Aderezo de Tomate y Albahaca

2 May

Cuando cocina para mí sola… me pongo vaga. Lo admito. Así que cuando cocino para mí solamente en casa, mis ensaladas las aliño con algún aderezo orgánico que haya comprado en el health food o simplemente les echo un chorrito de aceite de oliva y un chorrito de limón por encima y ya.

Pero cuando cocino para el grupo del Yoga, tengo que preparar aderezos para ensaladas casi cada vez que cocinamos. Las ensaladas son muy importantes para este crowd. Y la mayoría de las veces hacemos aderezos improvisados que les llamo Left-Over Dressings. Pero de vez en cuando la mezcla improvisada sale tan y tan rica que tengo que apuntar los ingredientes y hacerla una y otra vez de lo buena que me queda… y ese fue el caso de este Aderezo de Tomate y Albahaca.

Me inventé este aderezo cuando estábamos de viaje en Asunción, Paraguay. Algunos de nosotros estábamos encargados de cocinarle al grupo entero, justo durante la preparación para nuestro retiro. Necesitábamos un aderezo que fuera lo suficientemente sustancioso para aliñar las lechugas, germinados y vegetales al vapor que serviríamos esa noche. Cuando la gente está ayunando en preparación para un retiro como que el hambre se le vuelve más voraz que lo normal…

El resultado fue tan delicioso que apunte la receta y la he preparado ya varias veces desde entonces. Y cada vez que la hago, recibo muchos cumplidos y halagos. Así que la quise compartir con ustedes y espero que les guste tanto como al crowd del yoga…

ADEREZO DE TOMATE Y ALBAHACA

4 tomates, picados
1 pepinillo pequeño, picado en trozos
1 cebolla lila pequeña, picada en trozos
1 pimiento verde pequeño, picado en trozos
½ zanahoria, pelada y picada en trozos
2 dientes de ajo, machacados
½ mazo de albahaca fresca, lavada bien y picada en trozos incluyendo los tallos
1 cda de sal
1 cda colmada de Sazones Garlic and Herbs
Pimienta Negra acabada de moler a gusto
El jugo de 2-3 limas verdes jugosas
1 taza de aceite de oliva
Un chorrito pequeño de miel o néctar de agave
  1. En una licuadora añade todos los ingredientes sólidos. Me gusta echar los tomates primero porque son más líquidos y proveerán el ambiente adecuado para que el resto de los ingredientes muelan bien. También añado la sal, pimienta, las sazones y el jugo de los limones.
  2. Muele bien en la licuadora hasta crear un puré licuado. Deja que la licuadora trabaje un rato en la velocidad más alta para asegurarte que está todo bien molido.
  3. Mientras la licuadora esté andando, vierte el aceite de oliva a través de la abertura en la tapa de la licuadora. Esto permitirá que el aceite de oliva se emulsione y se mezcle con el resto de los ingredientes y que no se separe cuando esté en reposo en la mesa o la nevera. Después de incorporar el aceite de oliva, agrega también la miel.

Esta receta te dará como para 2 potes de cristal grandes… (yo reciclo/re uso mucho los potes de cristal de esta manera), suficiente para un crowd hambriento como el nuestro. Ciertamente puedes hacer menos cantidad o puedes simplemente guardarlo en la nevera para una semana completa de deliciosas ensaladas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: