Pastelillos de Setas y Queso de Cabra

18 Ene

Tengo una pequeña “obsesión” con la masa de hojaldre…  Lo admito.  Es súper versátil y fácil de usar, especialmente cuando estás cocinando para visita.  Sólo añade tu relleno favorito y tienes un plato súper nice en un momentito…

Esta vez decidí unir los ingredientes de mi aperitivo favorito de las Navidades y convertirlo en un plato principal…  setas balsámicas y queso de cabra.  Envuélvelo todo en una hoja de masa de hojaldre, añade una ensalada verde deliciosa y tienes una comida completa para una velada con las chicas…  Así fue que lo hice.

 

PASTELILLO DE SETAS Y QUESO DE CABRA

1 hoja de masa de hojaldre, descongelada desde la noche antes en la nevera
½ receta de estas Setas Balsámicas
1 paquete de 4 onzas de queso de cabra
2 cdas de mantequilla, derretida
Un poquito de harina integral o de maicena para pasarle el rodillo a la masa de hojaldre

 

  1. Les seré completamente honesta, yo no mido mucho cuando cocino.  Así que no se cuán grande es que deseo que la hoja de hojaldre sea… sólo sé que debe ser tan grande como para picarla en 4 cuadrados lo más iguales posibles para hacer los pastelillos.  Cada pastelillo es suficiente para una persona, no muy comelona.
  2.  Así que antes de empezar a pasarle el rodillo a la masa, polvorea la superficie y el rodillo con harina para que nada se pegue innecesariamente.  Corta la masa estirada en 4 cuadrados lo mas parejos posibles, pero no tienen que ser perfectos.
  3. Coloca uno de tus cuadrados, con una esquina de frente a ti.  Coloca como 1 onza de queso de cabra y como ¼ parte de las setas en la mitad del cuadrado más cercana a ti, dejando un bordecito como de ¼” alrededor de las orillas.  Ahora cubre el relleno con la mitad del cuadrado que no tiene y junta las orillas presionando con un tenedor y asegurándote que sellan bien.  Repite el mismo proceso con los 3 cuadrados de hojaldre que te restan.
  4. Colócalos planos en una hoja de hornear cubierta de parchment paper y colócalos en la nevera un ratito en lo que precalientas el horno a 350F.  Lo hago porque como en PR es tan caliente, casi siempre el último pastelillo no me sale igual que el primero porque la masa comienza a ablandarse demasiado.  Así me aseguro que el producto final queda perfecto.
  5. Con una brochita, úntale un poco de la mantequilla derretida por encima para que doren bonitos.  Hornéalos de 20 a 25 minutos, hasta que los pastelillos se vean crecidos y doraditos por encima.  El olor te dirá cuando estén hechos.

 

Disfrútalos con una ensalada verde por el lado para un almuerzo o cena liviana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: