1/2 taza azúcar negra
1 taza coco rallado
6 cdas. pasas
2 cdas. mantequilla
canela en polvo para decorar
  1. En una cacerolita echa el agua con los clavitos de especias, canela en raja, jengibre y cocina por 5 a 8 minutos. Luego cuela y elimina las especias.
  2. Escurre el arroz y echa en una cacerola, añade el té, la leche y cocina hasta que se reduzca el líquido y el arroz esté cocido.
  3. Añade el azúcar, coco, pasas, mantequilla y cocina por 15 minutos.
  4. Echa en un plato de servir o en envases individuales y decora con canela en polvo.

Risotto de Gouda Ahumado y Espinacas

23 Ene

Me encanta esta receta…  para mí, es lo que el cuerpo me pide cuando necesito «acurrucarme» con algo delicioso, pero simple a la vez.

Ustedes ya saben que yo hago risotto de cajita… pero casi nunca me lo como así mismo como viene de la caja.  Casi siempre le echo diversos embelecos para hacerlo diferente y más nutritivo e interesante a la vez.  Yo empecé a hacer esta receta hace un montoooooooooón de tiempo. Y actually, la hacía con otro risotto de bolsita – el Creamy Garlic and Parmesan Risotto de Lipton, pero desgraciadamente, lo descontinuaron.  Gracias a mis amigos de Target, puedo seguir disfrutando de este manjar…

Aprendí esta combinación de sabores de una receta de la revista Cooking Light… pero cuando vi la receta original me dije a mí misma que yo no iba a ser la que se pararía frente a la estufa por media hora dándole vueltas a un risotto.  Me encanta como sabe este arrocito… y cuando le he hecho para compañía, nadie ni se imagina que sea de cajita. Los sabores saben a que es receta de un restaurante.

Eso sí, tengo que advertirles, que esta receta puede ser adictiva… y con la cantidad de quesos que tiene, se te puede ir a las caderas rapidito.  Así que úsala para celebrar cualquier ocasión especial y veras lo rica y sencilla que es.

 smoked-gouda-risotto-2

RISOTTO DE GOUDA AHUMADO Y ESPINACAS

1 cajita de risotto de 4 quesos de Archer Farms
1 ¼ taza de espinaca, descongelada y exprimida un poco
8-10 setas, bien limpiecitas y rebanadas
½ rueda de queso gouda ahumado
3 oz de queso crema
½ taza de queso Fontina, rallado
½ taza de queso Pecorino Romano, rallado
¼ taza de sun-dried tomatoes, opcional, pero altamente recomendado

 

  1. En una olla grande, pon a hervir 2 ½ tazas de agua… básicamente estamos preparando el risotto según nos dice el empaque.  Cuando el agua hierva, añades los paquetitos de arroz y de las sazones.  Aunque parezca que la olla es muy grande, no te preocupes que ya mismo se va a llenar…
  2.  Mientras se cocina el arroz, te da  tiempo a picar las setas, los sun-dried tomatoes y a rallar los quesos.  Casi siempre pico la espinaca aún más con unas tijeras de cocina para asegurarme que al comer no hay hilachas largas de espinaca.
  3. Cuando el arroz esté medio hecho, añade las espinacas a la olla.  Muévelo bien para que mezcle bien.  Tápalo un poquito para que el arroz vuelva a hervir rápidamente.  Cuando esté borboteando nuevamente, añade los quesos uno a uno.  Siempre uso este orden – el queso crema, el gouda, el Fontina y el Pecorino.  Mézclalo todo bien para que los quesos se derritan rápidamente.
  4. Cuando el queso esté derretido, añade las setas y los sun-dried tomatoes.  Mézclalo todo bien para que las setas se cocinen un poco.  Tápalo un ratito para que el mismo caliente de la olla ayude a las setas cocinarse.
  5. Cuando sientas que el arroz está hecho, apaga la estufa.  Déjalo tapado por unos 10-15 minutos.

 

 Ahora que estás esperando, te da tiempo a preparar una ensaladita y unos platanitos maduros… que para mí, son el acompañante perfecto de este risotto.  Es importante esperar esos minutos para que la salsa se espese y que se enfríe un poco.  Si te lo comes demasiado caliente, no puedes saborear los quesos para nada…

Esta receta recalienta de maravilla.  Sólo caliéntalo en una cacerolita con un poquito de heavy cream, half and half o hasta leche.  En unos minutitos la salsita se vuelve super cremosita – igualito que la noche anterior.

Risotto de Calabaza

21 Nov

El Día de Acción de Gracias es mi día de fiesta favorito.  Es muy especial porque marca el comienzo oficial de la época navideña y también porque hace unos cuantos añitos, yo nací un día de Thanksgiving.

Para mí los rituales del Día de Acción de Gracias son inigualables – el compartir en familia, la cocina, el querer complacer a tus seres queridos, y el dar gracias por todas las bendiciones que recibimos cada día.  El dar gracias sin esperar nada a cambio es uno de los principios del YOGA y posiblemente, esa conexión que tengo con el Día de Acción de Gracias y lo mucho que me encanta puede ser una señal de que maybe yo ya practicaba esto del Yoga desde antes…

Siempre le doy Gracias al Ser Supremo por todas las bendiciones que me da – por la vida, mi familia, mi salud, el poder ver, hablar, caminar, comunicarme, por tener un techo sobre mi cabeza, por los que quiero y los que me quieren de vuelta.  Pero también agradezco todo aquello que no tengo… tu sabes, aquellas cosas que creemos que queremos y necesitamos, pero que el mero hecho de no tenerlas es la verdadera bendición.  Siempre agradezco a Dios por mantenerme esas cosas que en realidad no me convienen alejadas de mi vida.  Porque tengo que aprender a apreciar que la vida es perfecta tal y como es y que solo necesitamos el presente para vivirla a plenitud.  Que nuestro presente es lo único que es necesario para seguir creciendo y evolucionando nuestra vida espiritual en esta existencia terrenal.

Desde que me convertí en vegetariana, el almuerzo de Acción de Gracias se ha convertido en un reto para mí, en el sentido que estaba (y posiblemente todavía lo esté) apegada al menú tradicional omnívoro de Acción de Gracias – sus colores y sus sabores.  Pero me doy a la tarea de encontrar o desarrollar recetas que satisfagan el paladar y los demás sentidos para no extrañar aquello que por tantos anos comí y disfrute, pero que ahora sé que no es lo mejor para mí.

Este año le tocó el turno a un Risotto de Calabaza.  Súper sencillo de hacer y súper delicioso, además de fácil de hacer en la cocina de mi abuela.  Este año dije que no cargo con muchos motetes ni con platos calientes de comida.  Hice el otro día una prueba de este plato, y estos fueron los resultados…

 

 pumpkin-risotto

 

RISOTTO DE CALABAZA

1 caja de 4 cheese risotto de Archer Farms – las consigues en Target
1 taza de calabaza, pelada y picada en trocitos de 1 pulgada
½ cda de aceite de oliva
Sal y Pimienta a gusto
2 onzas de queso Fontina, picada en cuadritos pequeños
1 onza de queso Blue cheese, yo uso Danish blue, rayado o en trocitos
¼ taza de queso Pecorino Romano, rayado
¼ taza de semillitas de calabazas (pepitas)

 

  1. Primero, tenemos que hornear la calabaza.  Coloca los trozos de calabaza en una bandeja de hornear, échale el aceite de oliva, sal y pimienta.  Mézclalo bien todo y hornea a 350 F por 20-30 minutos.  Yo hago esto en mi hornito tostadora.
  2. Cuando la calabaza este por hacerse… comienza a preparar el risotto de acuerdo a las dirección en el empaque.  Pongo a hervir 2 ½ tazas a hervir.  Cuando el agua hierva, mézclale el arroz y el paquetito de sabores y déjalo descubierto.
  3. Después que la calabaza esté hecha, coloca las semillas de calabaza en otra bandejita, coloca las semillitas de calabaza para tostarse, como 10-12 minutos.  Mantenle el ojo encima para que no se te quemen.  Cambiaran de color de verdecito a marroncito.
  4. Cuando el arroz este a medio hacerse, añádele los pedazos de calabaza ya cocida, el queso fontina, y el queso blue cheese.  Mézclalo todo bien para que el queso se derrita rápidamente.  Si la calabaza se mantiene en pedazos grandes, aplástalos un poco contra el lado de la cacerola.  La idea es que se partan un poco y que se mezcle con la salsita del arroz y se torne color chinita.
  5. Cuando el arroz est hecho, que toma de unos 17 a 20 minutos en total, apágale el fuego, agrégale el queso Pecorino Romano y tápalo por unos 15 a 20 minutos.  Las salsita se espesara durante este tiempo.  Además, el arroz está muy caliente ahora mismo, así que es bueno esperar para que puedas sentir los sabores den tu boca.  

Sirve este risotto con las semillitas de calabaza tostadas por encima.  Le dan un crujiente nice.

Me disfrute este risotto con mis plátanos maduros asados y una ensalada verde.

Es súper fácil de prepara y muy rico.  Perfecto si estas cocinando para pocas personas, pero también súper fácil de duplicar si la cantidad de personas es mayor.  Espero que lo disfruten tanto como yo.  Yo espero que mi mama y abuela lo disfruten también.

Y Gracias… gracias por siempre visitarme aquí en KarmaFree Cooking en Español.  Siempre te incluyo como parte de mis bendiciones…

Pimientos Rellenos

3 Dic

Este se ha convertido en uno de mis platos principales…  Vi una receta de pimientos rellenos en un libro de cocina vegetariano y como nunca sigo ninguna receta al pie de la letra, con el tiempo la receta fue evolucionando a mi propia versión.  Mi hermana, quien no es vegetariana, me llamó una vez desde Indiana a preguntarme cómo re-crear esta receta… así de mucho la impresionó cuando se la hice cuando la visité recientemente.

Esta receta funciona súper bien con cualquier color de pimiento – verdes, rojos, amarillos, chinita.  Con cualquiera sabe súper bien.  Compra los que estén a mejor precio en el supermercado.  Yo pico los pimientos a la mitad para que cada pimiento sea dos porciones.  Aunque me imagino que las porciones serán de acuerdo al hambre que tengas tú y tus invitados.

Esta receta me gusta hacerla cuando tengo arroz extra que me sobró del día anterior.  Es difícil para mí darles unas medidas específicas para esta receta, porque cada vez que la hago uso los chispitos que me hayan sobrado de otras recetas… y las últimas veces que la he hecho la hice para como 30 personas – así que las más recientes medidas que tengo en la cabeza no aplican para hacer la receta en casa.  Les pido disculpas adelantadas… estos son mis mejores estimados  para que les salga tan rico como siempre me queda a mí.

 p1010769.jpg

PIMIENTOS RELLENOS

3 pimientos morrones, bien lavados y picados a la mitad de arriba hacia abajo
1 cebolla, picadita
2 dientes de ajo, picaditos chiquito
2 zanahorias pequeñas, ralladas
2 tomates, picados o una botella de 8oz de tomates picados (Viter tiene unos que vienen en botella de cristal)
1 taza de arroz integral ya cocido
1/3 taza de almendras, picaditas (slivered)
4 oz de queso crema
2 oz de queso de cabra
2 cdas de cebollines, picaditos
¼ taza de perejil fresco, picadito
¾ taza de queso pre-rallado – queso de papa o la mezcla de quesos italianos
Sal y Pimienta a gusto

 

  1. Lava bien los pimientos y pícalos de arriba hacia abajo a la mitad.  Así, cada mitad tendrá un pedacito del tallo.  Creo que se ve bonito para propósitos de presentación.  Sácale todas las semillas y las venitas de adentro de cada mitad de pimiento.
  2. Pre-calienta el horno a 350F.
  3. En un sartén grande a fuego medio calentamos un poco de aceite de oliva y salteamos las cebollas por unos minutos.  Añádele el ajo y las zanahorias.  Saltéalo todo hasta que las zanahorias ablanden bastante.  Añade sal y pimienta a gusto.
  4. Añádele a la mezcla los tomates, si los añades frescos, saltéalos un ratito para que los tomates boten el juguito que tienen.  Esto le añadirá humedad al relleno.
  5. Añade el arroz cocido. Muévelo todo bien y retíralo del fuego.
  6. Añade las almendras, el queso crema y el queso de cabra.  Añade los cebollines y el perejil.  Mézclalo todo bien.
  7. Rellena las mitades de pimiento con la mezcla de arroz y vegetales.  Ponle por encima un poco del queso rallado.
  8. Colócalos en un molde para hornear y hornéalos por 30-45 minutos hasta que veas que los pimientos están cocidos y el queso de arriba este dorado.
  9. Sácalos del horno y deja que los jugos dentro de los pimientos se tranquilicen un poco de 10-15 minutos.

 

Si deseas hacer esta receta sin los quesos, funciona bien también.  Puedes también sustituir los quesos regulares usando quesos de soya o quesos de arroz para sustituir el queso crema y el queso rallado de encima.  Así puedes hacer la receta sin sentirte que estas cohibiéndote de algo.

Definitivamente puedes mezclar el arroz con tu combinación de vegetales favorita.  Así mismo como esta receta usa arroz extra que te haya sobrado, puedes usar cualquier vegetal o quesos que tengas ya en la nevera.  Una vez hice esta receta con un poco de dip de vegetales que me sobró de una fiesta que habíamos tenido.

Este es solamente el punto de partida.  ¿Qué otra versión se te ocurre a ti?  Déjame saber y al compartimos con los demás lectores de KarmaFree Cooking en español, ¿no?