No confíes en las parchas bonitas…

5 Dic

Cuando vas a la plaza del mercado o al supermercado, usualmente buscas frutas y vegetales que se vean lo más bonitos posibles… de show.  Pero este principio no funciona con las parchas o maracuyá, como se le conoce también en otras regiones de Latinoamérica.

Lo que sucede es que si la parcha o maracuyá tiene la piel lisita y bonita, lo más probable es que no está completamente madura todavía.  Y no es hasta que se ve fea, arrugada y con manchas oscuras que la fruta no está en su punto.  Algo muy similar ocurre con los plátanos maduros…

Photo by omheart on Flickr

Las parchas de Puerto Rico son amarillas… diferentes a las que veo mucho en los medios y en los empaques de jugo de parcha que vienen de los Estados Unidos.  Como la mayoría de las frutas, las parchas tienden a ser dulces, pero con un toque agrio.  Si te toca una parcha agria, es muy fácil endulzarla con un poquito de azúcar negra o de miel.  La pulpa adentro tiene entrelazada un montón de semillitas negras que te las puedes comer junto con la pulpa… no es necesario que las cueles o se las saques antes de comerla.

Sólo toma tu parchita feíta y arrugadita y córtala a la mitad para exponer la pulpa.  Te la puedes comer así mismo de la cáscara de la fruta o puedes sacarla y usarla en jugos o postres.  A mí personalmente me gusta para hacer Yogurt de Parcha natural.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: