Las Vegas Vegetariano – El Buffet del Wynn

13 May

Ir a Las Vegas y no vivir la experiencia de un verdadero Buffet es simplemente ¡inconcebible!

Cuando era chiquita, Las Vegas era notorio por los shows “topless” fantabulosos y los bufets. Y aunque hoy día Las Vegas se ha convertido en la meca de los chefs famosos – Bobby Flay con su Mesa Grill, Mario Batali con Otto, B&B y unos cuantos más, Wolfgang Puck, Todd English, Michael Mina, Tom Colicchio, Charlie Palmer, José Andres, Hubert Keller y Thomas Keller (no son familia…) – donde todos éstos tienen uno o varios restaurantes donde exponen sus deliciosas creaciones, tenemos que darle tiempo justo al tradicional y tan popular Bufet de Las Vegas.

Tuvimos tiempo de hacer un poquito de investigación de mercado… ya que teníamos un viaje pendiente para el Gran Cañón del Colorado y las reglas del tour decían que no nos podían honrar ningún reembolso si era por razones de envenenamiento por haber comido en un Bufet. No sé si eso habla bien o mal de los bufets de Las Vegas o de los hábitos incontrolables alimenticios del norteamericano promedio… pero bueno, creo que puede ser un buen tema de discusión aparte.

El punto es que recibimos muchas recomendaciones de bufets, pero en gran parte estaban basadas en la cantidad de carne o camarones que podíamos comer. Y aunque Las Vegas provee a los vegetarianos opciones para no quedarnos con hambre, todavía no vi que hayan adoptado abiertamente el concepto del restaurante o bufet 100% vegetariano.

Queríamos ir a un BUFET ESPECIAL, donde la comida fuera más fancy que cualquier restaurante de auto-servicio/tipo cafetería. Así que fuimos a uno de los hoteles más especiales que hay en Las Vegas – El Hotel Wynn. Nos encantaron los hoteles Wynn y el Encore. Tan chic y modernos, todo decorado súper lindo y fantasioso a la misma vez. Si la decoración y el ambiente del hotel son tan chéveres, la comida del bufet debe serlo también, ¿no?

 Miren la decoración del sitio… De ensueño. Parecía como si estuviéramos en el País de las Maravillas y que en cualquier momento Alicia se aparecería preguntándonos cómo llegar a una fiesta de té… Yo me sentía que estaba en un lugar muy especial. Me sentía hasta mal vestida para la ocasión y que estaría mucho más apropiada con un sombrero de esos que se ponen para las bodas reales o el Kentucky Derby.

Las opciones del bufet eran MUCHAS… y me van a tener que perdonar la presentación aquí. No soy muy buena presentando la comida en los platos, y los bufets no están hechos con la presentación en el plato en mente. Es más orientado a cuánto puedes acomodar de todo lo que te gusta para minimizar las idas y vueltas desde el bufet hasta tu mesa. Esto fue lo que comimos:

Comenzamos con una ENSALADA… Necesito comer ensalada primero porque me hace sentir que no importa lo que coma después, por lo menos comí algo crudo y fresco. Y habían muchas para escoger. Tú hacías tu propia combinación y escogías tu aderezo. Creo que yo escogí un “creamy parmesan”. En este mismo plato ves que me serví un Risotto de Butternut Squash y pasas, Triángulos de polenta y quinoa con una salsa de tomate picantita, que fue uno de los favoritos de mami, y unas papitas con especias. Mis favoritos fueron el risotto y los triangulitos…

La próxima parada tenía un espíritu más internacional… En el vasito hay una Ensalada Waldorf con uvas, peras y queso blue cheese. EX – QUI – SI – TA. Y lo mejor de todo… comí DOS ENSALADAS, súper saludable de mi parte, ¿no? Además, ahí ven un naan, hummus y una raita de pepinillos y yogurt. El panecillo integral está ahí para balancear que el naan no era integral. Y modestia aparte, pero creo que mi receta de hummus es mucho, mucho mejor que lo que comí allí.

Siguiendo con los sabores internacionales… ahora de Japón y México, vemos los Vegetable Sushi rolls, unas selecciones de “ceviche” vegetarianos y tortillas de maíz con salsas rojas y verdes. Me fui con la salsa roja que era más suavecita que la otra y la raita estaba deliciosa con las tortillas. Quién diría que los sabores de México y la India irían tan bien… También probé unos Spring Rolls de Vegetales con una salsita picante pero la foto no salió para nada…

Los “ceviches” no me los esperaba – me di cuenta de ellos como en mi 3er viaje al buffet porque nunca hubiese pensado que habrían opciones vegetarianas. Uno es de jícama, palmitos y setas shitake. El otro era como una ensalada de habichuelas. No creo que les tenga que decir cual me gusto más, ¿verdad? Pero los sabores estaban de los más interesantes como para experimentar algo en casa próximamente.

Los postres – ¡mi madre! Lo más difícil es conseguir postres vegetarianos, que no usen huevos o gelatinas… pero uno se las inventa. Comimos las fresas del relleno de las crepas con crema batida y el relleno de un cobbler de manzana. También comimos sorbetes de coco y de fresa. Y sorry, pero no me pude resistir y me tuve que ordenar una crepa… el muchacho me tentó tanto que no pude evitarlo.

Lo bueno de Las Vegas es que se camina tanto y tanto que después de la hartera que nos dimos pudimos caminar bastante para bajar esa llenura y no caer en una coma digestiva. Mis amigos vegetarianos, si van a Las Vegas y necesitan saber que bufet tiene buenas opciones vegetarianas, vayan al bufet del Hotel Wynn. Les va a encantar…

A ver, ¿quién se atreverá decir que tiene hambre a la noche!?!?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: